Beneficios de colocar flores en casa y el trabajo

¿Sabías que las flores y las plantas no son solo estéticas o de decoración en ambiente interiores? Está comprobado que te ofrecen diversas ventajas y que vale la pena tenerlas a la vista en cualquier ambiente.

En el siguiente artículo conocerás cuáles son los beneficios de colocar flores en casa y el trabajo.

Beneficios de las flores en el hogar

Si quieres tener un ambiente más positivo, no dudes en empezar a llenar macetas con flores coloridas. Estas irradian sus colores y sus aromas, los cuales benefician a nuestra salud.

Como consecuencia, por ejemplo, tenemos mayor vitalidad al momento de levantarnos y más energía a lo largo del día. A continuación detallamos todas las virtudes para la salud:

Dejan de lado el estrés

Puede parecer una utopía, pero es la realidad. Las flores tienen la capacidad para eliminar los niveles de estrés que nos enferman o hacen que cualquier cosa sea motivo de pelea en casa.

Si tienes la habitación repleta de flores, al descansar después del trabajo te sentirás renovado. Y además, si dispones flores coloridas en la sala o recibidor, será como una cálida bienvenida al llegar de la calle.

Puedes elegir las que desees, flores de cualquier color que te combinen con el diseño de tu casa, por ejemplo. ¡Según tus preferencias!

Flores

Brindan satisfacción

Para todos los sentidos, las flores son sinónimo de creatividad y armonía. Si te apasiona lo que haces pero te has dado cuenta que te falta un poco de imaginación, entonces, mantén el ambiente lleno de flores.

Así, el balance será perfecto. Te ayudarán a sentirte bien como persona y como profesional, sobre todo si trabajas en casa. Tus actividades diarias serán totalmente diferentes y hasta lavar los platos será toda una aventura.

Podrás reciclar

Usando un frasco, una lata o una botella puedes hacer un hermoso recipiente para colocar allí tus flores. Reciclarás y no sólo le harás un bien al planeta, sino a tu bolsillo, porque no tendrás que gastar en maceteros. Usa lo que tienes en casa y aprovecha para demostrar tus dotes de artesana.

Disfrutarás de fragancias naturales

Nada de sahumerios, inciensos, velas perfumadas, humidificadores… Las flores te aportarán una gran cantidad de aromas naturales.

Elige aquellas que tienen más fragancia y que duren más tiempo, como es el caso de los jazmines. En lugar de echar perfume en aerosol, que no son favorables con el medio ambiente, opta por algo más natural. Además, a la vez embellece los ambientes.

Flores

Ahorrarás dinero

Las flores no siempre son costosas. Puedes ir a un vivero o una feria donde vendan por cantidad y aprovechar ofertas para colocar en toda tu casa.

Si te animas y tienes lugar, hasta puedes plantar tus propias especies. No lo dudes, es una de las mejores inversiones que puedes hacer.

Te relajarás y estarás de mejor humor

Los colores tenues de las flores blancas, rosas o amarillas pueden ser lo que necesitas para dormir mejor por las noches. También para reducir los niveles de ansiedad y nerviosismo que te aquejan a diario.

Recuerda que los tonos intensos como el fucsia o el rojo tendrán el efecto contrario. Son muy energéticos y activadores, por lo que no se aconsejan colocar en la habitación.

Purifican el aire y te ayudan a respirar mejor

Todos sabemos que las plantas hacen la fotosíntesis. En ese proceso, las flores y las plantas absorben el dióxido de carbono y lo transforman en oxígeno, complementando el proceso respiratorio.

A su vez, aportan humedad en el ambiente. Por tanto, disminuye la cantidad de polvo y partículas. Esto es ideal para los que padecen problemas respiratorios.

Beneficios de las flores en la oficina

Más allá de quedar muy bonitas y ser decorativas, las flores nos brindan ventajas en otras áreas cuando las ponemos en nuestro lugar de trabajo. Te las detallamos a continuación.

Flores

Mejoran la relación con los compañeros

Las flores tienen la capacidad de crear un ambiente más relajado entre los que trabajan en la oficina. Esto tiene diferentes razones, como por ejemplo, por ver algo colorido entre tanto gris del cemento o por aspirar el aroma.

Todo ello repercute en mejorar el estado anímico. En consecuencia, ayudan a facilitar la relación con los que tenemos alrededor, además del rendimiento laboral en general.

Remueven la calidad del aire

Pasamos muchas horas en un espacio que no siempre tiene una buena ventilación ni un lugar al aire libre para respirar. Colocar flores y plantas en la oficina sirve para absorber el dióxido de carbono y convertirlo en oxígeno.

Es decir, que estaremos respirando un aire mucho más puro y menos cargado. Lo que contribuirá a que nos enfermemos menos.

Si a eso le sumamos el hecho de que aumentan la humedad ambiente, las mucosas, la piel y la garganta se encontrarán más hidratadas. Así reduciremos los efectos del aire acondicionado y de la calefacción.

Flores

Reducen la estática

En las oficinas tenemos los ordenadores, las impresoras, las fotocopiadoras, los teléfonos móviles y otros dispositivos. Estos generan un campo de electricidad que puede hacernos mal durante tantas horas al día.

Las flores tienen la capacidad para disminuir la estática de los aparatos electrónicos. De este modo combatimos la contaminación electromagnética.

Reducen los ruidos

Sobre todo en sitios cerrados o con suelos duros. Las flores y las plantas pueden ahogar esos sonidos que nos hacen mal a los oídos y que repercuten en nuestra cabeza, ocasionando dolores.

Son perfectas para trabajos donde se utilizan ciertas máquinas o los procesos son demasiado ruidosos. También pueden eliminar el humo, los patógenos y el polvo de estas máquinas.

Flores

Aumentan la productividad

Por último, las flores aumentan la productividad en gran medida. Así como también la capacidad para estudiar y concentrarnos.

Incrementan el rendimiento de los empleados. De este modo reducen el estés laboral y consiguen una mayor efectividad en las tareas.