Beneficios del vinagre de manzana para tratar la celulitis

No hay evidencias científicas que demuestren que el vinagre de manzana puede desaparecer de forma milagrosa la celulitis. Sin embargo, debido a sus propiedades, se puede considerar como un complemento para el tratamiento.

En la actualidad hay muchas mujeres que buscan métodos para tratar la celulitis. Aunque este problema estético no representa una amenaza para la salud, algunas se sienten inseguras de padecerlo. ¿Se puede combatir con vinagre de manzana?

Pues bien, el uso de este tratamiento anticelulítico sigue siendo controversial. Mientras que muchas aseguran que da buenos resultados en la disminución de los nódulos de grasa, hasta el momento no hay un estudio científico que compruebe dichos efectos. 

Sin embargo, a continuación, queremos compartir en detalle algunas de sus propiedades y cómo se puede emplear como aliado contra este problema. ¡Pruébalo!

¿Qué es la celulitis?

La celulitis son depósitos de grasa que atraviesan el tejido conectivo justo debajo de la superficie de la piel. Se caracteriza por causar una superficie cutánea irregular, cuyo aspecto ahuecado se compara con la piel de naranja o el requesón. 

Se estima que afecta entre un 80 y 90% de la población femenina adulta, formándose especialmente en áreas como los muslos y glúteos. Aunque no hay una causa exacta para explicar su aparición, está relacionada con cambios hormonales, hábitos de vida y genética.

Vinagre de manzana para tratar la celulitis

El uso de vinagre de manzana para tratar la celulitis ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Sin embargo, como mencionamos al principio de este artículo, es un tema muy controversial debido a la falta de evidencia científica que respalde sus beneficios. 

Este producto de origen natural se ha destacado en la medicina natural por sus múltiples aplicaciones en la medicina alternativaEl problema es que muchos han tratado de catalogarlo como un “remedio milagroso”, atribuyéndole propiedades que no son del todo ciertas. 

En el caso de la celulitis ha pasado algo similar. Varios portales han compartido fotos de “antes y después” para ilustrar sus supuestos resultados. Pero lejos de la realidad, no es un ingrediente mágico para hacer desaparecer este problema. 

Más bien, se trata de un complemento nutricional que, en cierta medida, apoya algunas funciones importantes del organismo. Por ejemplo, estudios científicos han demostrado que tiene efectos interesantes en la pérdida de peso.  

Una investigación realizada en un grupo de 175 personas con obesidad determinó que el consumo diario de vinagre de manzana contribuye a disminuir la grasa abdominal y el exceso de peso. En detalle, quienes consumieron una cucharada perdieron hasta 1,2 kilogramos, mientras que los que tomaron dos cucharadas bajaron hasta 1,7 kilogramos. 

Ahora bien, estos resultados se consideran modestos, puesto que el tiempo de investigación fue solo de tres meses. Lo que sí es cierto es que, en dosis mínimas, se puede incluir como aliado de una alimentación sana y balanceada. 

Considerando esto, y retomando sus efectos para tratar la celulitis, podríamos decir que puede ayudar a disminuir este problema cuando la causa es el sobrepeso. No obstante, sus efectos son mínimos y deben estar apoyados con otros hábitos de vida saludables. 

Beneficios del vinagre de manzana

Teniendo claro que los efectos del vinagre de manzana no son milagrosos para tratar la celulitis, vale la pena mencionar algunos beneficios que podrían incidir de forma positiva contra este problema. 

  • Contribuye a mejorar la sensibilidad a la insulina, factor clave para prevenir la diabetes y otros desórdenes metabólicos.
  • Tiene un efecto positivo en la descomposición de los lípidos que se acumulan en la sangre (colesterol y triglicéridos).
  • Sus efectos diuréticos ayudan a combatir la retención de líquidos, afección que empeora la celulitis.
  • Gracias a sus ácidos naturales ayuda a regular el pH del cuerpo y disminuye el exceso de acidez en la sangre.

¿Cómo se puede utilizar el vinagre de manzana?

vinagre de manzana para tratar la celulitis

Ya sea como complemento para tratar la celulitis, o bien, como remedio natural para mejorar la salud, el vinagre de manzana se puede consumir, en mínimas dosis, disuelto en agua. Lo ideal es ingerirlo en ayunas todos los días, mínimo durante dos semanas seguidas. Pasado este tiempo, se descansa una semana y se retoma.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana orgánico (15 ml)

Preparación

  • Pon a calentar el vaso de agua sin dejarlo hervir.
  • Cuando este tibio, agrégale el vinagre de manzana y dilúyelo bien.
  • Por último, consúmelo 30 minutos antes del desayuno.

Hay quienes también utilizan el vinagre de manzana de forma tópica como solución para la celulitis. No obstante, debido a la falta de evidencia científica, se desconoce si en verdad es efectivo. En cualquier caso, podría combinarse con crema hidratante o aceites esenciales para probar este modo de tratamiento.

 

  • Rossi, A. B. R., & Vergnanini, A. L. (2000). Cellulite: A review. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. https://doi.org/10.1046/j.1468-3083.2000.00016.x
  • KONDO, T., KISHI, M., FUSHIMI, T., UGAJIN, S., & KAGA, T. (2009). Vinegar Intake Reduces Body Weight, Body Fat Mass, and Serum Triglyceride Levels in Obese Japanese Subjects. Bioscience, Biotechnology, and Biochemistry. https://doi.org/10.1271/bbb.90231
  • Johnston, C. S., Kim, C. M., & Buller, A. J. (2004). Vinegar Improves Insulin Sensitivity to a High-Carbohydrate Meal in Subjects with Insulin Resistance or Type 2 Diabetes [10]. Diabetes Care. https://doi.org/10.2337/diacare.27.1.281
  • Fushimi, T., Suruga, K., Oshima, Y., Fukiharu, M., Tsukamoto, Y., & Goda, T. (2006). Dietary acetic acid reduces serum cholesterol and triacylglycerols in rats feda cholesterol-rich diet. British Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1079/BJN20061740
  • Johnston, C. S., & Buller, A. J. (2005). Vinegar and peanut products as complementary foods to reduce postprandial glycemia. Journal of the American Dietetic Association. https://doi.org/10.1016/j.jada.2005.07.012