Beneficios de los masajes reductores

Los masajes reductores ayudan a mejorar los resultados de una dieta de adelgazamiento o simplemente quieres mejorar tu imagen. Debes tener presente que para conseguir resultados has de ser constante en tus cuidados.

Además de seguir una dieta equilibrada y de practicar ejercicio de forma habitual, puedes mejorar tu aspecto con masajes. Los masajes reductores se realizan empleando cremas con ingredientes que te ayudan a reducir volumen y grasa en zonas concretas de tu cuerpo.

Las cremas que se utilizan en los masajes, ayudan a reducir grasa localizada, la celulitis y a mejorar la circulación sanguínea en la zona que se aplican.

En general, las zonas difíciles del cuerpo donde se emplean los masajes reductores son el abdomen y las piernas. A su vez, en los brazos y cuello se emplean, con mayor frecuencia, los masajes reafirmantes.

Para que los productos empleados en los masajes reductores sean del todo eficaces, tu piel debe estar perfectamente limpia y libre de células muertas. Puedes eliminar estas células utilizando un guante de crin o una crema exfoliante. Si empleas el guante, realiza movimientos circulares suaves y ascendentes.

Si te decantas por una crema exfoliante, debes ponerla sobre la piel húmeda y realizar suaves masajes. A continuación, aclara y procede a realizar el masaje reductor.

Lee también: Exfoliantes corporales para piel seca

Pasos previos a los masajes reductores

Como ya sabes, para que los masajes reductores serán más eficaces, debes seguir estos pasos:

guante exfoliador para masajes reductores

1. Exfoliación

Esta crema exfoliante se prepara con ingredientes que tenemos en casa habitualmente. La puedes utilizar principalmente para eliminar las células muertas en las piernas. Para su elaboración  necesitas estos ingredientes:

  • 4 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 4 cucharadas de café molido.
  • 1 cucharada de sal marina.
  • 2 cucharadas de miel.

En un recipiente vierte el azúcar con el café molido, el aceite de oliva y la sal marina. A continuación, añade la miel y mezcla. Seguidamente, aplica la mezcla con las manos dando suaves masajes circulares y ascendentes.

Realiza estos movimientos durante unos minutos, al cabo de los cuales debes aclarar con agua tibia y retirar los restos. A la vez que eliminas las células muertas de la epidermis, obtendrás una sensación de relajación.

 

Exfoliante casero a base de café

2. Crema casera para masajes reductores

Se trata de una crema para realizar masajes reductores y que puedes preparar en casa. Para ello, necesitarás medio litro de agua y una cucharada de los siguientes ingredientes:

  • Algas marinas.
  • Romero.
  • Aloe vera.
  • Menta.
  • Centella asiática.
  • Cola de caballo.
  • Hiedra.
  • Elastina.

Pon en un recipiente al baño maría el agua con los ingredientes y espera a que hierva. Después de que enfríe, vierte la mezcla en un envase de vidrio, y ponlo en la nevera.

También te puede interesar: Los 5 mejores masajes anticelulíticos

Cómo realizar los masajes reductores

Existen diferentes técnicas para realizar los masajes reductores tales como el amasado, la fricción y el golpeteo. Lo primero, será extender la crema sobre la zona a tratar, seguidamente empieza con la técnica de amasado, y amasa suavemente la zona.

El movimiento será circular en el sentido de las agujas del reloj, y a medida que va pasando el tiempo, vas presionando la zona. También puedes dar algunas palmadas suaves. Realiza el masaje durante 20 minutos.

Los resultados no se ven de forma inmediata, por eso es importante que seas constante. Recuerda que los masajes reductores, además de mejorar tu imagen, te ayudan a bajar el nivel de estrés, a relajarte y a mantener un buen flujo sanguíneo.

También debes beber mucha agua para mantener tu cuerpo en un estado de optimo de hidratación a la vez que ayudas a eliminar toxinas. Además, realiza diferentes deportes como correr, montar bicicleta o hacer natación y duerme las horas necesarias para tener un descanso adecuado.

Otra aspecto importante a la hora de cuidar tu cuerpo y mantenerte en el peso ideal, es tener una dieta equilibrada. En la que incluirás frutas y verduras que le aportarán a tu cuerpo todos los nutrientes y vitaminas que necesita para mantenerse en un estado excelente.

 

 

 

  • Vázquez Gallego, J. (2009). Manual profesional del masaje. Editorial Paidotribo. https://doi.org/10.1109/POWERCON.2014.6993622

  • Lacomba, M. T. (1999). Drenaje linfático manual. Método Vodder. In VII Jornada Nacionales de Fisioterapia en el Deporte.

  • Lardry, J.-M. (2010). La sesión de masaje. EMC - Kinesiterapia - Medicina Física. https://doi.org/10.1016/S1293-2965(10)70725-8