Beneficios del ajo para el crecimiento del cabello y cómo utilizarlo en tratamientos

Katherine Flórez 26 julio, 2016
Además de favorecer el crecimiento del cabello y fortalecerlo, los compuestos sulfurosos del ajo nos ayudan a combatir diferentes infecciones y hongos, como los que provocan la caspa

El ajo es un alimento con múltiples aplicaciones en lo que tiene que ver con la gastronomía y la medicina natural.

Su particular sabor y su alta concentración de nutrientes esenciales le permiten destacarse como uno de los ingredientes más saludables para el consumo humano.

Lo que muchas personas no alcanzan a imaginar es que, más allá de tan importantes propiedades, sus sustancias activas tienen increíbles beneficios sobre la salud capilar.

De hecho, es un tratamiento alternativo contra el exceso de caída y, a largo plazo, promueve el crecimiento natural de la melena sin provocar efectos secundarios.

Aunque su olor no es el más agradable y permanece por varias horas, sus múltiples bondades hacen que valga la pena incorporarlo en la rutina de belleza.

Además, es mucho más económico que los tratamientos comerciales y se puede combinar con otros ingredientes que también combaten la calvicie.

En el presente artículo te contamos qué lo hace ser tan efectivo y cómo prepararlo en tratamientos caseros para el pelo.

¿Te animas a probarlo?

Beneficios del ajo para promover el crecimiento saludable del pelo

Ajo

El ajo está lleno de compuestos esenciales que, tras ser aplicados sobre el cuero cabelludo, estimulan la circulación de la sangre hacia los folículos del pelo y, por ende, aumentan la nutrición y oxigenación del mismo.

Su alta concentración de sustancias azufradas ha dado resultados positivos en el tratamiento de la caída excesiva y otros trastornos comunes como la caspa.

Usado varias veces a la semana no solo ayuda a aumentar el crecimiento natural, sino que promueve el brillo y crea una barrera protectora frente a las agresiones del ambiente y los radicales libres.

También le aporta un plus de vitaminas, minerales y proteínas a la melena, de modo que mejora su aspecto y aumenta su grosor.

Cabe destacar que es una fuente de vitaminas C, E y del complejo B, todas necesarias para tratar la debilidad y el quiebre.

Ver también: 7 beneficios de consumir ajo y miel en ayunas durante 7 días

Tratamientos con ajo para mejorar la salud capilar

1. Ajo y aloe vera

Plantas y gel de aloe vera

Este champú natural de ajo y aloe vera está recomendado para todos los tipos de cabello, ya que disminuye el exceso de producción de grasas a la vez que hidrata.

Es una fuente importante de antioxidantes y nutrientes que renuevan el cuero cabelludo para un crecimiento saludable y rápido.

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • ½ vaso de gel de aloe vera (100 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 4 bolsitas de té de manzanilla
  • 1 yema de huevo
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 1 recipiente de vidrio

¿Qué debes hacer?

  • Pela los ajos, tritúralos en un mortero y combínalos con la cucharada de miel hasta conseguir una pasta espesa.
  • Vierte la mezcla en un recipiente de vidrio y ponla en el refrigerador mientras preparas los demás ingredientes.
  • Pon a hervir el agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las bolsas de manzanilla y déjalo a fuego mínimo durante tres minutos.
  • Déjala reposar y bate el líquido, junto con el aloe vera y la yema de huevo en la licuadora.
  • Cuando esté lista, incorpórala en el frasco y asegúrate de que quede bien mezclada con la pasta de ajo.
  • Humedece el cabello, extiende el producto desde las raíces hasta las puntas y déjalo actuar durante 30 minutos.
  • Enjuaga con tu champú habitual y repite su uso tres veces a la semana.

2. Aceite de ajo

Mascarilla de ajo y aceite de oliva

El aceite de ajo es un producto hidratante, idóneo para las melenas resecas, débiles y con problemas de caída.

Su uso promueve el crecimiento, combate los hongos que causan la caspa y limpia en profundidad las raíces.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 8 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (128 g)

¿Qué debes hacer?

  • Tritura los dientes de ajo y mézclalos en una sartén caliente con el aceite de oliva.
  • Baja el fuego, deja que se caliente un par de minutos y retíralo.
  • Cuando esté a una temperatura moderada, viértelo en un frasco y déjalo macerar en un sitio oscuro durante un día.
  • Pasado el tiempo indicado, frótalo sobre el cuero cabelludo y el cabello con suaves masajes.
  • Deja que actúe dos horas y enjuaga con tu champú normal.
  • Úsalo dos o tres veces a la semana.

Te recomendamos leer: 8 formas de utilizar aceite de oliva como producto de belleza natural

3. Ajo y cebolla

jugo ajo-cebolla

La cebolla es uno de los mejores complementos del ajo y, en este caso, sus compuestos sulfurosos permiten conseguir una melena más abundante y fuerte.

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • ¼ de cebolla
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de canela en polvo (10 g)

¿Qué debes hacer?

  • Tritura los dientes de ajo, pica la cebolla y añádelos en una olla con medio litro de agua.
  • Déjalo hervir durante cinco minutos a fuego bajo y añade la canela.
  • Cuando esté listo, espera hasta que se enfríe y pasa el líquido a través de un colador.
  • Vierte el producto en una botella con spray y rocíalo sobre el pelo.
  • Puedes separarlo en varios mechones para facilitar su aplicación por todos lados.
  • Déjalo actuar 15 minutos, enjuaga y úsalo durante una semana consecutiva.

¿Aún no has aprovechado las bondades del ajo para tu pelo? Elige el tratamiento que más te llame la atención y descubre el mejor aliado para su crecimiento natural.

 

Te puede gustar