Beneficios de tener plantas en casa para la salud

Tener una cantidad prudente de plantas en casa puede beneficiar mucho a tu salud, no solo por purificar el ambiente, sino también en el plano psicológico.

Muchas personas tienen muchos reparos en tener plantas en casa. Sobre todo, cuando hablamos de tener plantas en la habitación, creen que esto es sumamente nocivo. No obstante, esto es una creencia para nada cierta. Tener plantas en casa y en las habitaciones es muy beneficioso.

Eso sí, no estamos queriendo decir con esto que haya que llenar la casa de plantas. Es necesario que exista una cantidad prudente y que en la habitación donde vayamos a dormir haya solo una planta. Esto no es para nada peligroso para nuestra salud.

¿Por qué las personas creen que las plantas son malas dentro del hogar y las habitaciones? Porque, durante la noche, las plantas respiran y expulsan dióxido de carbono. Sin embargo, con una cantidad prudente, los beneficios que aportan durante el día compensan con creces este hecho.

Las plantas purifican y revitalizan el ambiente

Tener plantas en casa nos ayuda a purificar y a revitalizar el ambiente. El motivo está en que, durante el día, las plantas absorben los gases contaminantes que hay en el aire que respiramos. Asimismo, también ayudan a incrementar la humedad en el aire.

¿Sabías que las plantas pueden refrescar el ambiente en verano y hacer que se esté más caliente en invierno? Pues ahora ya sabes otra de sus características que las hacen tan especiales y necesarias dentro del hogar.

Tener plantas en casa

Nos ayudan a trabajar y estudiar

Tener plantas en casa puede suponer una excelente ayuda para trabajar y estudiar. El motivo está en que las plantas son una gran aliado para reducir el ruido tanto exterior como interior. Esto se nota, sobre todo, en lugares pequeños y cerrados.

Las plantas ahogan el ruido favoreciendo a que, si trabajas desde casa, por ejemplo, te moleste mucho menos todos los sonidos que puedan venir del exterior y afectar a tu concentración. Lo mismo ocurre si estudiamos dentro del hogar.

Este gran beneficio que nos proporcionan las plantas nos va a ayudar a sentirnos mucho más tranquilos y relajados. Así, nos permitirán sentirnos mejor, pudiendo trabajar con una mayor eficacia y reduciendo de manera drástica el estrés. Sin duda, es una muy buena idea tener plantas en casa.

No te pierdas 7 consejos prácticos para reducir el estrés

Reducen el polvo en el hogar

¿Alguna vez te sorprendes de lo rápido que el polvo se instala en tu hogar? Dependiendo del lugar en el que vivas o de determinadas circunstancias que ahora desconocemos, puede que tu hogar se llene de polvo con relativa asiduidad. Esto hace que tengas que limpiar muchas más veces.

El hecho de limpiar hoy el polvo y que al día siguiente ya haya puede resultar frustrante y generar un mal estado de ánimo. Por eso, las plantas pueden ayudar mucho en estos casos. La pregunta es ¿cómo?

Plantas en el hogar

Como bien hemos visto anteriormente, las plantas absorben los gases contaminantes que hay en el aire, purificando el ambiente, reduciendo la polución y ayudando a que el polvo se reduzca hasta un 20 %. Si eres alérgico al polvo, ¡esto es muy importante para ti!

Mejoran la autoestima

¿Sabías que tener plantas en casa puede mejorar la autoestima? Esto es debido al efecto visual que producen. Una casa con plantas es una casa mucho más agradable a la vista, acogedora y bonita. Esto mejora el estado de ánimo y nuestra propia autoestima.

No obstante, las plantas necesitan cuidados. Debemos brindarles el agua que necesitan, trasplantarlas cuando lo requieran, velar por su salud, si tienen algún tipo de bicho intentar eliminarlo… Es decir, debemos ser responsables, constantes y pensar en el bienestar de alguien más que nosotros.

Descubre: 5 consejos para mejorar la autoestima

Por ello, si tenemos una baja autoestima, cuidemos a las plantas, veamos qué bonitas están, cómo mejoran si han estado enfermas… Todo ello nos dará mucha alegría y nos hará sentirnos mucho mejor. De hecho, cuidándolas a ellas estaremos, de alguna manera, cuidándonos a nosotros mismos. Puede ser una bonita terapia para volver a tener una autoestima sana.

¿Tienes tú plantas en el hogar? Si no las tienes porque requieren de mucha responsabilidad y cuidados, procura escoger aquellas que no necesitan que estés tan pendiente. De esta manera, ya no tendrás excusas para tener plantas en casa.

Si te animas a tener tu primera planta en casa, pide consejos donde la compres para saber cómo hay que cuidarla adecuadamente. Pues, si no lo haces, puede que esta muera y que te sientas incapacitado para cuidar de más plantas.