Beneficios de caminar descalzos

Caminar descalzos nos aporta sensación de bienestar y múltiples beneficios, pero si no estamos acostumbrados a hacerlo, deberemos empezar poco a poco para no dañar nuestros pies

Caminar descalzos, contrario a lo que muchas personas creerían, sí nos aporta beneficios a nuestra salud, ya que con este simple hecho se pueden ejercitar todos los músculos del pie, y a medida que lo repetimos constantemente estos se van fortaleciento.

Cuando no estamos acostumbrados a realizar esta actividad debemos hacerlo con precaución, por lo cual es vital realizar un calentamiento previo, de esta manera podemos estar tranquilos y comenzar a sentir esa sensación de libertad que nos proporciona caminar un buen rato sin zapatos. Podemos hacerlo durante unos quince o veinte minutos los primeros días.

¿Qué se sabe al respecto?

Los estudios que se han hecho al respecto han demostrado que, cuando se ponen los pies en contacto directo con la tierra, se reciben una gran cantidad de beneficios para la salud tanto del cuerpo como de la mente. Como todos lo sabemos, en los pies hay muchas terminaciones nerviosas que, al entrar en contacto con la tierra ayudan a eliminar del cuerpo elementos dañinos como el estrés y la ansiedad.

Lo más recomendable es poder hacerlo directamente en la tierra, sobre el prado y al aire libre, pero al no tener esa posibilidad, es también valido hacerlo en nuestra casa, sobre los pisos ya sean de madera o de cemento.

Beneficios de caminar descalzo

  • Estimular la circulación de la sangre, lo cual a su vez permite una mejor oxigenación.
  • Permite que el organismo elimine con mayor facilidad una buena cantidad de grasas y toxinas.
  • Eliminar el estrés, la depresión y la neurosis, fortaleciendo el sistema nervioso.
  • Prevenir las varices, ya que fortalece el sistema venoso, y permite una mejor distribución de los nutrientes en todo el organismo.
  • Cuando se realizan caminatas con los pies descalzos, se hace presión sobre todas las terminaciones nerviosas que están conectadas a los diferentes órganos del cuerpo, permitiendo que sanen algunas enfermedades que se producen por la obstrucción de esos canales energéticos que reciben el nombre de meridianos.

Existe una terapia llamada reflexología, la cual consiste en liberar energías acumuladas que no fluyen naturalmente provocando muchas clases de patologías, principalmente la de un sistema nervioso demasiado alterado. Esta liberación se hace mediante la presión de puntos estratégicos que se encuentran en la planta de los pies. Cuando caminamos sin zapatos, estos puntos se presionan de manera natural, logrando de esta manera relajarnos y permitirnos mejorar nuestra salud. No obstante, es mucho más efectivo cuando se realiza en el prado.

Recuerda…

Aunque esta sea una terapia relajante bastante fácil de realizar, se deben de tener ciertos cuidados al hacerlo, puesto que pueden existir ciertos elementos en el suelo que podrían afectar o lastimar nuestros pies. Asimismo, es imprescindible que comiences poco a poco, y a medida que tus músculos se vayan fortaleciendo, aumentes la duración de estos paseos.

¿Y tú, sueles hacer esto a menudo?