Descubre 10 beneficios del higo

Carolina Betancourth·
05 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
05 Mayo, 2020
Los higos son alimentos que, además de tener un sabor agradable, tienen algunas propiedades medicinales que han sido avaladas por la ciencia. ¡Descúbrelas a continuación!
 

El higo es un fruto de gusto dulce que muchas personas disfrutan a menudo, como parte de alguna merienda o bien como postre. Sin embargo, hay otras que ni siquiera se han animado a integrarlo a su dieta porque desconocen sus beneficios.

A continuación te comentaremos cuáles son los beneficios de los higos y otros datos de interés, para que te animes a comerlos con más regularidad dentro de tu dieta. ¡Toma nota!

El valor nutricional del higo

De acuerdo con los expertos de la Asociación 5 al día, al igual que el plátano, el higo es una fruta que es rica en hidratos de carbono. Por ello, consumirla por la mañana en el desayuno en la merienda puede ayudar a ganar algo de energía para llevar a cabo las distintas tareas.

Además, aclaran que “aunque el contenido proteico no es alto (no llega a 1 gramo de proteína por 100 gramos de fruta), presenta todos los aminoácidos esenciales“. Y comentan que destaca por su contenido de calcio.

Aparte de todo lo anterior, el higo destaca sobre todo por su aporte de fibra, componente necesario para mantener la buena digestión y la salud cardíaca.

 

Según un estudio de la Universidad de Cuenca, “una fruta de 250 gramos proporcionará unas 1300 calorías y alrededor 12 gramos de proteínas”.

Asimismo, el estudio indica que “el fruto fresco está compuesto por un 80 % de agua y un 12 % de azúcar. Una vez seco, estas proporciones varían fuertemente a menos de un 20 % y más de un 48%, respectivamente. Sus características nutricionales se potencian una vez secos”.

Por todo lo anterior, el higo puede ser una fruta capaz de brindarle varios beneficios a la salud. Además, se suele decir que contribuye con la pérdida de peso, dentro de una dieta sana y un estilo de vida activo.

Descubre: Mejorar el ánimo comiendo fibra

Beneficios del higo para la salud

El higo puede consumirse crudo, seco, encurtido o en mermelada. Como ya se señaló anteriormente, aporta cierta cantidad de calcio y fibra alimentaria. 

1. Ayuda a reducir la presión arterial alta

En el ámbito popular, por su contenido de fibra los higos están recomendados para complementar la dieta en líneas generales, pero también, en aquellas orientadas a controlar los niveles de presión arterial alta.

 

2. Contribuye con la pérdida de peso

Una de las ventajas del higo es que ayuda a reemplazar los postres y los antojos sin hacer demasiado esfuerzo. Esto se logra gracias a que contiene azúcares naturales que permiten calmar el deseo de dulce. Los azúcares que aporta el higo, glucosa, fructosa y sacarosa, no son azúcares añadidos y por tanto, no perjudican la salud.

Además, contiene fibra; esta facilita el proceso de digestión y contribuye a la pérdida de peso. Una disertación académica de la Universidad Tecnológica de Chile ICANAP corrobora que el higo es una comida saciadora y que es conveniente incluirla como postre, pero no la recomienda en el desayuno para bajar de peso.

3. Incrementa los niveles de energía

Chica corriendo por un sendero al aire libre.

Las frutas que contienen azúcares naturales ayudan a incrementar los niveles de energía y mejoran el estado de ánimo. Los higos son una buena fuente de azúcares naturales.

 

Comer algunos higos cada mañana, frescos o secos, es una manera de combatir el cansancio. Pueden dar ese impulso para empezar el día de la mejor manera posible.

En una entrevista, el doctor Francisco Pérez Jiménez, doctor en Medicina y catedrático de la Universidad de Córdoba, además de jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Reina Sofía y director científico del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba, avaló las propiedades del higo como alimento energético.

