Beneficios para nuestra salud de tener una mascota

Algunos perros pueden llegar a detectar a tiempo alguna alteración en los niveles de glucosa en personas diabéticas.

Tener una mascota en casa vehiculiza los sentimientos, los afectos y diferentes reacciones en cada uno de los miembros del hogar. Pero, además, hay diferentes estudios que han comprobado que las mascotas mejoran nuestra calidad de vida, no sólo emocionalmente, sino que también físicamente.

No cabe duda de que las mascotas son una gran compañía para todas las personas. Además de ser muy fácil relacionarnos con ellos afectivamente, también ocupan un espacio muy importante en el hogar, hasta el punto de que los llegamos a sentir como miembros de nuestra familia.

Seguramente tienes o has tenido una mascota en casa y no te has puesto a pensar en cuán importante puede llegar a ser su presencia para tu salud. Si aún desconoces los beneficios de tener una mascota en casa, a continuación te damos a conocer todas las ventajas, para que tengas uno o más  motivos para querer a tu animal, o animarte a adoptar uno.

Tener una mascota disminuyen el riesgo cardíaco

Un estudio realizado por  la American Heart Association, determinó que tener una mascota pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. Estos estudios determinaron que las personas que sacan a pasear a su perro, cumple con un 54% más de los niveles de energía que se recomiendan para la rutina diaria. Gracias a este ejercicio, la persona está menos propensa a sufrir enfermedades cardiovasculares.

Si deseas mantener tu corazón sano y compartir con tu mascota, lo ideal es caminar con ella al menos 150 minutos a la semana

Evitan el sentimiento de soledad

Consejos para vivir mejor

Tener una mascota en casa ayuda a la persona a sentirse más segura de sí misma y más protegida. Una mascota puede ayudar a evitar depresiones por sentimiento de soledad, ya que su compañía estimula el contacto físico y la comunicación. Quienes hablan con su mascota tienden a encontrar en ello una terapia de relajación.

Reducen el estrés

Estudios han revelado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente, ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Esto se debe a que la caricia sobre el animal estimula la liberación de una hormona llamada oxitocina, la cual se relaciona con la vinculación emocional. Esta demostración afectiva favorece tanto al dueño como al animal.

Mejoran el estado de ánimo

Diferentes encuestas han determinado que las personas que tienen en su casa un gato o un perro, sienten menos tristeza e incluso se sienten mucho mejor cuando están deprimidos y juegan o interactúan con su mascota.

Esto se debe a que al jugar con la mascota, se estimula la producción de  serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye.

Fortalecen el sistema inmunológico

Sistema-Inmunolgico

Diferentes investigaciones también han determinado que convivir con mascotas desde temprana edad, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, reduciendo, con esto, el riesgo de desarrollar alergias y enfermedades respiratorias.

Para comprobar esto, investigadores de Finlandia, realizaron un estudio con 397 niños desde su nacimiento hasta el año. La investigación consistía en llevar un seguimiento a los niños y el contacto que tenían con los animales. Como resultado se determinó que los niños que más contacto tuvieron con los animales, gozaban de un sistema inmune más fuerte.

Pueden llegar a ayudar a las personas diabéticas

Aunque suene un poco increíble, algunos perros pueden llegar a ayudar a las personas que padecen diabetes. Incluso, hay organizaciones como Dogs for Diabetics, que se dedican a entrenar perros para que ayuden a los pacientes con este problema de salud.

Resulta que en ocasiones las personas con esta enfermedad tienen una caída en el nivel de glucosa en la sangre que no pueden detectar a tiempo. Sin embargo, se ha sugerido que los perros si pueden detectar a tiempo esta alteración química y posteriormente avisarle a su dueño.

Mejoran la esperanza de vida

tener una mascota

Las investigaciones han concluido que a nivel general, las personas que tienen mascotas en casa, en especial gatos y perros, tienen una vida más saludable, son más felices, tienden a estresarse menos y en general aumentan su expectativa de vida.

Los animales le brindan sensación de bienestar a la persona incluso cuando ésta está pasando por un mal momento, este tipo de sensaciones mejoran la calidad de vida y pueden prolongarla por más tiempo.

  • McConnell, A. R., Brown, C. M., Shoda, T. M., Stayton, L. E., & Martin, C. E. (2011). Friends with benefits: On the positive consequences of pet ownership. Journal of Personality and Social Psychology. https://doi.org/10.1037/a0024506
  • Chomel, B. B., Belotto, A., & Meslin, F. X. (2007). Wildlife, exotic pets, and emerging zoonoses. Emerging Infectious Diseases. https://doi.org/10.3201/eid1301.060480
  • Siegel, J. M. (1990). Stressful Life Events and Use of Physician Services Among the Elderly: The Moderating Role of Pet Ownership. Journal of Personality and Social Psychology. https://doi.org/10.1037/0022-3514.58.6.1081