6 beneficios de la medicina alternativa

La medicina alternativa ayuda a tratar determinadas enfermedades y dolencias de una manera natural y con cero efectos secundarios.

Por lo general, los beneficios de la medicina alternativa no se conocen realmente. Muchos de ellos quedan en el desconocimiento debido a que no se maneja una información veraz. Se suelen intuir algunos, en función de los clichés y de los segmentos que recordamos de los discursos de los comunicadores sociales. Por esta razón, existen muchas ideas equívocas respecto al tema.

Lo que sí es muy bien conocido es que la medicina alternativa es muy socorrida por personas que buscan soluciones inocuas para sus problemas. Los métodos más populares que conocemos en la actualidad son: las flores de Bach, la fitoterapia, la homeopatía, el shiatsu y la aromaterapia, entre muchos otros.

Los beneficios de la medicina alternativa

Para empezar, hay que dejar muy claro que la medicina alternativa no puede, bajo ningún concepto, sustituir ningún tratamiento médico. Puede complementarlo, sí, pero no puede surtir el mismo efecto a largo plazo. ¿Por qué? porque en la mayoría de los casos, resulta insuficiente.

Si bien es cierto que hay muchas técnicas que se han perfeccionado con el paso del tiempo, la ciencia no valida al cien por cien su eficacia en el organismo al no hallar evidencia suficiente (o ninguna) que las respalden.

Ahora bien, cuando la medicina alternativa se emplea como apoyo puede ayudar a potenciar los efectos de los fármacos. Además, favorecen el bienestar emocional de las personas al hacer énfasis en el aspecto natural. En este sentido, se tiene que los beneficios de la medicina alternativa son inespecíficos. 

1. No tiene efectos secundarios relevantes

Cuando tenemos una dolencia o malestar y el médico nos receta una serie de medicamentos, lo cierto es que al ir a la farmacia y revisar el prospecto, podemos llegar a sentirnos abrumados por los efectos secundarios que encontramos. La lista puede ser bastante larga en la mayoría de los casos y en lugar de sentirnos tranquilos, nos inquietamos cada vez más.  Esto no ocurre en el caso de la medicina alternativa.

Al utilizarse principalmente plantas (fitoterapia) en diversos formatos (infusiones, ungüentos, cápsulas, etcétera) y excluirse los elementos químicos, el riesgo de experimentar algún efecto secundario es bastante bajo. Y es que, por lo general, los efectos secundarios de la medicina alternativa tienen una intensidad leve y desaparecen por sí mismos en poco tiempo. Por supuesto, esto no es ninguna regla.

Ver también: 4 alternativas naturales para combatir la rinitis

2. Ayuda a complementar otros tratamientos

Fitoterapia.

El segundo de los beneficios de la medicina alternativa es que complementa cualquier tratamiento. Por ejemplo, si se recibe quimioterapia y los efectos secundarios de esta nos restan calidad de vida, la medicina alternativa puede ayudar a sentirnos mejor.

En muchos casos se recomienda consultar antes al médico el uso complementario de una terapia natural. No obstante, en la gran mayoría de los casos no existe ningún problema para llevar esto a cabo.

3. Mejora la salud de la piel

Muchas personas sufren eccemas, dermatitis y otros problemas de la piel que, a veces, afectan también al cuero cabelludo que resultan muy molestos. A pesar de utilizar cremas y probar determinados tratamientos, parece que el problema siempre vuelve a aparecer.

La medicina alternativa es una muy buena opción para estos casos. De esta manera, nuestra piel estará tratada con un producto mucho más natural y menos agresivo. Quizás, solo gracias a la medicina natural, el problema mejore de manera sorprendente y se mantenga bajo control.

4. Alivia las infecciones e inflamaciones

Otro de los beneficios de la medicina alternativa es que ayuda a aliviar e, incluso, a erradicar una infección, por ejemplo, de orina. Las personas que sufren cistitis siempre tienen el miedo de que esta dolencia les sorprenda cuando menos se lo esperan. La medicina alternativa incluso puede ser un método de prevención muy saludable.

No obstante, también la medicina alternativa nos beneficia en el caso de que suframos algún problema inflamatorio. Por ejemplo, si se nos hinchan las piernas debido a la retención de líquidos o si sufrimos artrosis.

Lee también: 5 alternativas para combatir la celulitis

5. Ayuda a las enfermedades crónicas

Muchas personas están destinadas a vivir con una determinada enfermedad. Pensemos en aquellas que sufren asma, el síndrome del colon irritable, la sinusitis o las migrañas. Depender constantemente de un medicamento puede no ser la mejor opción a largo plazo ya que puede llegar a ser mentalmente agotador.

Flores de Bach.

Además, muchos de esos fármacos pueden tener efectos secundarios. Por ejemplo, un fármaco para la migraña puede ser efectivo, pero hacer que suframos una bajada de tensión. Esto no es nada positivo para nosotros.

Por eso, en estos casos, apoyarnos en los beneficios de la medicina alternativa es más que una buena opción. Apostaremos por algo natural que no nos hará daño y que aliviará nuestro problema crónico.

6. Alivian los estados de tensión sostenida

El último de los beneficios de la medicina alternativa es que nos ayuda a lidiar con problemas de ansiedad y estrés. Aunque sea recomendable tratarlos con un psicólogo, este puede apoyarse en las flores de bach como complemento a la terapia que se esté realizando.

Son muchas las personas que notan una reducción de sus episodios de ansiedad y estrés que sumados a la terapia psicológica van disminuyendo su intensidad y apareciendo mucho menos. ¿Alguna vez has probado las flores de Bach? ¿Cómo te han ido?

Como hemos podido comprobar, los beneficios de la medicina alternativa son muchos y muy variados. Aunque, lo ideal, es que su uso siempre se complemente con otro más específico. Optar por la medicina alternativa solamente, en algunos casos puede ser contraproducente.

Te puede gustar