Beneficios de una caminata diaria

Sólo con caminar 30 minutos al día estarás contribuyendo a mejorar tu estado de salud físico y mental. Descubre cómo.

La vida sedentaria es uno de los factores de riesgo para padecer diversas enfermedades cardiovasculares, respiratorias o musculo-esqueléticas. Introducir algo tan sencillo como una caminata diaria puede ayudarnos a prevenir dolencias y contribuir además a nuestra salud mental.

Descubre cómo nos ayuda caminar y qué puedes hacer para beneficiarte de ello.

Caminata

Si quieres activar tu cuerpo, nada mejor que una caminata diaria de al menos 30 minutos. Es bien sabido que debes iniciar la actividad paulatinamente, realizando calentamiento previo y luego de la actividad, sin olvidar hidratarte de manera correcta.

Puede que incluso el primer día te sientas agotado antes de terminar la caminata, tu cuerpo debe ser escuchado y si no logras completar en la primera vez los 30 minutos, no debes alarmarte. Hazlo con intervalos de descanso, hasta que tu cuerpo se adapte a la nueva actividad.

Si más adelante prefieres realizar ejercicios más intensos, solicita consejo de un entrenador, debes saber que cada persona puede realizar diferentes tipos de ejercicios, de acuerdo a la edad, peso corporal y enfermedades que pueda padecer. El ejercicio debe llevarse a cabo de manera segura, aprovechando todos los beneficios sin poner en riesgo tu salud.

Si padeces de alguna enfermedad que comprometa las articulaciones, el corazón u otra afección consulta primero con tu médico, él te aconsejará que tipo de actividad resulta recomendable para tu situación particular.

Ver también: 7 consejos para vencer el sedentarismo sin fallar en el intento

Principales beneficios de realizar una caminata diaria

Sistema circulatorio

  • Mejora la circulación sanguínea, de esa manera todos los nutrientes pueden llegar de manera eficiente a cada célula del cuerpo y evitarás problemas derivados de una mala circulación como hinchazón de piernas, varices, etc.
  • Los riesgos de padecer trastornos cardíacos disminuyen con la actividad física, el sistema cardiovascular se fortalece.

Sistema muscular y esquelético

  • Los músculos se irán tonificando, otorgando una figura más atractiva a quien lo practique.
  • Tus huesos, ligamentos, tendones y articulaciones se mantendrán más sanos y resistentes.
  • Ayudarás a prevenir el envejecimiento del sistema muscular y esquelético combatiendo el desgaste progresivo de las células.

Sistema digestivo

  • Quemarás calorías ayudando al descenso de peso, perderás grasa y ganarás musculatura.
  • Eliminarás líquidos extra de tu organismo.
  • Contribuye a los movimientos intestinales, ayudando a prevenir problemas de estreñimiento.
  • Puede protegernos contra la diabetes.
  • Ayuda a disminuir el colesterol malo y la presión arterial.

Sistema nervioso y salud mental

  • Notarás que tienes más energía y resistencia.
  • Ayuda a liberarte del estrés.
  • Al realizar ejercicios se liberan endorfinas, la hormona asociada al bienestar emocional.
  • Puede ayudar a combatir la depresión y el insomnio.

Recomendaciones antes de una caminata

Es necesario que utilices la vestimenta y calzado adecuado para la caminata. En cuanto a la vestimenta debe ayudar a que tu cuerpo pueda traspirar normalmente, ten en cuenta que mediante la transpiración la temperatura corporal se regula mientras realices actividad física.

Tampoco olvides llevar agua contigo cada vez que realices ejercicios. Además, deberás escuchar a las señales que tu cuerpo te da y tomar descansos cuando lo precises.

Es importante también que sepas que la llamada vuelta a la calma luego del ejercicio debe ser paulatina y lenta, no debes parar bruscamente, sino ir aminorando la velocidad de tus pasos para llegar suavemente al estado de reposo.

Antes y después del ejercicio físico es recomendable estirar correctamente los músculos. El límite siempre debe ser el dolor, nunca estires más allá de tus posibilidades si no quieres lesionarte.

Disfruta sanamente de la naturaleza y notarás la gran cantidad de beneficios que aporta a tu vida, tanto en el plano físico como psicológico.

Ver también: Caminar, un ejercicio fácil para ponerse en forma y estar saludables

 
  • Molina Zúñiga, R. (1998). El ejercicio y la salud," la caminata": beneficios y recomendaciones. Revista Costarricense de Salud Pública7(12), 65-72.
  • Cenarruzabeitia, J. J. V., Hernández, J. A. M., & Martínez-González, M. Á. (2003). Beneficios de la actividad física y riesgos del sedentarismo. Medicina clínica121(17), 665-672.
  • Cristi-Montero, C. (2013). ¿ Es suficiente recomendar a los pacientes salir a caminar?: importancia de la cadencia. Nutrición Hospitalaria28(4), 1018-1021.