Beneficios del pilates, ¿aún no lo practicas?

El pilates es una rutina muy recomendable para aquellas personas que tienen problemas de espalda, ya que, además de proporcionarnos flexibilidad, nos ayuda a fortalecer los músculos

El método Pilates es un tipo de entrenamiento físico y mental donde se trabaja toda la musculatura del cuerpo y sus ejercicios se basan en control, precisión, fluidez de movimiento, respiración y relajación con el fin de conseguir aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad de nuestro cuerpo.

Cualquier persona puede practicar Pilates, desde gente mayor o que ha realizado poco ejercicio físico hasta deportistas profesionales, pues hay diferentes niveles.

Powerhouse o centro de energía

El método Pilates se desarrolló en base al concepto de powerhouse que es la zona central de nuestro cuerpo, corresponde a la zona abdominal y dorsal, coincidiendo casi por completo con el músculo transverso abdominal.

La clave es el fortalecimiento de esta zona, pues todos los movimientos empiezan o se sostienen en esta zona. Estos ejercicios están destinados a reforzar los músculos de la parte baja de la espalda y de las nalgas para fortalecer la columna vertebral. Por este motivo, se recomienda practicar Pilates para tratar o prevenir problemas de espalda.

Beneficios del Pilates

– Se consigue un cuerpo fuerte y tonificado sin aumentar el volumen, debido a que se trabajan grupos musculares que difícilmente se utilizan en otros ejercicios o deportes.

– Al trabajar la musculatura profunda, se consigue un mejor sostén para órganos y esqueleto, adoptando una postura corporal más correcta y evitando lesiones.

– Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el sentido del equilibrio y la capacidad de coordinación.

Adoptaremos buenos hábitos posturales.

– Mejora nuestra capacidad pulmonar y notaremos que nuestra resistencia física mejora.

– El método Pilates incide en controlar la respiración y conseguir relajarnos, por ello, nos ayudará a bajar nuestro nivel de estrés y a mejorar las tensiones musculares. Notaremos que dormimos mejor y nos levantamos más descansados.

– Mediante la integración cuerpo-mente, conoceremos mejor nuestro cuerpo y mejorará nuestra autoestima.

– La práctica habitual de ejercicio, ya sea Pilates o cualquier otro, nos hace plantearnos nuestro estilo de vida y optar por uno más saludable en que nuestra dieta sea más sana y equilibrada y en la que abandonemos malos hábitos como el tabaco y el alcohol.

pilates

La práctica del Pilates debe ser controlada por un monitor especialista en el método que nos dirija y nos indique qué ejercicios resultan más beneficiosos  para nosotros dependiendo de nuestra edad, peso, estado físico, lesiones, enfermedades, etc.

Desde aquí os animamos a incorporar el Pilates a vuestro ejercicio habitual, pues es un complemento ideal para cualquier deporte o a que lo uséis como ejercicio de iniciación.

Imagen cortesía de My yoga Online y Herald Post

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar