Descubre los sorprendentes beneficios de comer almendras

Sebastián Castaño · 28 julio, 2013
Gracias al consumo de almendras podemos reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas como el alzhéimer, ya que promueven la actividad cerebral a la vez que le proporcionan nutrientes al sistema nervioso

Las almendras son reconocidas como uno de los frutos secos más nutritivos, además de tener un delicioso sabor. No solo eso, sino que los beneficios de las almendras para la salud son muchos. De este modo, nos ayudan a prevenir diferentes enfermedades.

Por adelantar solo algunos ejemplos, ayudan a fortalecer los huesos o permiten que la piel y el cabello se vean saludables e hidratados. Pero las almendras tienen infinidad de propiedades, que descubrimos a continuación.

Beneficios de las almendras

1. Previenen enfermedades

Las almendras son buenas para el corazón. Estudios realizados por innumerables expertos han demostrado que aquellas personas que comen almendras de manera frecuente, es decir unas cinco veces por semana, tienen un cincuenta por ciento más de posibilidades de reducir el riesgo de padecer un infarto y otras enfermedades cardiovasculares.

Este fruto seco fortalece y protege las paredes de las arterias frente a cualquier daño que se pueda presentar en ellas. También se recomiendan para reducir el riesgo de contraer cáncer.

2. Fortalecen huesos y dientes

Por su alto contenido de fósforo, son un poderoso alimento para proteger y fortalecer los huesos y los dientes. Es muy importante que tengamos claro que debemos cuidar muy bien la salud ósea para prevenir enfermedades.

Esto podemos lograrlo con el sencillo y placentero hábito de comer almendras unas cuantas veces por semana. Deberemos acostumbrarnos a incluir un puñado diario de este fruto seco a nuestra dieta.

Lee también: Dieta para cuidar los huesos y articulaciones débiles

Almendras

3. Ideales para bajar de peso

Las almendras contienen grasa, pero no perjudica para nada el metabolismo. Al contrario, aquellas personas que las consumen con regularidad no son propensas a ganar peso y son más delgadas.

Es importante diferenciar entre las grasas que nos benefician, como las de los frutos secos, y las que nos perjudican. Las que debemos eliminar o evitar son las que proceden de frituras, aceites de mala calidad, bollería industrial, margarina, etc.

4. Son muy buenas para el cerebro

El consumo frecuente de almendras impulsa al cerebro a tener una mayor actividad. Esto permite que se reduzca el riesgo de padecer enfermedades tan complicadas y degenerativas como el alzhéimer.

Las almendras también proporcionan poderosos nutrientes al sistema nervioso. De este modo, al consumir este fruto seco logramos potenciar nuestro nivel intelectual y un aumento en la longevidad.

¿Quieres saber más? No te pierdas: El cerebro escoge qué nutrientes necesita5. 

5. Otros beneficios de las almendras

Las almendras, y en general todos los frutos secos, son alimentos de gran utilidad para nuestro organismo. Contienen buenas cantidades de fibras, abundantes proteínas, minerales, vitaminas B y E, y además grasas saludables.

Otro de los beneficios de las almendras es que son fabulosas para obtener energía de manera natural, para prevenir el riesgo de enfermedades de una manera muy fácil y sin tener que hacer ningún tipo de esfuerzo o sacrificio.

Con el consumo regular de las almendras podemos aumentar la función cerebral, de manera que este órgano se mantenga en total actividad. Así, logramos mantener las funciones normales en el punto máximo. Este hábito, por lo tanto, ayuda a tener una edad adulta con mayor calidad de vida. Así podremos disfrutar de las cosas lindas de la vida con mas lucidez.

Te puede interesar: Batido de leche de almendras y aguacate para empezar el día

Beneficios de la leche de almendras

¿Cómo comerlas?

  • La manera más común de disfrutar de los beneficios de las almendras es incorporándolas a ensaladas, batidos o postres. No obstante, para que cumplan los beneficios prometidos deberán ser recetas saludables. Por ejemplo ensaladas de frutas, sin helado y agregando en lugar de crema de leche un yogur natural.
  • También se puede preparar una mezcla de varios frutos secos, a la que se le puede agregar mayor cantidad de almendras.
  • Otra forma de consumirlas más fácil y sin complicaciones de ninguna clase es sencillamente solas, en la media mañana o en la tarde como un rico snack.

De cualquier manera que desees comerlas, las almendras te ayudarán a disfrutar de una muy buena salud tanto física como mental. Y si la acompañas con una alimentación balanceada y consumes abundantes frutas y verduras, puedes tener la seguridad de que siempre serás una persona muy sana y vital.

Imagen cortesía de IntraMed.