Beneficios de incluir soja en la dieta

Gema Diez · 8 agosto, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva el 29 diciembre, 2018
La soja posee un alto valor nutritivo. En comparación con las demás leguminosas, contiene un mayor porcentaje de proteínas de buena calidad.

La soja es un alimento que en las últimas décadas se ha vuelto muy popular. Como el resto de las legumbres, es recomendable nutricionalmente hablando. Es rica en fibra y en otros nutrientes interesantes. Pero además, de su grupo, es la que más contenido proteíco presenta.

La soja también destaca porque es un alimento muy versátil. Da lugar a muchos derivados tradicionales que son gastronómicamente apreciados. Existen productos de soja que van desde el miso, al tofu, la bebida de soja o la salsa de soja entre otros. También se extraen de la soja compuestos útiles en tecnología alimentaria como las lecitinas que se usan como emulsionante.

Para cuidar la salud es fundamental mantener unos buenos hábitos de vida, hacer deporte y realizar chequeos médicos cada cierto tiempo. Además, incluir determinados alimentos en la dieta puede ser un buen aporte. A continuación desarrollamos cuáles son los beneficios de incluir soja en nuestra dieta.

Beneficios de incluir soja en la dieta

Es importante tener en cuenta que la soja contiene grandes cantidades de toxinas naturales, o “antinutrientes”. Tal como se indica en una investigación realizada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, estos reducen en más de un 50% el valor nutritivo de la soja y de los productos que se obtienen a partir de ella.

Por ello, un consumo apropiado de la soja requiere de procesamiento o tratamiento adecuado previo a la preparación de los alimentos elaborados con esta leguminosa. De este modo se puede inactivarlos.

Otro factor que indican los profesionales de esta investigación y debe ser tenida en consideración es que el aporte de minerales (calcio, magnesio, hierro y zinc) a través de productos derivados de la soja es muy pobre en comparación con los productos de origen animal. Por ejemplo, la carne, la leche o los huevos.

Ello se debe a la cantidad de ácido fítico que posee. Esto es una sustancia que puede reducir la absorción y asimilación de minerales esenciales en el tracto intestinal.

Para evitar este problema, cuando la dieta se basa en este vegetal o sus derivados es importante complementarla adecuadamente con otros alimentos. En todo caso, será bueno consultar con un médico qué dieta es mejor seguir dependiendo del caso particular de cada persona.

Lee más: Fortalece tu salud ósea incluyendo en tu dieta estos 8 alimentos ricos en calcio

La soja es buena para la piel

La soja es especialmente beneficiosa para las personas que tienen piel mixta. Por eso, las cremas a base de soja actúan como una crema hidratante en zonas secas. También ayudan a disminuir la grasa en otras áreas. Además, pueden ayudar a revertir los signos de daño solar como las líneas de expresión, manchas, decoloración y asperezas.

Por otro lado, contienen una especie de isoflavonas llamadas agliconas que favorecen la reducción de arrugas y, por ende, ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro.

De hecho, un estudio japonés publicado en 2007 concluyó que la ingesta oral de 40 miligramos de isoflavonas de soja agliconas diarias durante 12 semanas mejoraron la piel de varias mujeres con edades comprendidas entre los 30 y 40 años.

Favorece la salud cardiovascular

En las últimas décadas se investigó por qué las poblaciones asiáticas, que son grandes consumidoras de este alimento, sufren menos problemas relacionados con determinadas enfermedades cardiovasculares. Y es que tanto la fibra como las isoflavonas que contiene la soja favorecen que el colesterol no se adhiera a las paredes de las arterias. 

Incluir soja en la dieta puede ayudar reducir los niveles de colesterol. De hecho, existen estudios científicos que apoyan esta afirmación. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés)  concluyó en que 25 gramos por día de proteína de soja puede ayudar a reducir el riesgo de una cardiopatía.

Los expertos explican que los beneficios para la salud de los productos de soja pueden deberse a sus altos niveles de grasas poliinsaturadas, fibra, minerales, vitaminas y bajo contenido de grasa saturada.

Uno de los beneficios de incluir soja en la dieta es que mejora el estado del sistema cardiovascular reduciendo los niveles de colesterol

En conclusión

La soja es un alimento nutritivo. Como mencionábamos anteriormente, en comparación con las demás leguminosas, contiene un mayor porcentaje de proteínas de buena calidad. Del mismo modo, proporciona todos los aminoácidos esenciales que requiere un ser humano adulto, a excepción de la metionina y cisteína.

Es un buen recurso para complementar la alimentación, pero hay que tener cuidado pues en ningún caso será positivo consumirla como alimento único. La soja debe incluirse como uno más entre los alimentos disponibles y accesibles en la dieta. En todo caso, siempre es una buena opción consultar con un especialista qué productos, en concreto que incluyan soja, pueden ser los más beneficiosos para uno mismo.

La clave de una buena salud es mantener buenos hábitos de vida. Hacer deporte, comer de forma equilibrada y de todo y evitar productos perjudiciales como el tabaco, el alcohol u otras drogas.

  • Friedman, M., & Brandon, D. L. (2001). Nutritional and health benefits of soy proteins. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf0009246
  • Cederroth, C. R., & Nef, S. (2009). Soy, phytoestrogens and metabolism: A review. Molecular and Cellular Endocrinology. https://doi.org/10.1016/j.mce.2009.02.027
  • Messina, M., & Messina, V. (2010). The role of soy in vegetarian diets. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu2080855
  • Medline Plus, Enciclopedia médica, https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007204.htm
  • La soja y su seguridad alimentaria, http://www.anmat.gov.ar/Alimentos/La_soja_seguridad_alimentaria.pdf