Beneficios de la manzana verde en ayunas

Brunilda Zuñiga · 28 abril, 2014
Si bien todas las variedades son saludables, la manzana verde nos ofrece más beneficios, ya que contiene más potasio, que favorece nuestra salud cardíaca.

¿Has escuchado el dicho de “una manzana al día mantiene lejos al doctor”? Esto es cierto en el caso de la manzana verde. Todas las variedades de manzana tienen grandes cualidades para nuestra salud. Sin embargo las verdes particularmente nos ofrecen proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

Son bien conocidas por sus beneficios contra los desórdenes digestivos. Mantienen bajos los niveles de colesterol bueno, regulan los niveles de glucosa y mejoran el apetito.

Tomar una manzana verde en ayunas es una excelente costumbre. Un hábito que nos ayuda a mantener controlados algunos aspectos vitales para nuestro día a día y para nuestra salud.

La manzana verde es rica en antioxidantes

Las manzanas verdes son una de las principales fuentes de flavonoides en la dieta occidental. Además son ricas en vitamina C. Los flavonoides que más encontramos en este tipo de manzanas son la cianidina y epicatequina.

Estos flavonoides y la vitamina C actúan como antioxidantes y erradican los radicales libres que causan daño en las células. Al comer manzanas verdes en ayunas, nuestro cuerpo tendrá la capacidad de combatir estos radicales desde el principio del día.

Si quieres saber más, lee: Por qué son importantes los antioxidantes

Todo ello ayuda a la producción de células sanas y reduce la aparición de enfermedades crónicas. Las manzanas verdes son, además, uno de los mejores enemigos de las enfermedades cardíacas, accidentes cardiovasculares y diabetes.

Una manzana verde en ayunas ayuda a la pérdida de peso

vitamina d perder peso (1)

Una manzana verde en ayunas ayudará a quienes estén en el proceso de pérdida de peso. Son muy bajas en calorías, apenas 80 por pieza, y contienen un alto contenido de fibra. Gracias a esto, podrás combatir el hambre matutina con éxito.

Lo ideal es comerla justo cuando te despiertas. De esta manera tu metabolismo comenzará a trabajar mientras haces tus tareas previas al desayuno.

Al consumir una manzana de esta forma, permitimos que su fibra soluble fomente el trabajo del tracto intestinal. Gracias a esto, te sentirás saciado con menos alimento durante el desayuno.

Regula la glucosa en sangre

Una manzana verde en ayunas nos ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre. Esto es muy importante. Valores correctos son fundamentales para las personas diabéticas o con riesgo de padecer diabetes.

Hay que recordar que, durante las horas en que dormimos, nuestro metabolismo sigue funcionando. Sin embargo el páncreas puede tener dificultades para regular la glucosa de nuestro cuerpo. Al comerla en ayunas retrasa la absorción de azúcar en el intestino. El efecto se debe a su fibra soluble y dura gran parte del día.

Te puede interesar: ¿Se puede tratar la diabetes de manera natural?

Las mujeres que comen una manzana verde en ayunas tienen hasta 30% menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Lo demuestran algunos estudios científicos. De acuerdo con los médicos, necesitamos 28 gramos diarios de fibra. Una manzana verde nos aporta 5 gramos. Esta cantidad facilita el trabajo de nuestro cuerpo el resto del día.

Dientes sanos

dientes4

Es común que después de una noche de fiesta olvidemos lavarnos los dientes. Cuando esto te pase, puedes comer una manzana verde en ayunas, porque su fibrosa piel estimula la producción de saliva. Esto te ayudará a disminuir la cantidad de bacterias en la boca que pueden causar caries.

A pesar de que vayas a lavar tus dientes después de desayunar, esta es una buena práctica. Te ayudará a evitar que haya demasiadas bacterias que puedan aprovecharse de los endulzantes del desayuno.

Ritmo cardíaco constante

Otra razón para consumir una manzana verde en ayunas es que su contenido de potasio es ligeramente alto en comparación con otro tipo de manzanas. El potasio es un electrolito que equilibra la humedad de las células.

Esto es vital para que el corazón lata de forma adecuada en todo momento. Si no consumimos la cantidad de potasio necesaria a lo largo del día, corremos el riesgo de que nuestro corazón no pueda mantener el ritmo regular.

Los científicos indican que necesitamos 4,700 miligramos de potasio al día. Cada manzana verde ofrece 115 miligramos. Esta cantidad es suficiente para mantener el ritmo cardíaco estable desde las primeras horas del día.