Beneficios de teñirte con henna

Elena Martínez Blasco·
03 Septiembre, 2020
La henna que se comercializa como tinte y procede de la parte de las hojas, las cuales se secan y pulverizan. Estas contienen componentes que puede ayudarnos a nutrir el cabello, además de teñirlo.

La henna es un producto totalmente natural, similar a la arcilla, que permite teñir nuestro cabello a la vez que lo fortalece. Por eso, si tu pelo es delicado, puede ser mejor que algunos tintes convencionales más “agresivos”.

En este artículo te explicamos los secretos de la henna, cómo utilizarla y dónde conseguirla. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

¿Qué es la henna?

La henna es el nombre árabe de un arbusto, conocido como Lawsonia inermis, con el cual se elabora un famoso y antiguo tinte natural de color más bien rojizo.

La henna, se comercializa como tinte y procede de la parte de las hojas que se secan y pulverizan. Este polvo es el que aplicaremos sobre el cabello para teñirlo, aunque también se ha usado siempre como tinte para tatuar temporalmente la piel.

Quizás te interese: ¿Cómo teñir el cabello con extractos naturales?

Beneficios para nuestro cabello

Siempre que lo compremos en establecimientos especializados, se trata de un producto de origen 100 % vegetal, sin ningún aditivo. De hecho, diversos estudios muestran que podría ser beneficiosa para nuestra piel y nuestro cabello.

Esto se debe a que es un artículo con una importante capacidad antibacteriana, lo que podría ayudarnos a reducir el impacto de ciertos factores que dañan nuestro cabello y nuestra piel.

De esta forma, la henna puede ayudarnos a aportar grosor y fuerza a nuestra melena. También puede ayudarnos a cubrir las canas. Eso sí, al ser un producto natural su efecto no será tan fuerte. De hecho, se suele recomendar comprar henna de un color similar al de nuestro cabello.

Por ejemplo, si tenemos el cabello negro, no es recomendable comprar henna roja, porque probablemente no obtengamos el efecto deseado. Eso sí, el lado positivo es que nos suele aportar un color más natural.

En cuanto a su duración, esta suele rondar los tres meses y va desapareciendo de forma gradual. Además, como su efecto no es tan fuerte como el de los tintes comerciales, su desaparición no se notará de forma tan drástica como un tinte convencional.

Por otro lado, aunque la henna aporta un color rojizo, a menudo se comercializa combinada con otras plantas para aumentar las variedades de color. También existe henna neutra, es decir, sin color, para usar como mascarilla capilar.

Con todo, te recomendamos comprar productos homologados. Y es que hay artículos hechos a base de henna negra que pueden provocar problemas cutáneos como alerta la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

 

Pelo pelirrojo

¿Son peligros los tintes convencionales?

En la actualidad parece existir cierta fobia hacia los tintes con amoniaco y peróxido porque se considera que estos pueden dañar el cabello. Si bien es cierto que estos productos son bastante “agresivos” (de ahí que también sean mas eficaces), si se cuida correctamente el cabello y no se abusa de su uso, en principio son productos seguros. 

Pero, ¿por qué es tan eficaz y a la vez tan agresivo? Porque como muestran algunas investigaciones el amoniaco realiza cambios estructurales en el cabello. Esto hace que, si no se cuida adecuadamente, el cabello se debilite.

Con todo, conviene tener en cuenta algunos de los efectos que se suelen asociar al uso desmesurado de este tipo de productos: 

  • Irritación del cuero cabelludo
  • Desequilibrio del sebo, generando un cabello graso o reseco
  • Caída del cabello
  • Cabello demasiado fino y con aspecto quebradizo y estropeado
  • Puntas abiertas

Para evitar estos posibles efectos secundarios es fundamental hacer un uso correcto de los mismos. Además, debes cuidar adecuadamente tu cabello.

De todas formas, si deseas evitar estos productos por completo, dispones en el mercado de tintes sin amoniaco que te permitirán teñirte el pelo igualmente. Y si no, te recomendamos productos naturales como la henna, que siempre suelen ser menos “agresivos”.

Descubre: 5 claves para cuidar tu cabello teñido

¿Cómo se utiliza la henna?

Seguiremos siempre las instrucciones de uso que indique el producto. Con todo, a continuación te ofrecemos una lista con los pasos que se suelen seguir:

  • Mezclaremos la henna en polvo con jugo de limón hasta conseguir una pasta homogénea y untable. El jugo de limón ayudará a que el color se fije mejor.
  • A continuación, dejaremos reposar esta mezcla en un bol, tapada con plástico, al menos ocho horas. Lo podemos dejar preparado antes de acostarnos y usarlo a la mañana siguiente.
  • Antes de su uso, lavaremos bien el cabello, sin usar acondicionador, y lo secaremos con una toalla.
  • Acto seguido, dividiremos el pelo en secciones e iremos aplicando la pasta de henna desde la raíz, por todo el cabello, cubriéndolo bien.
  • Una vez cubierto, envolveremos la cabeza con un gorro de plástico y por encima con una toalla, que mantendrá la temperatura adecuada.
  • Dejaremos actuar por lo menos una hora, o según las instrucciones del producto.
  • Por último, lavaremos el cabello como hacemos habitualmente.

Como dijimos al principio, la henna es también un tinte para la piel. Por eso, durante su uso es fundamental usar guantes para evitar manchas posteriores difíciles de eliminar.

También evitaremos que se tiña la piel de la frente poniéndonos un poco de vaselina justo en el borde, antes de aplicar el producto. Además, vigilaremos toda la ropa o las toallas que puedan entrar en contacto con la henna, ya que las teñirá fácilmente.

Henna para teñir

¿Dónde se compra?

Podemos encontrarla en herbolarios, tiendas de productos naturales y algunas tiendas de productos árabes. También se puede conseguir por internet.

Deberíamos elegir una henna de calidad, asegurándonos de que no contenga aditivos, solo henna de origen vegetal. A menudo se comercializan productos que contienen henna entre sus ingredientes pero que no son naturales.

Además, no es lo mismo comprar henna pura en polvo que un tinte que contenga henna. En este artículo nos hemos ceñido a la henna pura en polvo. En cualquier caso, compra siempre productos homologados. De lo contrario, podrías acabar dañando tu cabello.