Los beneficios de la dieta mediterránea

La comida mediterránea constituye una dieta equilibrada que nos puede ayudar a prevenir enfermedades mentales y que adicionalmente nos ofrece una mayor longevidad y calidad de vida.

La dieta mediterránea ha mostrado en distintas investigaciones la gran cantidad de beneficios que aporta, tanto al cuerpo humano en su conjunto como al corazón, ya que disminuye el riesgo de infartos cardiacos, infartos cerebrales, demencia, Alzheimer, y algunos tipos de cánceres, etc.

Esta dieta es rica en frutas, vegetales, pescado, aceite de oliva, legumbres, quesos, frutos secos y cereales, logrando una combinación equilibrada de nuestra alimentación con grandes beneficios para el organismo que nos proporciona dosis elevadas de vitamina C, vitamina E, selenio, flavonoides, beta-caroteno, polifenoles y antioxidantes.

Un estudio reciente realizado a 712 personas de más de 65 años de edad que viven en Nueva York a los que llevaban una dieta similar a la dieta  mediterránea, encontraron que eran menos propensos hasta un 36% de tener daños cerebrales.

Los otros participantes, que tenían el riesgo de padecer apoplejías, siguieron la dieta mediterranea y los que se siguieron en mayor medida esta dieta lograron tener un resultado de protección similar a los que no tienen hipertensión.

Al examinar a 2,250 personas del proyecto de envejecimiento Washington Heights-Inwood Columbia, los investigadores encontraron un riesgo 40 % menor de padecer Alzheimer entre las personas que se siguen una dieta mediterránea.

Otro padecimiento como el asma en los niños, también se reduce sustancialmente con esta dieta, según lo demuestra un estudio reciente realizado en la Universidad de Atenas (Grecia), donde fueron examinados 700 niños entre edades de 10 a 12 años, y en el que afirman que los que no seguían esta dieta padecían más sintomas de asma.

El contar  con una buena alimentación, siempre  ayuda a tener una mejor salud. También el leer un buen libro, escuchar música, echar una siesta, o mantener una actividad física diaria, como por ejemplo dar un paseo. Todas estas actividades además reducen sustancialmente nuestro estrés diario.

Es importante tener la disposición, organización y tiempo para dedicar tiempo a nuestro cuerpo para poder mantenerlo en buenas condiciones.

Categorías: Dieta mediterránea Etiquetas:
Te puede gustar