Beneficios del agua de coco verde en caso de deshidratación

30 mayo, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Una buena hidratación ayuda a que el organismo realice correctamente sus funciones, lo cual viene a traducirse en salud y bienestar. De allí que se recomiende beber suficiente agua a lo largo del día. 

Cuando una persona presenta deshidratación, una de las bebidas que suelen recomendarle es el agua de coco. Sí, esta no solo se utiliza para elaborar batidos, licuados y recetas varias de repostería, sino también como complemento coadyuvante.

Según un estudio publicado en la Revista Mexicana de Pediatría en el año 2003, el agua de coco verde es una solución isotónica natural que contiene electrolitos, vitaminas y minerales, que podría utilizarse para el tratamiento de la diarrea aguda.

Una solución isotónica tiene una gran capacidad de rehidratación, ya que contiene una cantidad de sodio mínima (normalmente en forma de glucosa, bicarbonato sódico o cloruro de sodio) y, en cambio, es rica en minerales como el potasio. Por ende, se trata de una bebida que favorecería la absorción del agua y, a su vez, ayudaría reponer las sustancias perdidas.

Nota: Si padeces diarrea o deshidratación, debes acudir a tu médico. Nadie mejor que él podrá decidir el tratamiento a seguir para aliviar los síntomas y prevenir nuevos episodios.

Composición del agua de coco verde

El agua de coco verde se obtiene de la fruta que todavía no ha madurado. Tiene un color claro, un aroma y un sabor suave y agradable.

De una sola fruta fresca se pueden extraer entre 250 y 500 mililitros de agua de coco aproximadamente; y una vez extraída, se debería consumir en la brevedad posible, ya que una vez queda expuesta al aire, perdería muchas de sus propiedades nutricionales.

Resulta muy refrescante, quita la sed y, en general, es una bebida muy agradable. En las zonas costeras, suele consumirse con frecuencia, en especial, en el Caribe.

Agua de coco

Según los datos de la FAO, el agua de coco verde está compuesta por un 94% de agua, un 5% de fructosa y glucosa, alrededor de un 0.02% de proteínas y apenas un 0.01% de lípidos. Adicionalmente, es rica en minerales como el potasio, el calcio, el magnesio y el manganeso. No contiene casi sodio.

Para la deshidratación, ¿y qué más?

La combinación de su contenido de minerales y azúcar (en cantidades balanceadas) y su acidez baja hace que el agua de coco verde sea no solo apta para el consumo humano, sino recomendable. Por otra parte, se cree que contendría la misma cantidad de electrolitos que la sangre, por ello, resultaría excelente para la rehidratación oral.

Algunos de dichos electrolitos son:

  • Potasio, que ayudaría a mantener una buena presión arterial, minimizando los riesgos cardiovasculares.
  • Magnesio, importante para el mantenimiento de la salud de las células, una buena función muscular y, a su vez, la prevención de una sobrecarga de calcio.
  • Fósforo, que juega un rol importante en la salud ósea y en la transferencia de energía a las células del cuerpo (ayudando a los músculos a contraerse) y regulando la función nerviosa.
  • Calcio, una sustancia muy conocida por su importancia en la salud ósea (y que actúa de la mano junto con el fósforo).

Si bien no hay datos concluyentes al respecto, se suele utilizar el agua de coco como complemento en el tratamiento de la diarrea aguda en niños, además de en el tratamiento de la gastroenteritis.

¿Es recomendable su consumo diario?

No, no es necesario consumir agua de coco verde a diario. Para mantenernos bien hidratados a diario, lo más recomendable es beber suficiente cantidad de agua a lo largo del día.

Si bien es cierto que las bebidas isotónicas naturales pueden ayudarnos a recuperarnos tras haber realizado actividad física intensa o en casos de deshidratación, lo mejor es no recurrir a ellas de forma habitual, sino esporádicamente. A diario, el agua siempre será la mejor opción, dada su composición. 

El agua de coco verde comercial contiene azúcares añadidos, por lo que su consumo excesivo podría favorecer el aumento de peso y otras complicaciones. Se recomienda evitar este tipo de productos y, en su lugar, preferir su versión fresca.

Recuerda que en caso de deshidratación, debes consultar con tu médico de confianza para recibir el tratamiento adecuado a tu condición física y necesidades personales.

  • MedlinePlus. Agua de coco. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/natural/1261.html
  • Nanda Kumar T.B. 1990. Tender coconut water: nature’s finest drink, Indian Coconut J. 21: 14–18.
  • Saat M, Singh R, Gamini Sirisinghe R,Nawawi M.2002. Rehydration after exercise with fresh youngcoconut water, carbohydrateelectrolyte beverageand plain water, J. Physiol. Anthropol. Appl. Hum.Sci. 21: 93–104
  • Revista Mexicana de Pediatría. (2003). Agua de coco: una solución alternativa a la terapia de rehidratación oral. https://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2003/sp033c.pdf
  • National Institutes of Health. Potasio. https://ods.od.nih.gov/factsheets/Potassium-DatosEnEspanol/
  • National Institutes of Health. Magnesio. https://ods.od.nih.gov/factsheets/Magnesium-DatosEnEspanol/
  • MedlinePlus. Fósforo. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002424.htm
  • WebMD. Coconut Water. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-1261/coconut-water