Beneficios de las moras para la salud

Gracias a su aporte de antioxidantes podemos aprovechar las moras tanto interna como externamente para obtener todos sus beneficios y sacar el máximo partido de sus nutrientes

Son muy ricas, de color característico y se pueden consumir en postres, ensaladas de frutas o jugos.

En este artículo te contaremos cuáles son los beneficios de las moras para la salud, así como también para la estética.

Moras: una gran fuente de nutrientes

Las moras y sus propiedades

Las propiedades medicinales de las moras nos permiten desde prevenir la degeneración de las células hasta mejorar la salud cardiovascular.

Esto se debe, principalmente a su aporte de antioxidantes. Aunque sean de tamaño pequeño, estas ricas frutas son una gran fuente de vitaminas A y C.

Estos frutos de arbusto son muy apreciados en la gastronomía, en la estética y en la medicina natural.

  • En este último caso destaca la capacidad de las moras para prevenir infecciones (mayormente del tracto respiratorio) y ralentizar enfermedades de la vista (las del tipo degenerativo).
  • Las también llamadas zarzamoras tienen propiedades antienvejecimiento y previenen la formación de ciertos tumores.
  • Por su contenido en flavonoides protegen las células de los daños ambientales (contaminación, radiaciones, etc).
  • Como si no fuese suficiente, los antioxidantes de las moras mantienen bajos los niveles de colesterol malo (LDL) en sangre.
  • También tienen efectos antiinflamatorios que sirven en el caso de padecer enfermedades articulares (artritis, artrosis, etc.).

¿Quieres conocer más? Lee: 7 cosas que debes hacer para reducir tu colesterol en 30 días

Los principales beneficios de las moras

La cantidad de nutrientes que tienen estos diminutos frutos de color oscuro es razón más que suficiente para consumirlas y hacernos sentir bien. Sin embargo las moras son recomendadas en casos específicos:

1. Reforzar el sistema inmunitario

Debido a su aporte de alcaloides, esta fruta tiene la capacidad para aumentar el sistema de defensas en el organismo.

Las moras activan los macrófagos, unas células encargadas de reforzar las barreras e impedir el ingreso de bacterias o virus.

2. Equilibrar la glucosa

Las fuentes de glucosa de la zarzamora son capaces de nivelar las cantidades de azúcar en la sangre y, por ende, de reducir las necesidades físicas de consumir este compuesto de fuentes poco saludables (por ejemplo, dulces o bollería).

3. Reducir la anemia

Las moras tienen una buena cantidad de hierro. Así, son ideales para aquellas personas que padecen anemia causada por la falta de este nutriente.

4. Reducir la irritación

Para reducir la irritación

Si queremos aprovechar esta propiedad en lugar de emplear el fruto se deben usar las hojas de la planta.

Combinadas con cúrcuma tendremos un perfecto ungüento para combatir la irritación producida, por ejemplo, por una picadura de insecto o por el contacto con alguna hierba nociva.

Las hojas de mora son muy buenas a su vez para evitar la formación de coágulos de sangre, tratar llagas, heridas abiertas o eccemas.

5. Proteger el cerebro

  • Las moras son un neuroprotector más que eficaz, así como también un potenciador cognitivo.

Antes de un examen o un trabajo muy difícil, come un puñado de estas ricas frutas.

  • Además tienen la capacidad para ralentizar los efectos de ciertas enfermedades neurodegenetivas.

Beneficios de las moras para la estética

Estas frutas no solo pueden mejorar la salud, sino que también son ideales para muchos tratamientos en la piel.

Podemos aprovechar y disfrutarlas como postre o incluso usarlas como ingrediente en una mascarilla.

Hidrata

Hidrata

El 85% de la zarzamora es agua. El resto es una combinación de nutrientes (entre ellos, las fibras).

Por ello consumirlas al menos una vez a la semana es bueno para mantener la elasticidad de la piel. Además puedes preparar una mascarilla y usarla de forma externa.

Ingredientes

  • ¼ taza de moras (37 g)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Lava bien las frutas y colócalas en un recipiente.
  • Tritura con ayuda de un mortero, hasta formar una pasta.
  • Añade la miel y mezcla bien.
  • Aplica sobre el rostro y el cuello, previamente lavados.
  • Deja que se seque por completo antes de enjuagar con agua tibia.

Rejuvenece

Las semillas de las moras son ricas en ácidos grasos Omega 3 y 6, perfectos para gozar de una piel sana.

Además la pulpa ofrece vitaminas A, C y K, recomendadas para evitar el envejecimiento prematuro. Nuevamente puedes hacer una mascarilla.

Visita este artículo: Los 5 mejores alimentos para una piel sana

Ingredientes

  • ¼ taza de moras (37 g)
  • 2 cucharadas de yogur natural (24 g)
  • 1 pizca de nuez moscada
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • En un recipiente coloca las moras ya lavadas.
  • Añade el yogur, la nuez moscada y el jugo del limón.
  • Tritura todo con un mortero (puedes también usar la licuadora).
  • Aplica en la cara y el cuello limpios.
  • Deja actuar aproximadamente media hora y luego enjuaga con agua tibia.

Elimina la grasa

Aquellas personas con pieles grasosas pueden aprovechar las bondades de las moras. Sin dudas, son agentes limpiadores más que eficaces.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de moras (20 g)
  • 2 cucharadas de jabón rallado (20 g)
  • 3 gotas de aceite de árbol de té

Preparación

  • En primer lugar, lava las moras y ralla el jabón.
  • Coloca ambos ingredientes en un recipiente y añade el aceite esencial.
  • Mezcla bien y forma una pasta espesa.
  • Humedece la cara y aplica con movimientos circulares.
  • Después de 2 minutos enjuaga con agua tibia.

 

Te puede gustar