Beneficios del alga espirulina

26 septiembre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
La espirulina es un complemento ideal para aquellas personas que quieren perder peso, ya que podemos incluirla en nuestra dieta para obtener un aporte extra de vitaminas y minerales.

La espirulina es un alga azul-verde muy rica en nutrientes, que se utiliza a menudo como un suplemento nutricional debido a los beneficios que le aporta al organismo. Cabe destacar que es una fuente importante de proteína vegetal, además de clorofila. ¿Conoces sus beneficios?

Valor nutricional del alga espirulina

Gran parte de los beneficios del alga espirulina provienen de su riqueza de nutrientes esenciales. En concreto, de acuerdo a información recopilada en la base de datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, una porción de solo 7 gramos de este suplemento puede aportar: 

  • Proteína: 4 gramos
  • Tiamina (vitamina B1): 11% de la dosis diaria recomendada
  • Vitamina B2 (riboflavina): 15% de la dosis diaria recomendada
  • Vitamina B3 (niacina): 4% de la dosis diaria recomendada
  • Cobre: 21% de la dosis diaria recomendada.
  • Hierro: 11% de la dosis diaria recomendada

Entre otras cosas, cabe destacar que también contiene cantidades moderadas de magnesio, potasio y manganeso, además de tener solo 20 calorías. Incluso, aporta una pequeña cantidad de ácidos grasos, como omega 3 y 6.

Ver también: Cómo y cuándo tomar la espirulina para que sea más efectiva

Proteínas y aminoácidos del alga espirulina

Es importante destacar de manera especial el contenido de proteína del alga espirulina, ya que corresponde a un 70% de proteína biológicamente completa. Cuenta con los 8 aminoácidos esenciales y también concentra 10 de los 12 aminoácidos no esenciales.

Espirulina en un vaso.

Ver también: Cómo incorporar las algas a la dieta para conseguir más minerales

Beneficios del alga espirulina

La espirulina es un complemento sano para aquellas personas que presentan deficiencias nutricionales, ya que una cucharadita al día ayuda a combatir condiciones como la anemia.

Esto, como lo explica un estudio publicado en Cellular & Molecular Immunology, podría ser el resultado de la estimulación del contenido de hemoglobina de los glóbulos rojos y su capacidad para mejorar la función inmune.

Por otro lado, se considera un buen modulador de las funciones inmunitarias, ya que mejora los mecanismos de defensa frente a varias enfermedades. De acuerdo con una investigación publicada en European Archives of Oto-Rhino-Laryngology, resulta efectiva contra los síntomas de la rinitis alérgica.

La espirulina es un alga con múltiples beneficios para la salud

A su vez, ha sido fuente de investigación por sus efectos sobre la salud cardiovascular. En este sentido, un estudio divulgado a través de Journal of Medicinal Food, determinó que puede contribuir a una reducción de la presión arterial alta, ya que aumenta la producción de óxido nítrico.

Según explica este trabajo, el óxido nítrico es una molécula de señalización que interviene en la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos.  Asimismo, otros estudios han determinado que contribuye a regular los niveles de colesterol.

Alga espirulina y fuerza muscular

Un beneficio que quizá interesa a quienes buscan mantener su figura es que el alga espirulina incrementa la fuerza muscular y resistencia. Coincidiendo con una publicación en Medicine & Science in Sports & Exercise, este suplemento disminuye la fatiga muscular y, por tanto, es útil para tener un mejor rendimiento deportivo.

Lo anterior, sumado a su contenido de proteínas y micronutrientes, podría apoyar la pérdida de peso, sobre todo en pacientes con sobrepeso.

En definitiva

El alga espirulina es un complemento saludable que puede ayudar a obtener la dosis diaria de nutrientes esenciales. Aunque no es un producto milagroso o similar, su consumo es una forma de promover el bienestar. No obstante, antes de tomarlo, lo mejor es consultar al médico o nutricionista.

  • Selmi C, Leung PS, Fischer L, et al. The effects of Spirulina on anemia and immune function in senior citizens. Cell Mol Immunol. 2011;8(3):248–254. doi:10.1038/cmi.2010.76
  • Miranda, M. S., Cintra, R. G., Barros, S. B. M., & Mancini-Filho, J. (1998). Antioxidant activity of the microalga Spirulina maxima. Brazilian Journal of Medical and Biological Research. https://doi.org/10.1590/S0100-879X1998000800007
  • Juárez-Oropeza, M. A., Mascher, D., Torres-Durán, P. V., Farias, J. M., & Paredes-Carbajal, M. C. (2009). Effects of dietary spirulina on vascular reactivity. Journal of Medicinal Food12(1), 15–20. https://doi.org/10.1089/jmf.2007.0713
  • Mazokopakis, E. E., Starakis, I. K., Papadomanolaki, M. G., Mavroeidi, N. G., & Ganotakis, E. S. (2014). The hypolipidaemic effects of Spirulina (Arthrospira platensis) supplementation in a Cretan population: A prospective study. Journal of the Science of Food and Agriculture94(3), 432–437. https://doi.org/10.1002/jsfa.6261
  • Cingi, C., Conk-Dalay, M., Cakli, H., & Bal, C. (2008). The effects of spirulina on allergic rhinitis. European Archives of Oto-Rhino-Laryngology265(10), 1219–1223. https://doi.org/10.1007/s00405-008-0642-8
  • Deng, R., & Chow, T. J. (2010). Hypolipidemic, antioxidant, and antiinflammatory activities of microalgae spirulina. Cardiovascular Therapeutics. https://doi.org/10.1111/j.1755-5922.2010.00200.x
  • Soni, R. A., Sudhakar, K., & Rana, R. S. (2017). Spirulina – From growth to nutritional product: A review. Trends in Food Science and Technology. https://doi.org/10.1016/j.tifs.2017.09.010