Beneficios de tomar cada mañana té de ajo: ¡Aprende a prepararlo!

El té de ajo es una excelente alternativa a la toma del diente de ajo en ayunas. No solo conseguirás los mismos resultados, sino que no tendrás que sufrir el inconveniente que supone para muchas personas el olor que queda en la boca tras su ingesta.

¿Has probado alguna vez el té de ajo? Quizás hayas leído en este mismo espacio acerca de los beneficios de tomar un diente de ajo con un vaso de agua en ayunas. En esta ocasión, queremos compartir contigo una receta medicinal utilizada desde la Antigüedad.

Se sabe que el té de ajo era una bebida común en la antigua Grecia. Se usaba sobre todo para fortalecer el organismo y mejorar la salud general. Y, además, como bebida energizante y revitalizadora. Tal estima se ha mantenido de forma inalterable hasta la actualidad.

No en balde, has oído hablar tanto sobre las bondades del ajo como antibiótico natural o como fuente de antioxidantes. Así las cosas, ¿por qué no probar el té de ajo? Te aseguramos que es tan delicioso como original.

Las increíbles propiedades del té de ajo

Hemos de admitirlo: Comer un  diente de ajo en ayunas no es del agrado de casi nadie. De ahí que el sencillo té de ajo sea una opción tan interesante. ¿Quieres hacerte una idea de todo lo que podría hacer por ti?

  • Es un complemento ideal para ir perdiendo peso poco a poco. El té de ajo es un excelente depurativo que nos permite ir disolviendo ese exceso de grasa en nuestro organismo. También hemos de tener en cuenta que es una forma muy sana de acelerar nuestro metabolismo. Si nos acostumbramos a tomarlo cada mañana, cuidará de nuestra salud general; también, de nuestra figura.
  • Además de ser un remedio muy económico, el té de ajo es efectivo para mejorar nuestra salud cardíaca. Favorece nuestra circulación, reduce el colesterol malo o LDL, dilata los vasos sanguíneos y evita la arterioesclerosis.
  • ¿Sabes cuántas vitaminas puedes conseguir con un solo vaso de té de ajo al día?  Sin duda, aporta muchas vitaminas: A, B1, B2 y C, más excelentes antioxidantes. Todos son perfectos para cuidar de la vista, de la piel, lo cual previene además el envejecimiento prematuro.
  • Como ya sabes, el ajo es un excelente antibiótico natural. Esto significa que cuando lo tomamos estamos previniendo los molestos resfriados y fortaleciendo nuestro sistema inmunitario. Por tanto, estamos previniendo también la aparición de otras muchas enfermedades. Se sabe, de hecho, que los soldados griegos tomaban este té después de las batallas, con la finalidad de curar infecciones. Los actuales avances científicos permiten concluir que no estaban tan desacertados los griegos cuando le atribuían al ajo propiedades casi milagrosas.

Cómo preparar el té de ajo

ajo

He aquí, pues,la receta de esta bebida casi mágica. Toma nota.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • jengibre rallado (3 g aproximadamente)
  • 1 cucharada de jugo de limón (15 ml)
  • 1 cucharada de miel (21 g)

Preparación

  • Pon el agua a hervir.
  • Mientras se calienta el agua, trocea el ajo o, si lo deseas, puedes picarlo en pedazos más pequeños. Hazlo según prefieras. De este modo, optimizaremos sus propiedades durante la cocción.
  • Una vez que el agua bulla, añade el jengibre rallado y el ajo previamente cortado. Deja cocer durante 15 minutos o 20 minutos.
  • Transcurrido ese tiempo, retira del fuego y deja reposar la infusión otros 10 minutos más.
  • Cuélala y reserva el agua que resulte de la cocción.
  • Añádele el jugo de limón natural y la miel para endulzarla.
  • No te preocupes por el mal aliento que pueda dejarte el ajo. Al haber incluido en la cocción el jengibre y el limón, su olor característico desaparecerá por completo. Entrégate al disfrute de este excelente remedio medicinal.

Cuándo tomarlo

infusion Daniel Friedle

Lo podemos tomar cada día en ayunas, acto seguido de levantarnos. Conseguirás los mismos resultados que tomando ese diente de ajo natural. Y te beneficiarás, además, de una saludable infusión a la que estás incorporando también las no pocas propiedades del jengibre y del limón.

El té de ajo es, en suma, una sencilla receta curativa, llena de antioxidantes, vitaminas y minerales que podrías tomar a diario.

  • AA. VV. (2002). Diccionario integral de Plantas Medicinales. Madrid: RBA Libros.
  • Balch, P. A. (2000). Prescription for Nutritional Healing, 3ª ed. New York: Avery.
  • Salunkhe, D. K., and Kadam, S. S. (1998). Handbook of Vegetable Science and Technology. New York: Marcel Dekker.