Cinco beneficios de ducharse con la pareja

Alejandro Puertas · 2 abril, 2018
En una pareja es importante fortalecer los lazos que existen entre ambos. Estar bajo la ducha es una actividad muy personal, por eso, ¿qué mejor que compartirla? Existen muchos beneficios al ducharse juntos, te presentamos una lista con los principales.

Ducharse en pareja es una de las fantasías más comunes, tanto en hombres como en mujeres. Sin embargo, para muchos se trata tan solo de eso: de una fantasía. Ya sea por falta de tiempo, por pereza, o porque siguen siempre la misma rutina, algunas personas nunca se animan a ducharse juntos.

Sin embargo, ¿conoces todos los beneficios de ducharse con tu pareja? Si todavía no te has animado a probarlo nunca, puede que después de leer este artículo tengas la motivación necesaria para intentarlo.

Beneficios de ducharse con la pareja: mucho más que ahorrar agua

Seamos sinceros: es poco probable que las personas que deciden ducharse en pareja lo hagan por bajar unos euros en la factura del agua. Aquí tienes una lista de los principales beneficios de ducharse con la pareja descritos por personas que realizan esta práctica a menudo.

1- Aumenta la intimidad

5 posturas sexuales en la ducha

Hay algo en el hecho de ducharte con la persona que más te importa que hará que te sientas más cercano a ella. La ducha es un momento en el que la mayoría nos sentimos muy vulnerables, y compartirlo con tu amante provocará que la conexión que hay entre los dos aumente. Esto es algo fundamental para las relaciones de pareja, ya que la intimidad es uno de sus tres componentes fundamentales.

Por otra parte, la ducha puede ser un momento de calma para los dos si estáis demasiado ocupados para pasaros horas abrazados y relajados en la cama. Con una corta ducha conjunta, sentiréis la misma conexión que si dedicaseis un par de horas cada noche a hablar antes de acostaros.

Ver también: 5 posturas sexuales en la ducha

2- Es muy sensual

Pero seamos sinceros: la primera imagen que nos viene a la cabeza cuando pensamos en ducharnos con la pareja es la de tener sexo con el agua cayendo sobre ambos. Y aunque puede requerir un poco de práctica conseguir tener sexo adecuadamente en la ducha, lo cierto es que es algo que añadirá bastante pasión a vuestra relación.

Para empezar, el hecho de enjabonar a la persona que quieres te permite explorar todo su cuerpo de una manera muy distinta a la habitual. Así, podrás conocer mejor sus zonas erógenas y dedicarte a estimularlas a la vez que la limpias. Por ello, ducharse con la pareja puede actuar perfectamente como unos preliminares.

3- Añade más variedad al sexo

sexo-ducha

En general, después de ducharse con la pareja, muchas personas notan que sus relaciones sexuales mejoran y que disfrutan mucho más en la cama. Sin embargo, para aquellos que queráis ir un paso más allá, la ducha puede ser un escenario alternativo perfecto para tener sexo.

¿Qué mejor manera de empezar el día que con un encuentro sexual rápido bajo el agua? Uno de los mejores beneficios de ducharse con la pareja es que te permite tener un momento de disfrute muy distinto a los habituales. De esta forma, podrás romper con la monotonía y descubrir nuevas posturas sexuales que añadan más pasión a vuestra relación.

4- Es divertido

¿Alguna vez te has reído teniendo sexo? Los expertos nos cuentan que esta es una de las mejores maneras de aumentar tanto el placer sexual como la intimidad con la pareja. Y sin duda, uno de los mayores beneficios de ducharse con la pareja es que es algo muy divertido y fuera de lo habitual.

Darte una ducha con la persona a la que quieres puede dar lugar a muchas situaciones cómicas. Desde salpicar a tu pareja y reírte de su reacción, hasta volver a comportarse como un niño durante el baño, compartir este momento de intimidad puede ayudaros a crear gran cantidad de recuerdos bonitos.

Te recomendamos leer: Cómo ducharnos para lograr una máxima higiene

5- Elimina todas las barreras

ducha-en-pareja

¿Con cuántas personas te has duchado en tu vida? Si eres como la mayoría de la gente, probablemente con ninguna. Ducharse es un acto muy íntimo y privado, por lo que al invitar a tu pareja a que lo comparta contigo, le estás diciendo que te importa mucho. Al fin y al cabo, se trata de algo que no harías con una persona que no te importase profundamente.

Por ello, el último de los beneficios de ducharse con la pareja es que ayuda a eliminar todas las inseguridades que puedan existir entre vosotros dos. Por lo tanto, refuerza el compromiso y ayuda a que el amor se haga más fuerte.