Beneficios de los arándanos para tu salud

Virginia Bruno 10 febrero, 2018
Descubre a continuación cuáles son los beneficios de los arándanos para tu salud y anímate a incorporar estos maravillosos frutos en tu dieta más a menudo.

Los arándanos son bayas que cuentan con la mayor cantidad de moléculas antioxidantes dentro de las frutas. Están incluidas dentro de los llamados ”frutos del bosque” y también son conocidos con el nombre de: mirtilo.

Además de ser uno de los ingredientes mas utilizados en la gastronomía, especialmente en preparaciones dulces, los arándanos son muy requeridos en la fitoterapia en vista de que tienen las siguientes propiedades:

  • Antiinflamatoria.
  • Gastroprotectora.
  • Antibacteriana.
  • Vasodilatadora.
  • Antiespasmódica.
  • Antiagregante.
  • Astringente.

De hecho los arándanos son uno de los alimentos más nutritivos que podemos incluir en nuestra dieta diaria, junto con las espinacas, el kiwi, el apio, o la remolacha.

Por otra parte, los arándanos forman parte de los ingredientes indispensables en planes de desintoxicación del organismo. 

Beneficios de los arándanos para tu salud

1. Una buena vista

Fisiología de la visión cromática

¿Sabías que los arándanos están indicados en caso afección o trastornos de las arterias de los ojos? Pues sí. Debido a su elevado contenido de vitamina A, conocida como retinol, favorecen la salud ocular y, por ende, se procura una buena visión.

Asimismo, su consumo habitual puede resultar muy beneficioso en caso de sufrir de glaucoma, una enfermedad que se caracteriza por el aumento de la presión ocular, entre otros síntomas.

2. Protección contra enfermedades cardiovasculares y diabetes

Los arándanos son ricos en polifenoles. Razón por la cual su consumo regular ayuda a prevenir patologías asociadas con el metabolismo, lo cual incluye enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Estas bayas disminuyen los riesgos ocasionados por la inflamación producida por la obesidad y la resistensia a la insulina, entre otros, explica la Dra. Klimis-Zacas, profesora de nutrición clínica en la Universidad de Maine.

3. Protección contra infecciones urinarias

Adicionalmente estas bayas son antisépticos naturales (consecuencia de su propiedad antibacteriana). Esto resulta un complemento muy eficaz contra las infecciones urinarias.

Por consiguiente, el jugo de arándanos es ideal para las personas que padecen inflamación de la vejiga, cistitis, o infección de los riñones. ¿Por qué? porque tiene tiene una función depurativa que desintoxica al organismo de sustancias nocivas.

Visita este artículo: Delicioso batido multivitamínico para mejorar la visión y el metabolismo

4. Excelente para la piel

Por qué usar el limón para tener una piel bella y sana

Por ser una gran fuente de  antioxidantes y vitaminas, los arándanos son ideales para mantener la salud de la piel, ya que estimulan la producción de colágeno. Por otra parte, al ser ricos en antioxidantes esto retrasa el envejecimiento celular prematuro.

5. Fortalecimiento del sistema inmunitario

De acuerdo a una serie de estudios que se realizaron en la Universidad Estatal de Oregón, se halló que los arándanos contienen un compuesto derivado del estilbeno, que funciona de forma similar a la vitamina D.  Esto ayuda al fortalecimiento del sistema inmunitario y, por ende, aumento de las defensas.

6. Mejora la digestión y el tránsito intestinal

digestion-pesada

Los arándanos contienen proantocianidinas. Estas son sustancias con una función antiadherente en el organismo que hace que las bacterias dañinas no se adhieran a las paredes del aparato gastrointestinal.

Por supuesto, dicha función ayuda a evitar las úlceras estomacales, prevenir la placa dental (principal causa de gingivitis y caries) ya que evitan la proliferación de bacterias.

Propiedades nutricionales de los arándanos

Al incorporar 100 gramos de arándanos a nuestra dieta conseguimos los siguientes aportes nutricionales:

Nutriente Valor
Calorías 57.0 kcal
Agua 84.21 g
Hidratos de carbono 14.49 g
Proteínas 0.74 g
Grasa total 0.33 g
Ceniza 0.24 g

Lo bueno de los arándanos es que puedes comerlos tanto deshidratados como al natural. Aunque lo ideal es aprovecharlos cuando están frescos, en deliciosos batidos o en ensaladas frutales acompañados de: plátanos, fresas, manzanas, entre otras. También existe la opción de tomarlos con un delicioso yogur natural en alguna merienda.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 formas de utilizar yogur natural como remedio casero

Tipos de arándanos

  • Negros americanos. Son de color negro azulado y son más grandes que los arándanos comunes. Estos son especialmente ricos en vitamina C.
  • Rojo o agrios. Son pequeñas bayas de color rosa pálido, muy populares en el norte de Europa, de Asia y de Norteamérica.
  • Rojos pequeños. Son del norte de Europa y Asia. La planta se caracteriza por tener hojas triangulares.
  • Rojos americanos. Son originarios de Canadá, y Estados Unidos, como su sabor es similar al de la manzana.

¿Cómo elegirlos y conservarlos?

Es necesario fijarse en su color y textura al elegirlos. Los de mejor calidad son brillantes y de color intenso, además se caracterizan por ser secos y firmes al tacto. Mientras que los arándanos blandos ya están pasados.

Para su conservación procura:

  1. Separar los mohosos de los más frescos.
  2. Mantenerlos en el refrigerador.
  3. Tirar a la basura los que tengan moho blanco, vellos o simplemente tengan un color blancuzco.
  4. Puedes extenderlos en una bandeja y dejarlos secar al aire libre.

Te puede gustar