Beneficios de la carne de pato en tu dieta

07 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
Si todavía no consumes carne de pato, sigue leyendo. Te presentamos los beneficios de este alimento para el organismo y sus diferencias respecto a otras carnes blancas disponibles en el mercado.

El consumo de carne es fundamental en la alimentación. Estos productos contienen nutrientes esenciales para el funcionamiento del organismo. En este artículo, en especial, analizaremos los beneficios de la carne de pato, que garantiza la salud muscular y aporta aminoácidos necesarios para llevar a cabo las reacciones fisiológicas del organismo.

Podemos encontrar carne de distintos tipos en el mercado. Se aconseja un mayor predominio de la ingesta de la carne blanca frente a la roja, ya que posee un menor porcentaje de grasa y de sustancias que perjudiciales si se consumen en exceso. La de pato se engloba dentro de la blanca, por lo tanto, se recomienda su aparición regular en la dieta.

Beneficios de la carne de pato

La carne de pato ofrece una serie de beneficios para la salud que debemos tener en cuenta. Al igual que el resto de los alimentos de origen animal, contiene proteínas de alto valor biológico. Además, su componente graso es escaso, mientras que abunda en micronutrientes de diferentes tipos, como por ejemplo el potasio.

Carne de pato frita.
Los beneficios de la carne de pato para la salud abarcan desde lo cardiovascular hasta lo hepático.

Garantiza la salud muscular

Gracias a su aporte proteico, la carne de pato es indicada para mejorar la salud muscular. Contiene en su haber todos los aminoácidos esenciales, por lo que asegura la reparación de los tejidos dañados.

En concreto, uno de ellos, la leucina, ha demostrado ser beneficiosa a la hora de generar masa muscular. El aporte de este nutriente provoca hipertrofia en el tejido magro, o sea que se incrementa el volumen del mismo a partir del metabolismo que estimula.

Para saber más: Frutas, verduras y hortalizas que contienen proteínas

Mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular

En contra de lo que se afirmaba años atrás, los lípidos no son dañinos para el corazón siempre. Más bien, es correcto hacer una diferenciación entre todos ellos. La carne de pato aporta ácidos grasos saturados que son beneficiosos para la salud, así como otros de carácter monoinsaturado, de alta calidad.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Advances in Nutrition, la ingesta de grasa se considera segura para la salud cardiovascular cuando se hace según los parámetros de calidad y cantidad. Consigue reducir el riesgo de accidentes como los infartos y el ictus, gracias a que enlentece la obstrucción arterial.

También te puede interesar: Lípidos: qué son, tipos y funciones

Ayuda a controlar la presión arterial

En línea con lo citado, la carne de pato ayuda a controlar la presión sanguínea gracias a su aporte de potasio. Este mineral es capaz de contrarrestar el efecto del sodio, reduciendo así los valores tensionales y la incidencia de problemas asociados con los vasos.

Existen varios metaanálisis que confirman los efectos del potasio sobre la regulación de la hipertensión, siendo este un tratamiento eficaz para individuos que presentan dicha patología. Si a esto se suma la reducción en la ingesta de sodio, a través de la disminución del aporte de la sal de mesa, entonces mejora la calidad de vida.

Previene problemas hepáticos

Uno de los nutrientes encargados de asegurar el correcto funcionamiento del hígado es la vitamina A. Esta sustancia actúa como antioxidante, reduciendo la prevalencia de las patologías complejas. Así lo afirma un estudio publicado en Nutrition and Health, donde se corroboran ciertas asociaciones entre el déficit de vitamina A y el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

A pesar de que el nutriente está presente en alimentos de origen vegetal, la carne de pato es un buen reservorio del mismo. De este modo, si se combina con frutas y verduras, el aporte se encuentra asegurado.

Diferencias de la carne de pato con las de pollo y pavo

Tal y como hemos afirmado, el consumo de carne de pato presenta beneficios para la salud. Sin embargo, este alimento se puede comparar a menudo con la carne de pollo y la de pavo, ya que su contenido nutricional es bastante similar. Las diferencias radican en la proporción de lípidos, que en el caso del pato son ligeramente superiores.

Por otra parte, la carne de pato destaca por poseer un mayor contenido en vitamina A, sustancia en la que son deficitarias tanto la carne de pollo como la de pavo. Otra de las diferencias son sus cualidades organolépticas, ya que el gusto es menos seco.

Pechuga de pato.
El pato es diferente a otras carnes blancas, por lo que conviene indagar sobre recetas para incluirlo en nuestra dieta.

Introduce carne de pato en la dieta habitual

No dudes en introducir carne de pato en la dieta. Este alimento te aportará proteínas y nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento de los músculos y del sistema cardiovascular. Además, resulta poco calórica, por lo que puede ser incluida en el contexto de un plan de descenso de peso.

Por otra parte, presenta en su composición micronutrientes importantes para la salud humana, como son la vitamina A, el hierro e incluso la vitamina D. Esta última es deficitaria en grandes grupos poblacionales, por lo que todo esfuerzo por incrementar sus niveles es válido. La carne de pato puede ayudar en esta tarea.

Ten en cuenta que necesita unos métodos de cocción diferentes a las de pollo y pavo. Por este motivo, te recomendamos que consultes algunas recetas antes de ponerte manos a la obra. Así conseguirás sacarle el máximo partido a este alimento que todavía no es tan popular en la gastronomía occidental.

  • Xu D., Shimkus KL., Lacko HA., Kutzler L., et al., Evidence for a role Sestrin1 in mediating leucine induced activation of mTORC1 in skeletal muscle. Am J Physiol Endocrinol Metab, 2019. 316 (5): 817-828.
  • Lichtenstein AH., Dietary fat and cardiovascular disease: ebb and flow over the last half century. Adv Nutr, 2019. ç
  • Filippini T., Violi F., D'Amico R., Vinceti M., The effect of potassium supplementation on blood pressure in hypertensive subjects: a systematic review and meta analysis. Int J Cardiol, 2017. 230: 127-135.
  • Leelakanok N., D'Cunha RR., Sutamtewagul G., Schweizer ML., A systematic review and meta analysis of the association between vitamin A intake, serum vitamin A, and risk of liver cancer. Nutr Health, 2018. 24 (2): 121-131.
  • Ayala Vargas, Celso. "Importancia nutricional de la carne." Revista de Investigación e Innovación Agropecuaria y de Recursos Naturales 5.ESPECIAL (2018): 54-61.
  • Soto, Juan Ramón. "Tratamiento no farmacológico de la hipertensión arterial." Revista Médica Clínica Las Condes 29.1 (2018): 61-68.