Los beneficios del consumo de nueces para nuestro estómago

Las nueces forman parte de la familia de los frutos secos y son muy populares. Se trata de un alimento con múltiples beneficios para la salud.

Por lo general, asociamos el consumo de nueces con la mejora del rendimiento mental de las personas o el cuidado de la salud cardiovascular. No obstante, por sus propiedades, también resultan beneficiosas para nuestro estómago.

Las nueces son un fruto seco originario de Asia. Tienen una forma peculiar que recuerda al cerebro. Poseen un alto valor nutritivo, puesto que son uno de los alimentos más ricos en grasas saludables. Además son ricas en:

  • Fibra.
  • Proteínas vegetales.
  • Ácido fólico.
  • Magnesio y calcio.

Su consumo regular ayuda entre otras cosas, a regular el tránsito intestinal, prevenir trastornos cardiovasculares y a evitar o aliviar la acidez estomacal.

 

Nueces para aliviar la acidez estomacal

 

Beneficios del consumo de nueces

Las nueces se encuentran entre los alimentos más completos.  Algunas de sus propiedades más destacables son:

  • Ayudan a disminuir el nivel de colesterol malo, el LDL.
  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Acción antioxidante por su alto contenido en polifenoles.
  • Sacian por su contenido en fibra.

Lee también: Remedio con miel y nueces para regular la glándula tiroide

 

1. Desarrollo físico e intelectual

Por su contenido en grasas omega 3, las nueces son un alimento muy interesante en la edad infantil y juvenil, dado que, por su valor nutritivo ayudan al desarrollo físico e intelectual. Los estudiantes pueden mejorar su concentración y rendimiento académico consumiendo este alimento.

Oros componentes de las nueces valiosos para el cerebro además de los omega 3, son la lecitina, el fósforo y vitaminas del grupo B, siendo una buena manera de alimentar el cerebro, dar energía y tratar la pérdida de memoria.

2. Combatir la depresión

La ingesta diaria de nueces, aumenta los niveles de serotonina. Esta hormona se relaciona con la felicidad y el bienestar. Las personas que padecen  depresión tienen niveles más bajos de serotonina, por lo tanto, el consumo de nueces ayuda a combatir la depresión.

Beneficios del consumo de nueces

3. Beneficios de las nueces para la piel y los huesos

La presencia de zinc en las nueces junto con los polifenoles y vitaminas del grupo B ayudarán a mantener la piel en buen estado, evitando la sequedad de la misma. Además, por el elevado contenido en calcio, potasio y magnesio, nos ayudarán a mantener una buena salud ósea.

4. Apto para diabéticos

El consumo de nueces aporta fibra, lo que aumenta la sensación de saciedad. Esto ayuda a disminuir la ingesta de alimentos favoreciendo la perdida de peso.

Por su bajo contenido en hidratos de carbono, las nueces resultan un alimento adecuado para los diabéticos. Además, les aportan todos sus beneficios para la salud cardiovascular sin influir en los niveles de azúcar en sangre,

Lee también este artículo: Las nueces y sus 10 increíbles propiedades

¿Cómo consumir las nueces ?

Los frutos secos antes eran todo lo opuesto a una dieta perder grasa y bajar de peso. Sin embargo, cada vez son más los estudios que destacan lo beneficioso que resulta incluir las nueces en las dietas para adelgazar. Un puñado de nueces al día ayuda a reducir las tripa y perder grasa localizada en esa zona.

Hay estudios que ponen de manifiesto que, comer 30 gr diarios de nueces durante 12 semanas ayuda a mejorar los niveles de serotonina, reduce la sensación de hambre, disminuye los niveles de azúcar en sangre y la grasa abdominal.

Su alto contenido en omega 3 y en polifenoles, son los responsables de los beneficios que aportan las nueces en las personas con obesidad. Sin embargo, a pesar de su alto contenido calórico, su valor nutricional y consumo en pequeñas cantidades a diario puede mejorar los factores de riesgo cardiovascular.

La ración recomendada para  incluirlas en la dieta, es un puñado de entre 3 y 5 nueces, que podemos tomar en el desayuno, como un tentempié saludable, en ensaladas o en una salsa.

 

  • Padilla, F. C., Rincón, A. M., & Bou-Rached, L. (2008). Contenido de polifenoles y actividad antioxidante de varias semillas y nueces. Archivos Latinoamericanos de Nutricion. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1016/j.acalib.2015.02.012

  • Tatiana Oro1, Paulo José Ogliari1, Renata Dias de Mello Castanho Amboni1, & Daniel Barrera-Arellano2 y Jane Mara Block1 *. (2008). Evaluación de la calidad durante el almacenamiento de nueces Pecán [Carya illinoinensis (Wangenh.) C. Koch] acondicionadas en diferentes envases. GRASAS Y ACEITES. https://doi.org/10.3989/gya.2008.v59.i2.501

  • Prohens, J., & Nuez, F. (2008). Vegetables II: Fabaceae, Liliaceae, Solanaceae, and Umbelliferae. Journal of the American Dietetic Association. https://doi.org/10.1007/978-0-387-74110-9_8