Descubre los 6 grandes beneficios de los juegos de mesa

Desde pequeños los juegos de mesa nos enseñan la importancia de saber colaborar, así como de acatar unas normas y aceptar la derrota como parte de la vida, sin frustrarnos

Un buen proceso de aprendizaje está diseñado para adquirir conocimientos de manera distendida, amena y, por qué no, divertida.

En este sentido, la creación de nuevos métodos docentes se centra en desarrollar muchos juegos de mesa que, lejos de ser solo unas simples actividades de ocio, instruyen en valores educativos a niños y adultos.

En este artículo te mostramos los beneficios de los juegos de mesa, con los que te sorprenderá cómo, en un sencillo momento lúdico, se pueden transmitir valores tan necesarios como la honestidad, la disciplina y el respeto a los demás.

1. Mejoran la concentración

La falta de sueño trae problemas de concentración y pérdida de memoria

Cualquier actividad laboral o formativa que estemos haciendo requiere de cierto grado de concentración. La concentración es como un músculo del cuerpo, que se desarrolla cuanto más lo ejercitamos.

Un déficit de atención repercute en cualquier actividad que pretendamos realizar. Por ello, es necesario crear métodos como los juegos de mesa con los que, sin ser conscientes, se potencia la concentración.

Entre los beneficios de los juegos podemos destacar esta capacidad de atención, ya que el afán por ganar en el juego nos obliga a estar concentrados.

Ver también: 7 alimentos que te ayudarán a mejorar tu concentración

2. Enseñan a respetar las normas

El orden en cualquier sociedad de personas implica aceptar ciertas normas básicas de conducta. Para no derivar en un caos, es necesario acatar esas reglas que se han pactado.

En este sentido, los juegos de mesa se basan en un orden para todos los participantes. Son reglas escritas que cada jugador debe cumplir.

Por lo tanto, otro beneficio de los juegos de mesa es la honradez de respetar este pacto o código. Todos tienen las mismas posibilidades de ganar. Solo la habilidad del jugador le hará ganar la partida.

3. Desarrollan capacidades intelectuales

concentración

Existen los llamados juegos de rol, una variante en la que, en ocasiones, el juego de mesa se lleva a la realidad física. En ellos se desarrollan las siguientes habilidades:

  • La capacidad de análisis de una situación.
  • La estrategia que debemos seguir.
  • La evaluación de tus condiciones y recursos.
  • El riesgo que se debe asumir para ganar la partida.

En definitiva, este tipo de partidas son un gran estímulo intelectual. De este modo, se abre la imaginación y, al estar ambientadas en otras épocas, enseñan cultura general de otras civilizaciones.

Hay una infinita variedad de juegos de rol de diferentes temáticas y niveles entre los que podemos elegir para pasar una constructiva y educativa tarde en familia o con los amigos. ¡Atrévete a probarlos!

4. Fomentan el trabajo en grupo

En muchos de estos juegos de mesa, las partidas se desarrollan en equipos. La competición entre varios grupos obliga a tomar decisiones colectivas. Por lo tanto, la confianza en el compañero es básica para ganar.

Otro gran beneficio que nos aportan estos juegos es el de cooperar y aprender a delegar en otro la toma de decisiones, aun cuando no estemos del todo de acuerdo. El trabajo en equipo se hará más efectivo si existe armonía y concordia entre todos los miembros del grupo.

Este principio tan básico es un pilar fundamental en la estructura de cualquier empresa u organización. En ellas, las competencias de cada sector se aúnan para un bien común.

Te recomendamos leer: 10 tips para tener mayor concentración

5. Juegos de mesa contra las frustaciones

Jugar al ajedrez

En esta vida es imprescindible saber perder. Aceptar con deportividad la propia derrota y seguir poniendo todo nuestro empeño en la siguiente oportunidad. Debemos aprender a gestionar nuestro estado de ánimo ante una frustación o cómo reaccionamos ante la superioridad de otro.

Lo mismo sucede en los juegos de mesa, cuando un jugador mejor nos deja atrás en la partida. La rabia de haber fallado, el sentimiento de culpa o la propia envidia hacia el vencedor son aspectos de nuestra personalidad que debemos mejorar.

En definitiva, nos ayuda a reducir los niveles de soberbia y, con humildad, aceptar que las cosas no siempre estarán bajo nuestro control.

6. Impulsan la toma de decisiones

Como en la vida misma, llegan momentos en los que se presentan varias elecciones y debemos elegir. El hecho de tomar decisiones nos aporta autoconfianza y cierto grado de valor.

Ante una elección muchas personas se bloquean o queden en un estado de duda que les impide decidir.

Los juegos de mesa, en menor grado, ayudan a darnos cierto empuje en la toma de decisiones ante situaciones de duda. Nos fuerzan a liderar y a asumir el riesgo de un fracaso ante una incorrecta elección.

Te puede gustar