7 beneficios sorprendentes que notarás al consumir más calabaza

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 21 agosto, 2016
El color naranja de la calabaza ya nos indica su aporte de beta-carotenos, pero también es rica en vitamina C y fibra, que nos ayudan a regular nuestro tránsito intestinal

La calabaza es algo más que un vegetal que vaciar por dentro para usar en Halloween. Los expertos en nutrición saben que es un alimento imprescindible que deberíamos consumir mucho más.

La calabaza es deliciosa en jugos naturales, en cremas frías, en pasteles saludables e incluso como condimento en muchos de nuestros platos.

Asimismo, los veganos tienen en la calabaza una de las piezas clave de su alimentación. Vale la pena tenerla en cuenta, hacer uso de la imaginación y consumirla del modo que más nos guste.

A continuación, te explicamos todo lo que puede hacer por ti.

7 beneficios sorprendentes de la calabaza

Calabaza

1. La calabaza, más nutritiva de lo que pensamos

Hay muchos tipos de calabazas: la Butternut o de cacahuete, la calabaza Moscada de la Provenza o la más clásica para preparar postres, conocida como cabello de ángel.

Descubre 5 razones por las que deberías tomar agua con pepino y limón

Ahora bien, la calabaza es algo más que agua, pulpa y fibra.

  • Una taza de calabaza cocida (unos 200 gramos) nos puede aportar el 20% del valor diario de vitamina C, el 10% o más de la vitamina E,  y el 5 % de vitamina B6, ácido fólico, hierro, magnesio, y fósforo.
  • Además, la calabaza es una de las fuentes más conocidas de beta-caroteno, un poderoso antioxidante que le ofrece esa tonalidad naranja tan característica, y que en nuestro organismo se convierte en vitamina A.

2. Ayuda a reducir la presión sanguínea

En efecto, la calabaza es rica en magnesio. En ese sentido, se asocia a la reducción de la presión sanguínea en personas hipertensas. Además, su contenido de vitamina C, fibra y potasio nos ayudará a reducir la hipertensión.

Conoce también los beneficios de consumir peras

3. La calabaza nos ayuda a perder peso

En una taza de calabaza fresca vas a encontrar solo 49 calorías. Gracias al agua y la fibra, vamos a conseguir una adecuada sensación de saciedad.

sopa de calabaza y jengibre

Una forma original y sana de ir perdiendo peso es tomar a lo largo de la semana purés de manzana y de calabaza. Puedes incluir esta opción en tus cenas con algo de proteína (un poco de pechuga de pavo, por ejemplo), y de este modo conseguirás mejorar tu línea.

4. Nos protege frente al cáncer

Si mantenemos una dieta rica en zanahorias y calabazas, estaremos ayudando a prevenir ciertos tipos de cáncer. Debemos saber que no existen productos milagrosos, claro, pero una buena alimentación y unos adecuados hábitos de vida, siempre son garantía de una mejor salud.

La calabaza, en especial sus semillas, es rica en antioxidantes y fitoestrógenos que pueden ayudar a prevenir el cáncer de mama.

5. Las semillas de calabaza, muy relajantes

Cada vez que te prepares una receta con calabaza, no deseches sus semillas. Son increíblemente ricas en triptófano, un aminoácido precursor de serotonina. Este neurotransmisor es el que favorece un adecuado descanso. Por esta razón, el consumo de semillas de calabaza se asocia a un mejor sueño.

6. Cuida de tu sistema inmunitario

No hay nada mejor que mantener una dieta variada y equilibrada. Algo tan sencillo como desayunar una taza de calabaza al horno con nueces, por ejemplo, puede reforzar nuestras defensas.

A su vez, una receta deliciosa y saludable con la que perder peso y aumentar nuestras reservas de vitamina C es la sopa de calabaza y jengibre, que podemos prepararnos para cenar.

Una taza de calabaza cocida contiene unos 20 miligramos de vitamina C (al día, necesitamos unos 60 miligramos), con lo cual, ya tenemos cubierta una parte.

7. Adiós al estreñimiento

Las personas que sufran estreñimiento crónico deben introducir en su dieta vegetales como la calabaza, los espárragos, las zanahorias, las alcachofas o las acelgas.

Transito lento

El aporte de agua y fibra de la calabaza favorece el tránsito intestinal. Además, mejora nuestras digestiones. Para beneficiarnos de ella, recuerda que siempre será mejor consumirla lo más natural posible.

  • Puedes cocerla o prepararla al horno, pero no le añadas azúcar. Si la combinas, por ejemplo, con un poco de canela, disfrutarás de una combinación sensacional.

Para concluir, no se trata en absoluto de llevar una dieta estricta a base de vegetales ricos en antioxidantes como la calabaza. Solo es cuestión de mantener una alimentación variada.

Descubre 10 grandes beneficios de consumir zanahoria

No excluyas la proteína de las carnes magras de tu dieta, así como la fibra de los cereales y las grasas saludables del aceite de oliva o el aguacate.

La calabaza, por su parte, es un vegetal muy saludable que podemos cocinar de increíbles formas. Disfrútala en cremas, sopas, batidos…

  • El-Mosallamy AE et al. "Antihypertensive and cardioprotective effects of pumpkin seed oil", J Med Food. 2012 Feb;15(2):180-9.
  • Richter D et al. "Effects of phytoestrogen extracts isolated from pumpkin seeds on estradiol production and ER/PR expression in breast cancer and trophoblast tumor cells", Nutr Cancer. 2013;65(5):739-45.