Cómo utlizar la cebolla para tratar las cicatrices

Aydee Castaño · 16 febrero, 2014
Si tienes la piel sensible y notas algún tipo de reacción al aplicar el extracto de cebolla, lava con abundante agua fría y suspende el tratamiento.

La cebolla es un alimento utilizado en todo el mundo particularmente para condimentar desde los platos más sencillos, hasta los más complicados. Su sabor característico es capaz de alegrar hasta los platos menos sabrosos. Por eso, es uno de los ingredientes más empleados en cocina.

Sin embargo, sus propiedades no son meramente culinarias. Es un ingrediente muy conocido y empleado para combatir afecciones médicas frecuentes. Entre ellas, la tos, la gripe o dolores de garganta leves. Sin embargo, además de todas ellas, existen propiedades que quizá te sean aún desconocidas.

Entre ellas, se encuentran las de belleza y las estéticas. La cebolla se emplea para eliminar manchas, para tratar de eliminar esos dichosos granitos y el acné o para prevenirlos, como en las personas que tienen la piel de la cara grasa.  Como ves, posee muchas propiedades muy beneficiosas para la salud. Y entre ellas, puede ser de gran ayuda a los problemas relacionados con la piel.

En esta oportunidad veremos cómo la cebolla puede ser un remedio muy efectivo para combatir algunas cicatrices, que bien pueden ser quirúrgicas o  simplemente las típicas (pero molestas) estrías.

La cebolla para mejorar la apariencia de la piel

Este alimentos actúa eficazmente sobre las cicatrices ayudando a regenerar la piel dañada. Para su uso, primero se tiene que sacar su extracto y aplicarlo sobre las partes afectadas. Este extracto ayuda a mejorar la producción de colágeno en los lugares en los que se aplica, mejorando notablemente la apariencia de las cicatrices.

No obstante, también existen muchas recetas de mascarillas faciales realizadas con cebolla que te dejan una piel radiante. ¡Pruébalas!

La efectividad del extracto de cebolla

El extracto de este súperalimento es bastante efectivo en aquellas cicatrices hipertróficas y queloides. Estas son aquellas cicatrices que resultan tras una cirugía o una herida y su crecimiento es excesivo, volviéndose muy gruesas y con un tejido fibroso. Cuando se inicia el tratamiento con este extracto, se pueden ver los resultados aproximadamente a las seis u ocho semanas. ¡Rápido! ¿Verdad?

¿Cómo se prepara este extracto?

Cebolla

Para preparar correctamente el extracto de la cebolla se va a necesitar:

  • Una tabla de picar
  • Un cuchillo
  • Jabón para lavar los platos (10 gr)
  • Agua
  • Hielo
  • Un termómetro
  • Varios filtros para el café
  • Agua destilada
  • Sal (3 gr)
  • Dos recipientes de tamaño mediano

Procedimiento

  • Lo primero que se debe hacer es mezclar 3 gramos de sal con 10 gramos de jabón.
  • Luego se corta la cebolla en pedazos muy pequeños tratando que todos tengan el mismo tamaño. A continuación se ponen en uno de los recipientes.
  • Después de esto se le agrega la mezcla de sal y jabón revolviéndola muy bien.
  • Posteriormente se coloca a baño María durante unos 15 minutos aproximadamente.
  • Después se pasa a un baño María inverso, es decir, de agua helada durante 5 minutos, sin dejar de mezclar.
  • El paso que sigue será pasar por la licuadora durante 5 segundos. Después se debe colar utilizando el filtro para café (usar el segundo recipiente que teníamos reservado).
  • El liquido resultante es el extracto de cebolla.

Para poder tener los mejores resultados, el extracto de cebolla deberá ser aplicado sobre las partes afectadas una vez al día. Lo puedes aplicar solo o mezclado con la crema hidratante o la limpiadora que usas regularmente.

Al utilizar este producto se debe tener mucho cuidado, ya que si se tiene una piel muy sensible se corre el riesgo de que esta se irrite y se presente una dermatitis de contacto. Por esta razón se debe estar muy atento a las reacciones de la piel y si se llega a notar enrojecimiento o algo parecido se debe suspender el tratamiento de inmediato. En caso de ser necesario se debe asistir al dermatólogo lo antes posible.

Ya has visto cómo poder extraerle el jugo a este alimento y poder aprovecharte al máximo de todas sus ventajas. Es un proceso rápido, sencillo y para el que no necesitas gran cantidad de ingredientes. Prueba a preparar este extracto de cebolla y acaba con todas las cicatrices que te hacen sentir incómodo. Te llevará apenas unas pocas semanas y podrás erradicarlas para siempre.