Beneficios de beber vino tinto moderadamente

El vino tinto es una bebida obtenida mediante la fermentación alcohólica del zumo de la uva, la cual se produce por la acción metabólica de levaduras que transforman los azúcares del fruto en alcohol etílico y gas en forma de dióxido de carbono. Sin embargo, todas estas palabras pueden crear en nuestra mente confusión, pues al hablar de dióxido de carbono, azúcares y fermentación, nuestro cerebro visualiza una especie de bomba de tiempo y, por ende, podemos llegar a pensar que consumirlo sería perjudicial para nuestro organismo.

No obstante, no debemos olvidar que los avances científicos han permitido a la humanidad darse cuenta de un sin número de descubrimientos importantes, como el caso del vino, ya que gracias a las investigaciones hoy podemos asegurar que consumir vino diariamente puede traer beneficios a la salud de quien lo consume.

En definitiva, muchos estudios e investigaciones científicas demuestran que el consumo de vino le proporciona ciertos beneficios a nuestro organismo, aunque obviamente se debe ser prudente, ya que estos estudios indican, también, que el exceso puede ser perjudicial para el cuerpo, por lo cual siempre se recomienda su consumo moderado. Basándose en estos estudios, los médicos recomiendan ingerirlo en las siguientes cantidades:

  • Hombres: 1 (una) o 2 (dos) bebidas al día (cuatro (4) y ocho (8) onzas por día).
  • Mujeres: 1 (una) bebida al día (cuatro (4) onzas diarias máximo.

Beneficios y propiedades del vino

mujer_tomando_vino

  • Posee antioxidantes potentes (polifenoles) que actúan de forma rápida en el organismo, pues lo sintetiza y pasan a formar parte de la sangre previniendo la rápida oxidación de las células.
    El resveratrol también hace parte de este grupo, pues es una sustancia que nos ayuda en la prevención del cáncer, inhibe los agentes negativos que atacan a las células, previne enfermedades cardíacas, fortalece el sistema circulatorio y sirve para eliminar y controlar el exceso de colesterol malo y triglicéridos.
  • Ayuda a prevenir el aumento de peso y la acumulación de grasa.
  • Mejora el control de la diabetes al reducir la elevación de la glucosa en la sangre, por ello actúa inhibiendo una encima llamada alfa-glucosidasa.
  • Ofrece solamente 110 calorías por copa.
  • Favorece al cerebro, puesto que ayuda a mejorar la circulación de la sangre que llega hasta él.
  • Ayuda a la digestión de proteínas, es por esto que se recomienda acompañarlo con carnes.
  • Controla las infecciones urinarias y baja el riesgo de formación de cálculos renales.
  • Disminuye la posibilidad de tener hemorroides y evita la aparición de venas varices.
  • Ayuda a la agilidad mental, además de prevenir la demencia.
  • Ayuda a combatir la caries, la gingivitis y el dolor de garganta.
  • Disminuye el riesgo de padecer cataratas. Un estudio publicado en Nature (2003) sostiene que las personas que consumen vino de forma moderada, son un 32% menos propensas a desarrollar cataratas.
  • Previene el resfriado.

Y tú ,¿Consumes vino tinto de forma regular y moderada?