Beneficios de la cúrcuma en la lucha contra el cáncer

De color llamativo y fuerte aroma, la cúrcuma es mucho más que una simple especia. Hay investigaciones que apuntan a algunas de sus propiedades como arma poderosa en la prevención y lucha contra el cáncer.

La lucha contra el cáncer sigue siendo una realidad para muchas personas que, cada día, tienen que lidiar con esta enfermedad. A pesar de la gran cantidad de remedios naturales de los que se habla y que prometen prevenir y curar el cáncer, hoy descubriremos qué dicen las investigaciones con respecto a los beneficios de la cúrcuma.

Aunque los beneficios de la cúrcuma puedan carecer de credibilidad en un primer momento para luchar contra el cáncer, lo cierto es que existen numerosas investigaciones que nos permiten acercarnos de una manera más fiable a todo lo que nos puede reportar.

A continuación, veremos de manera exhaustiva qué dicen los estudios y de qué manera se prevé que los beneficios de la cúrcuma pueden ayudar a las personas que tienen cáncer.

Los beneficios de la cúrcuma para el cáncer de colon

Uno de los estudios realizados sobre la cúrcuma Pharmacodynamic and Pharmacokinetic Study of Oral Curcuma Extract in Patients with Colorectal Cancer realizó varias pruebas en roedores llegando a la confirmación de que los extractos de la cúrcuma, particularmente el polifenol curcumina, prevenían el cáncer de colon en roedores.

curcuma remedio natural

Debido a los resultados que se obtuvieron, los investigadores decidieron probar si en los seres humanos la cúrcuma tenía los mismos efectos. Para ello, suministraron a quince pacientes con cáncer colorrectal avanzado una cápsula diaria que contenía entre 36 y 180 mg de curcumina.

Estos pacientes consumieron su dosis de cúrcuma durante un tiempo máximo de 4 meses. Algunos de ellos, experimentaron una serie de efectos secundarios que se relacionaron con la cúrcuma:

  • Un paciente sufrió náuseas durante el primer mes tomando las cápsulas, un síntoma que desapareció de manera espontánea.
  • Dos pacientes sufrieron diarrea durante el transcurso del tratamiento, pero no se pudieron determinar las causas ya que estos pacientes abandonaron la investigación antes de que esta finalizase.

Resultados del estudio

Los resultados del estudio concluyeron que para obtener una alta eficacia de la cúrcuma en los seres humanos se debe realizar otra investigación en la que se aumente la cantidad de curcumina suministrada.

A pesar de eso, uno de los pacientes que evidenciaban una enfermedad maligna progresiva antes de someterse al estudio, logró una estabilización de la enfermedad tras el tratamiento de cúrcuma mediante cápsulas.

De hecho, los niveles de CEA en sangre que presentaba disminuyeron después de dos meses sometido tomando las cápsulas de cúrcuma. No obstante, aunque la enfermedad se estabilizó en el colon, continuó progresando en el hígado.

¿Es la cúrcuma un remedio seguro contra el cáncer?

Beneficios de la cúrcuma en las hernias.

A pesar de que, según la investigación anterior, podemos consumir cúrcuma sin problemas, ya que en la gran mayoría de los pacientes no hubo efectos secundarios, aún se deben realizar más investigaciones para concluir su eficacia.

No obstante, se hicieron más estudios al respecto que brindaron resultados muy interesantes. Algunos de ellos los vamos a exponer a continuación:

  • La cúrcuma presentó efectos antiinflamatorios y demuestra ser una mediadora en la resistencia a los tratamientos con quimioterapia y radioterapia.
  • Se descubrió que la curcuma plhaeocaulis valeton inhibía la proliferación celular en el cáncer de mama.
  • El consumo de cúrcuma en pacientes con cáncer producía apoptosis, es decir, muerte celular.

A pesar de todos estos datos que podremos ver reflejados en la bibliografía al final de este artículo, todos los investigadores concluyen que se necesitan más datos y más estudios para afirmar con contundencia que la cúrcuma puede, verdaderamente, ser un remedio eficaz contra el cáncer.

Aprovechar los beneficios de la cúrcuma en nuestra dieta

Todas las investigaciones arrojan algo de luz sobre un tema tan importante como es el cáncer. A pesar de que estas aún no muestran resultados, por el momento, contundentes, podemos introducir la cúrcuma en nuestra dieta poco a poco.

Crema de zanahoria cúrcuma

Realizar una infusión añadiéndole limón y cúrcuma puede ser un primer paso que podemos dar. En lugar de tomar agua tibia con limón por las mañanas, podemos añadirle una cucharadita de cúrcuma.

Asimismo, existen diversos platos como el arroz o la pasta en los que la cúrcuma puede estar presente. Es una manera de introducir este ingrediente en nuestra dieta. Puede ser una ayuda y un empuje para mejorar nuestra alimentación, algo que nos beneficiará si estamos tratándonos mediante quimioterapia o radioterapia.

Esperamos que puedas aprovechar todos los beneficios de la cúrcuma, que empieces a elaborar platos sabrosos con ella y que las nuevas investigaciones que se realicen arrojen resultados aún más esperanzadores sobre su eficacia contra el cáncer. Con los que ahora hemos visto, parece que puede ser un gran aliado para esta lucha.

  • Aratanechemuge, Y., Komiya, T. A. K. A. S. H. I., Moteki, H. I. R. O. Y. U. K. I., Katsuzaki, H. I. R. O. T. A. K. A., Imai, K. U. N. I. O., & Hibasami, H. I. R. O. S. H. I. G. E. (2002). Selective induction of apoptosis by ar-turmerone isolated from turmeric (Curcuma longa L) in two human leukemia cell lines, but not in human stomach cancer cell line. International journal of molecular medicine9(5), 481-484.
  • Chen, X., Pei, L., Zhong, Z., Guo, J., Zhang, Q., & Wang, Y. (2011). Anti-tumor potential of ethanol extract of Curcuma phaeocaulis Valeton against breast cancer cells. Phytomedicine18(14), 1238-1243.
  • Shankar, S., & Srivastava, R. K. (2007). Bax and Bak genes are essential for maximum apoptotic response by curcumin, a polyphenolic compound and cancer chemopreventive agent derived from turmeric, Curcuma longa. Carcinogenesis28(6), 1277-1286.
  • Schaffer, M., Schaffer, P. M., Zidan, J., & Sela, G. B. (2011). Curcuma as a functional food in the control of cancer and inflammation. Current Opinion in Clinical Nutrition & Metabolic Care14(6), 588-597.