7 beneficios insospechados del mango: ¿Cómo resistirse?

¿Sabías que, al ser rico en vitamina K, entre otras, el mango es una fruta ideal para fortalecer nuestros huesos? La vitamina K estimula la absorción de calcio

Pocos sabores son tan excitantes, energéticos y apetecibles como el de mango. De textura suave y atractivo color, la Mangifera indica es ese fruto de origen tropical que llega ya a prácticamente todos los rincones del mundo.

A pesar de que existen muchos tipos de variedades de mangos, todas tienen algo en común: tienen una pulpa muy carnosa, una gran semilla central e infinitos beneficios para nuestra salud.

Son mucho más que ese ingrediente que incluir en nuestros batidos, en nuestros postres o ensaladas. Estamos ante uno de los alimentos más consumidos del mundo y de los más saludables.

Te damos 7 buenas razones para comerlo cada día. ¿Te animas?

1. Reduce tu hipertensión con medio mango al día

hipotensión

Medio mango al día y cuida de tu salud. ¿Por qué no intentarlo? Los mangos son ricos en potasio y magnesio, dos minerales muy adecuados para equilibrar la tensión arterial.

Además, vitaminas como la riboflavina, la vitamina B6, A, C, K y el ácido fólico mejoran el ritmo cardíaco y el correcto transporte de nutrientes y oxígeno a todo nuestro organismo.

No dudes en llevar una dieta variada y equilibrada para, de este modo, regular de forma efectiva tu hipertensión.

Descubre también los estupendos beneficios de las zanahorias

2. El mango previene la degeneración macular

La degeneración macular es un trastorno ocular muy común a medida que nos hacemos mayores. Perdemos agudeza visual y nos cuesta mucho más focalizar para diferenciar detalles finos.

El mango contiene zeaxantina, un tipo de antioxidante que protege los ojos de los rayos solares y de las enfermedades oculares asociadas a la edad.

Recuerda tomar cada día una buen bol de frutas variadas y tu salud general y visual lo agradecerán.

3. Mejora tus digestiones

pelar-bien-un-mango

Si sufres de indigestión y acidez, los mangos pueden ser un alivio en el día a día. Contienen enzimas digestivas que favorecen la absorción de los alimentos y un correcto tránsito intestinal.

Asimismo, el mango es muy rico en ingredientes bioactivos como los ésteres, terpenos y aldehídos, que contribuyen a mejorar la función del sistema digestivo.

Te recomendamos leer también “cuáles son las mejores frutas para bajar de peso”

4. Son recomendables cuando sufrimos anemia

Sufrir de anemia ferropénica es muy común en la mujer. Tener unas menstruaciones abundantes suele ser, sin duda, una de sus causas.

  • Si es tu caso, toma nota de este sencillo consejo: consume mangos regularmente y aumentarás el número de glóbulos rojos en tu cuerpo.
  • Además, su alto contenido en vitamina C nos ayuda también a “asentar” los niveles de hierro.
  • Por otro lado, los nutricionistas también suelen recomendar a las embarazadas el consumo de mangos.

Cubren una parte del hierro que se necesita durante el embarazo, y a su vez, les aportan ácido fólico (imprescindible en el desarrollo del feto a lo largo de la gestación).

5. Mejora tu salud ósea

Mujer con sus huesos sanos y en forma

La vitamina K es ese nutriente al que no le prestamos demasiada atención. No obstante, es imprescindible, puesto que cuida de la resistencia de nuestros huesos, así como de favorecer la coagulación de la sangre.

  • Si tenemos un déficit de vitamina K se eleva el riesgo de posibles fractura óseas (como la de cadera).
  • Podemos hacer frente a este problema con el consumo de un mango al día, puesto que es muy rico vitamina K, esencial para favorecer la absorción del calcio.

6. Cuida de tu salud cerebral

Los mangos tienen abundantes cantidades de vitamina B6. Este nutriente es vital para mantener y mejorar la función del cerebro.

  • Su acción es muy concreta: favorecer la conexión entre las neuronas y mejorar a su vez nuestros patrones de sueño.
  • Además, la vitamina B6 mejora nuestra memoria, la concentración y potencia la buena circulación sanguínea hacia el cerebro.

7. Los mangos refuerzan nuestras defensas

Mangos

Los mangos y las zanahorias tienen muchas cosas en común. Ambos son ricos en beta-carotenos, un poderoso antioxidante (de ahí su tonalidad anaranjada o amarilla).

Lee también cuáles son las bebidas más saludables que el agua

  • Los beta-carotenos son excelentes aliados para nuestro sistema inmunitario.
  • Nos ayudan a protegernos de las bacterias y toxinas que nos rodean en el día a día.
  • A su vez, tomar de forma regular un batido de mango y zanahoria nos aporta una fabulosa cantidad de vitamina A.
  • Se trata de otro tipo de antioxidante que nos protege frente a los radicales libres que pueden dañar nuestros tejidos y que, además, aceleran el envejecimiento prematuro.

Para concluir:  los mangos son una gran opción alimenticia que añadir en nuestra dieta.

No solo son deliciosos y nos aportan bienestar y saciedad. Además, mejoran nuestra calidad de vida y cuidan de nuestra salud.

¿Cómo resistirse?

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar