Beneficios de hacer 30 minutos diarios de ejercicios

13 mayo, 2014
Para evitar lesiones es fundamental hacer un calentamiento antes de empezar la actividad física. Si no estamos acostumbrados comenzaremos de a poco para ver cómo responde nuestro cuerpo

El ejercicio es totalmente importante en nuestra vida, nos ayuda a mantenernos sanos y fuertes. Además permite una mayor y mejor circulación de la sangre, manteniendo nuestro corazón en su mejor estado, logrando que todos los nutrientes lleguen sin inconvenientes a cada célula del cuerpo y los productos de desecho puedan ser eliminados de manera eficiente.

En el día de hoy hablaremos de los beneficios más relevantes de hacer ejercicios diarios de al menos 30 minutos.

A nivel circulatorio

Como bien mencionábamos al inicio una rutina de ejercicios moderada otorga múltiples beneficios. Esta actividad repercute en cada uno de los órganos de nuestro cuerpo. En cuanto al corazón, la sangre circula mejor y de esa manera puede llegar a todos los rincones del cuerpo, llevando nutrientes importantes como el oxígeno, primordial para el metabolismo celular. Asimismo el ejercicio ayuda a prevenir las afecciones cardíacas, siempre y cuando sea constante.

Sangre

A nivel psicológico

El ejercicio actúa como un anti-depresivo y mejora nuestro estado de ánimo. Y por qué no mencionar que también ayuda a mejorar el amor hacia nosotros mismos, el autoestima. Nuestro cuerpo pronto irá mostrando una imagen más agradable tanto para nosotros como para los demás, y repercutirá en nuestra seguridad para afrontar la vida en general.

Hipertensión arterial y diabetes

Personas que padecen hipertensión, siempre y cuando su médico haya aprobado la realización de actividad física, se verán realmente beneficiados con ella. La presión arterial tiende a regularse con el ejercicio e incluso acompañado de una alimentación saludable puede ser aún más productiva. Ciertos pacientes incluso abandonan la medicación bajo criterio profesional al lograr llevar una vida activa y eliminando malos hábitos alimenticios.

En cuanto a la diabetes, la actividad física regula los niveles de glucosa, lo que también al igual que en la hipertensión, si llevamos a cabo una rutina saludable que incluya ejercicios más alimentación balanceada notaremos cambios muy positivos en nuestro organismo.

Otros beneficios…

correr

En personas adultas el ejercicio ayuda a retrasar la degeneración ósea, previniendo la osteoporosis. Ayuda en la prevención del cáncer en especial el cáncer de colon, de mama y de próstata. Al aumentar la circulación de sangre en el cerebro sus capacidades se verán potenciadas. Estarás más concentrado, con mayor creatividad y en mayor estado de alerta.

Pero recuerda, la actividad física podría compararse con la medicación. Es útil y provee beneficios mientras la realicemos. No sirve de nada que por un tiempo seamos constantes para luego dejarla de lado. Los beneficios más arriba mencionados se mantendrán mientras la sigas realizando, pero todo lo bueno se detendrá en cuanto vuelvas a una vida sedentaria.

Expertos recomiendan una actividad física de 30 minutos al menos 4 veces por semana. Entonces si ya sabes todos los efectos positivos que provoca en tu salud, decide empezar, recuerda que al inicio debes ir con calma e incluso puede que no llegues en la primera vez a los 30 minutos, respeta las señales de tu cuerpo y si te sientes muy fatigado será mejor ir poco a poco.

Nunca olvides la importancia de una buena hidratación, pues es necesario reponer los líquidos que perdemos a través del sudor. La entrada en calor es también primordial para que tu rutina no se vea alterada por ningún tipo de lesión. Un musculo frío tiene mayor probabilidad de lesionarse que uno que ha hecho una correcta entrada en calor.

Para las personas con hipertensión es sumamente importante controlarse la presión arterial antes y después del ejercicio, para evitar cualquier inconveniente. Ten en cuenta que mientras realizamos ejercicio la presión arterial tiende a subir, pero luego se normaliza. Si previamente a iniciar tu rutina tu presión se encuentra elevada será mejor esperar a que se normalice y ante cualquier duda solicita consejo profesional.

Gracias al ejercicio todo tu organismo se verá beneficiado. Te sentirás mejor, con más energía, tu cuerpo se volverá más esbelto y armónico. Toma en cuenta las recomendaciones e inicia tu rutina, verás como los efectos positivos no tardan en aparecer

Te puede gustar