Beneficios de las nueces de Macadamia

Gema Diez · 4 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández el 30 septiembre, 2019
En un estudio llevado a cabo por la Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de Medicina y Psicología, Tijuana, México, se ha explicaba como en diversas investigaciones se había podido observar una disminución en la incidencia de infartos en pacientes que mantenían un mayor consumo de nueces.

Las nueces de Macadamia, originarias de un árbol que crece en Australia e Indonesia, son un fruto seco nutritivo y energético con propiedades que pueden resultar beneficiosas para el ser humano. 

En concreto, la Macadamia es un tipo de planta que consta de 14 especies diferentes conocidas a día de hoy. De entre todas, solamente dos de ellas son consideradas válidas nutricionalmente hablando. Esto se debe a que son las únicas que poseen la nuez comestible.
Las nueces de las demás especies son venenosas porque contienen glucósidos. Aunque en la mayor parte de los casos, estos pueden ser eliminados a través de diversos procesos de los que ya hacían uso los nativos de aquellas tierras antiguamente.
Entre los nutrientes de estas nueces se encuentra el ácido palmitoleico, un ácido graso omega 7, beneficioso para la piel y la mucosa. También son ricas en en ácido oleico, ácido linoleico, vitamina E y esteroles (avenasterol), lo que le atribuye al alimento propiedades suavizantes y calmantes.
A continuación desarrollamos estas propiedades y su incidencia en la persona.

¿Qué beneficios puede aportar su consumo?

En las últimas décadas, el consumo de alimentos como pueden ser las nueces, las semillas o algunos tipos de aceites se ha visto asociado con la disminución de enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la obesidad. Esto se debe a que las nueces,  y en concreto las nueces de Macadamia, están compuestas principalmente por ácidos grasos monoinsaturados (40-60 %) y saturados (7 %), fibra, potasio, magnesio, cobre, vitamina E y arginina.

Estos componentes nutricionales, en primer lugar, convierten las nueces en un ingrediente idóneo a la hora de seguir una alimentación saludable. Sin embargo, recientemente, se ha investigado sobre su posible incidencia directa a la hora de ayudar a prevenir las enfermedades mencionadas.

En un estudio llevado a cabo por la Universidad Autónoma de Baja California, Facultad de medicina y Psicología, Tijuana, México, se ha explicaba como en diversas investigaciones se había podido observar una disminución en la incidencia de infartos en pacientes que mantenían un mayor consumo de nueces.

Los científicos hacían referencia a la investigación de Fraser y cols. (1992), los cuales describieron cómo el consumo de nueces era un factor de protección de enfermedades cardiovasculares. Del mismo modo, estudios posteriores basados en ensayos clínicos han versado sobre el consumo de nueces y su efecto sobre los marcadores bioquimicos y antropométricos. De forma que las nueces sí podrían tener cierto impacto en la prevención de estas enfermedades.

Sin embargo, los estudios mencionados incluyen trabajos realizados durante periodos menores a seis meses. No existen estudios que incluyan trabajos con un seguimiento igual o mayor a seis meses. Esto quiere decir que a día de hoy no existen suficientes evidencias que permitan afirmar que con el consumo de nueces a largo plazo esté directamente relacionado con cambios favorables sobre el peso, la glucosa o los lípidos en sangre.

Aún son necesarios más trabajos y de mayor duración que permitan confirmar el efecto positivo de su consumo sobre la salud.

Independientemente, es importante tener en cuenta que la base de una buena salud se encuentra en la toma de buenos hábitos de vida y alimenticios. Por ello, incluir en la dieta alimentos como la nuez de Macadamia, con buenos nutrientes y propiedades, puede ser una buena forma de ayudar al organismo a mantenerse sano.

Te puede ser útil: Omega 3, en más alimentos que el pescado graso

En la cocina

La nuez de Macadamia está considerada como un alimento muy versátil por la facilidad con que puede incluirse en diferentes recetas y adaptarse a los diferentes gustos de las personas.

Así, por ejemplo, es posible introducirla en recetas saladas, añadiéndola en platos de pasta, verduras o cremas. También en platos de wok o arroces. La Macadamia puede aportar un toque crujiente que resulta muy agradable al paladar.

Por otro lado, se pueden elaborar diferentes postres con la nuez de Macadamia. Por ejemplo, los expertos de la cocina suelen incluirla como ingrediente principal en pasteles, galletas, chocolates, helados o incluso batidos de diferentes sabores.

Además, es posible consultar a un especialista a la hora de realizar una dieta equilibrada cómo incluir determinados productos, como puede ser la Macadamia, en la misma. Pregunta, infórmate sobre qué alimentos pueden incidir mejor en tu organismo y gana en salud.

  • Fraser GE, Sabate J, Beeson WL, Strahan TM. A possible protective effect of nut consumption on risk of coronary heart disease. The adeventist health study. Arch Intern Med 1992; 152 (7): 1416-24.
  • Garg, M. L., Blake, R. J., Wills, R. B. H., & Clayton, E. H. (2007). Macadamia nut consumption modulates favourably risk factors for coronary artery disease in hypercholesterolemic subjects. Lipids. https://doi.org/10.1007/s11745-007-3042-8
  • Efecto del consumo de nueces, semillas y aceites sobre marcadores bioquímicos y el peso corporal; revisión sistemática, http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112012000400002
  • Web Archive, https://web.archive.org/web/20130614232656/http://www.mag.go.cr/bibioteca_virtual_ciencia/tec_macadamia.pdf