4. Aporta antioxidantes

Además de aportar cierta cantidad de calcio y fibra, los higos también aportan cierta cantidad de antioxidantes, que no solo ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro, sino que también ayudan a mantener la salud de todos los órganos y sistemas.

5. Reduce el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares

Según algunas hipótesis, los higos contienen omega 3 y 6 que, junto con el calcio y potasio, permiten mantener la salud del sistema cardiovascular.

 

En un documento académico de la Escuela Superior Politécnica del Chimborazo señala que esta fruta contribuye con el fortalecimiento cardiovascular, pero no señala, ni evidencia cómo lo hace exactamente ni cuál es su grado de eficacia.

Los higos también contienen cantidades importantes de fibras solubles que se absorben con facilidad en el organismo. La más importante es la pectina, que contribuye a reducir los niveles de colesterol malo (LDL)  en la sangre.

Un documento académico de la Universitat de les Isllas Ballears señala que el alto contenido de fibra del higo contribuye a reducir los niveles de colesterol, de manera indirecta. 

6. Protege contra la degeneración macular

Según algunas creencias, el consumo regular de higos –dentro de una dieta equilibrada– previene la degeneración macular y otros trastornos oculares.

Por ello, hay quienes recomiendan comer de 2 a 3 porciones de higos al día para reducir y combatir estos problema, que afectan especialmente a los adultos mayores de 60 años.

 

7. Ayuda a prevenir la diabetes

El higo ayuda a prevenir la diabetes

Es cierto que el higo es un alimento que contiene azúcares naturales. No obstante, las personas que lo consumen con regularidad tienden a presentar niveles de azúcar en la sangre más controlados, en comparación con quienes no lo consumen.

En general, este fruto, junto con sus hojas, reduce la necesidad de insulina. Sin embargo, las personas diabéticas deben consultar con el médico antes de incluir el higo dentro de su dieta.

Una investigación presentada en la Reunión Nacional de Investigación en Recursos Bióticos de Zonas Aridas avala las propiedades del higo para la prevención de la diabetes.

8. Actúa como un laxante natural

Como ocurre con otras frutas, el higo promueve la buena digestión. Esto se debe a su contenido de fibra y su suave efecto laxante. En este sentido, es un alimento muy efectivo para prevenir el estreñimiento.

 

Un artículo publicado por la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela, corrobora la propiedad laxante del higo.

Lee: Los 10 mejores laxantes naturales para combatir el estreñimiento

9. Previene la anemia

Beneficios-de-los-higos

Los higos se han popularizado como un buen alimento para prevenir y reducir la anemia. Hay quienes afirman que el color profundo del fruto se debe en gran parte a su alto contenido de hierro, componente esencial en el tratamiento de esa enfermedad. Sin embargo, no se encontraron investigaciones científicas que avalen el efecto de los higos sobre la prevención de la anemia.

Las personas con anemia deben seguir la dieta que indique su médico tratante y evitar introducir alimentos nuevos, sin contar con el consejo de un profesional.

 

10. Reduce la inflamación

Por último, el higo también tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a reducir dolores en diferentes zonas del cuerpo. Así mismo, podría ayudar a tratar las úlceras estomacales.

Un estudio de la Universidad de Messina, Italia, reconoce propiedades antiinflamatorias en el higo, aunque no menciona posibles efectos positivos sobre las úlceras.

Muchos piensan que el efecto antiinflamatorio es muy visible en la piel. Recomiendan aplicar el higo fresco sobre la zona afectada para reducir inflamaciones cutáneas de manera sencilla y natural. No hay evidencias científicas que lo confirmen.

El higo, una fruta muy aprovechable

El higo es un fruto de agradable sabor, que puede aportar nutrientes varios y fibra alimentaria, que en conjunto brindan varios beneficios a la salud. Por lo tanto, puedes animarte a incluir unos cuantos higos en tu dieta con regularidad.

Recuerda que el consumo de cualquier alimento debe hacerse siempre con moderación, en el marco de una dieta equilibrada.