5 beneficios del gel de aloe vera para cuidar tu piel

El gel de aloe vera ofrece grandes beneficios para cuidar la piel y mejorar algunos problemas como la sequedad o el acné, y prevenir el envejecimiento

De las hojas carnosas de la planta de aloe vera se extrae el gel de aloe vera, viscoso con grandes propiedades medicinales.

Se puede usar a nivel tópico para tratar problemas cutáneos y también consumirlo junto con un jugo o batido de aloe vera para curar trastornos digestivos.

En este artículo compartimos 5 beneficios del gel de aloe vera para cuidar la piel y mejorar problemas como la sequedad, el acné, las irritaciones o las quemaduras.

El gel de aloe vera es un remedio sencillo y natural que todos deberíamos tener en nuestros hogares.

El gel de aloe vera

aloe-vera

El aloe vera o sábila es una planta perenne habitual en lugares de clima cálido. Se usa desde hace miles de años gracias a sus propiedades medicinales y su facilidad para cultivarlo en casa.

Esta planta es muy beneficiosa gracias a su alto contenido en enzimas, antioxidantes, aminoácidos, mucílagos y muchos otros componentes.

  • El gel de aloe vera tiene la ventaja de que lo podemos extraer de manera sencilla de la penca para aplicarlo puro sobre la piel.
  • Si no disponemos de la planta, podemos comprar el gel en farmacias y herbolarios. No obstante, recomendamos elegir un producto que esté elaborado, casi en sus totalidad, con el gel de aloe vera.

Lee también: 6 formas de usar el aloe vera y mejorar tu salud

Beneficios del gel de aloe vera para la piel

1. Limpia y combate el acné

gel de aloe vera para el acné

El gel de aloe vera es un excelente limpiador para la piel. Gracias a su contenido en enzimas, al aplicarlo realizamos una exfoliación muy suave de la piel. De este modo, eliminamos las células muertas sin resecarla.

A la función limpiadora debemos sumarle las propiedades antisépticas, antimicrobianas y antifúngicas del aloe vera. De este modo, podemos prevenir infecciones de la piel y combatir trastornos como el acné.

2. Hidrata sin engrasar

Este gel es una loción hidratante muy adecuada para todo tipo de pieles. Si tenemos la dermis muy seca, podemos mezclarlo con algún aceite vegetal. En cambio, las pieles mixtas o grasas encontrarán en el aloe el hidratante perfecto para evitar un exceso de sebo.

Gracias a este poder hidratante que debe a su contenido en mucopolisacáridos, el aloe es también un buen lubricante natural. Podemos usar el gel puro en nuestra zona íntima e incluso durante las relaciones sexuales.

3. Calma

Si necesitamos una solución natural, rápida y efectiva para calmar la piel, el aloe vera puede ser uno de los mejores remedios. Gracias a su contenido en fitosteroles y emolina, también destaca por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Por este motivo todos deberíamos tener la planta a nuestro alcance o bien el gel en el botiquín. Podemos aplicar el gel para aliviar quemaduras o picaduras, o bien a modo de loción después de la depilación y el afeitado. Además de calmar la irritación, también favorece la regeneración de la piel y nos da una agradable sensación de frescor.

Lee también 5 picaduras de insecto más comunes y cómo tratarlas

4. Cicatriza y regenera

Gel de Aloe vera en quemaduras

El aloe vera es un excelente remedio para acelerar y mejorar la cicatrización. De hecho, muchos tratamientos incluyen este gel combinado con el aceite de rosa mosqueta. La combinación de ambos ingredientes es ideal para una perfecta curación sin marcas.

Las hormonas vegetales que contiene el aloe vera son las que estimulan el crecimiento de las células de la piel. No obstante, para facilitar su efecto deberemos ser constantes.

  • Aplicaremos el aloe vera lo antes posible, varias veces a lo largo del día, hasta que se cure por completo.

5. Rejuvenece

Esta planta medicinal cumple, por lo tanto, todos los requisitos para contribuir a mantener la juventud de la piel:

  • Mantiene la hidratación: La piel con arrugas siempre está relacionada con una falta de hidratación. En cambio, una piel nutrida es mucho más flexible y se retrasa así la aparición de las líneas de expresión.
  • Facilita la regeneración: La constante regeneración de las células cutáneas nos ayuda a prevenir el envejecimiento.
  • Contiene muchos antioxidantes: Estos combaten el daño que le causan los radicales libres.

Conviene destacar que su aplicación no debe limitarse al cutis. La piel de nuestro cuerpo también se beneficiará de la combinación del aloe vera con algún aceite vegetal (coco, almendra, jojoba, etc.).

Con su uso continuado podremos prevenir problemas como la sequedad, las estrías o los eczemas. Además, después de masajearnos la piel, el gel facilitará su absorción y la piel quedará hidratada pero no grasa.