Beneficios de la granada para la fertilidad de la mujer

Combinada con granada, la maca está recomendada para mujeres con distintos trastornos hormonales y problemas de infertilidad. Aumenta la libido y en algunos casos puede favorecer el embarazo múltiple

Esta exuberante fruta, originaria de Asia y consumida desde hace miles de años, ha representado a lo largo de la historia la fertilidad de la mujer. Sus múltiples semillas simbolizan los óvulos y sus valores nutricionales tienen propiedades sorprendentes para potenciar la fertilidad femenina.

En este artículo te damos a conocer los secretos de esta fruta y los motivos por los que debes consumirla a menudo si estás pensando en concebir. Además, te proponemos una receta de jugo de granada enriquecido con suplementos que potenciarán todavía más tu fertilidad.

La granada y la fertilidad

En la antigüedad, la granada era considerada la fruta del amor, la fecundidad y la abundancia. Aunque fuera una cuestión muy simbólica, lo cierto es que sus valores nutricionales demuestran que es un alimento excelente para suplir las carencias que podamos tener.

Destaca su contenido en estrógenos vegetales, los cuales están muy relacionados con la fertilidad. También es rica en antioxidantes, vitaminas (A, C, D, E, K, B1, B2 y B3) y minerales (potasio, fósforo, hierro, azufre, silicio, zinc y calcio), así como ácido cítrico, ácido málico y Omega 5. Además, esta fruta tiene la ventaja principal de ser muy rica en nutrientes, a la vez que es baja en grasas y azúcares.

Su potente color rojo, que se debe a su contenido en antocianinas, la sitúa dentro del grupo de alimentos que mejoran la circulación, previenen el cáncer, aumentan la libido y protegen el corazón y el sistema urinario, entre otras funciones.

La-granada-y-la-fertilidad

¿Cómo la consumimos?

La podemos comer a cualquier hora del día, aunque si queremos potenciar las propiedades de un alimento, el momento más adecuado es siempre en ayunas.

Muchas personas no la consumen por la dificultad para extraer las semillas. No obstante, puede ser mucho más sencillo de lo que parece. Solo tenemos que cortar la granada por la mitad y golpear la parte de la cáscara con una cuchara. También podemos cortarla en cuatro partes para ir despegando las semillas con más facilidad.

Otra manera de consumirla consiste en elaborar un zumo con sus semillas. Hoy en día muchos herbolarios y dietéticas también lo comercializan. Tanto si lo preparamos nosotros mismos como si lo compramos, es importante evitar el azúcar blanco que se usa para endulzar la mayoría de bebidas. En cambio, lo podemos endulzar con un poco de estevia o miel. Este zumo deja una sensación un poco áspera en la lengua, debido a los taninos, que tienen propiedades astringentes.

Jugo para la fertilidad

¿Cómo-la-consumimos (2)

Para aumentar los efectos terapéuticos de la granada te proponemos elaborar un jugo natural con esta fruta y añadirle los siguientes alimentos que también tienen la propiedad de promover la fertilidad.

  • Maca: Esta sorprendente raíz andina es una planta muy energetizante y un poderoso regulador endocrino especialmente recomendado para mujeres con distintos trastornos hormonales y problemas de infertilidad. También aumenta la libido y, según algunos estudios, en algunos casos puede provocar el embarazo de gemelos.
  • Levadura de cerveza: Este suplemento por excelencia también nos ayuda a mejorar la fertilidad gracias a su contenido en zinc, que funciona como regulador hormonal, y a todos sus múltiples nutrientes, que mejoran la salud de la mujer en caso de que tenga algunas carencias. También es rica en ácido fólico, imprescindible en el embarazo.
  • Germen de trigo: Este suplemento tiene un alto contenido de vitamina E, cuya carencia puede causar infertilidad.
  • Polen: Mejora la fertilidad, aumenta la libido y aporta energía. También es rico en zinc. Recomendamos consumirlo siempre recién molido para asimilar bien sus nutrientes.
  • Jengibre: Esta especia ligeramente picante es un alimento afrodisíaco que mejor la fertilidad de hombres y mujeres.
  • Aceite de lino: Si añadimos un poco de este aceite al jugo y lo batimos bien apenas notaremos su sabor y, en cambio, obtendremos una buena cantidad de Omega 3, los ácidos esenciales imprescindibles para tener una buena fertilidad.
  • Te recomendamos que tomes este jugo enriquecido durante al menos un mes, en ayunas. Si lo combinas con una alimentación equilibrada y una rutina de ejercicio, no solo te sentirás mejor en general sino que multiplicarás tus probabilidades de concebir y lo harás con una salud óptima.