Beneficios de la infusión de tomillo

Yamila Papa Pintor · 7 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu el 21 diciembre, 2018
El tomillo es una planta valorada por sus interesantes propiedades medicinales. ¿Conoces sus beneficios para la salud? Aquí los detallamos y te contamos cómo prepararla en infusión.

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los beneficios de la infusión de tomillo? Si es así, lo primero que debes saber es que esta hierba aromática, que usamos para las salsas y otras preparaciones por su perfume y su efecto saborizante, también puede ser aprovechada en forma de infusión caliente.

¿Para qué sirve la infusión de tomillo?

A partir de ahora, de seguro que no solo usarás esta hierba para darle sabor y aroma a tus comidas, sino que también le darás la oportunidad como bebida caliente. Gracias a su contenido de timol y otros compuestos bioactivos, el tomillo tiene interesantes beneficios en la salud.

De hecho, según información publicada en Phytotherapy Research, esta planta cuenta con amplia gama de posibilidades funcionales en la industria farmacéutica, alimentaria y cosmética. En general, ha exhibido propiedades  antimicrobianas, antioxidantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas. 

¿Quieres saber más al respecto? Descubre cómo disfrutar de una infusión de tomillo mediante el conocimiento de todas sus propiedades. 

Lee también: El tomillo, una planta con increíbles propiedades

1. Desinfecta

Infusión de tomillo

De acuerdo con una investigación publicada en International Journal of Molecular Sciences, el tomillo presenta actividades antimicrobianas eficientes gracias a su principal compuesto activo, el timol, que ha mostrado efectos tanto contra las bacterias Gram-positivas como contra las Gram-negativas

  • Si tienes aftas o llagas en la boca puedes beber una infusión de tomillo tibia o fría para desinflamar y desinfectar el área.
  • Además, por tratarse de un antiséptico muy potente gracias al timol (aceite esencial) podemos usar esta infusión para curar heridas, infecciones oculares y cortes en la piel.

2. Ayuda a aliviar los problemas respiratorios

Otro de los compuestos activos del tomillo es el carvacrol. Esta sustancia ha demostrado tener efectos antiinflamatorios. Además, como lo destaca una investigación publicada en Avicenna Journal of Phytomedicine, esta sustancia ayuda a reducir la inflamación de las vías respiratorias ante condiciones como el asma. Incluso, se emplea para resfriados, bronquitis, laringitis, entre otros.

  • Cuando estés resfriado, con tos o cualquier otra enfermedad del sistema respiratorio (sobre todo las patologías típicas de invierno provocadas por virus y bacterias) no dudes en beber un rico y reconfortante té de tomillo. Puede contribuir al alivio de los síntomas de la bronquitis y el asma, aunque no remplaza el tratamiento médico.

3. Previene el envejecimiento prematuro

Hábitos alimenticios para combatir el envejecimiento prematuro

Gracias a la cantidad de antioxidantes que aporta la infusión de tomillo y su gran aporte de flavonoides podremos mantener la salud celular y además prevenir el envejecimiento prematuro de las células y órganos.

Según una investigación divulgada en Journal of Cellular and Molecular Medicine, las propiedades antioxidantes de esta planta, y sobre todo el ácido rosmarínico, actúan de forma beneficiosa contra los efectos a la sobreexposición a la radiación solar UV. En concreto, podrían ayudar a evitar  fotoenvejecimiento y el deterioro del colágeno.

4. Reduce el síndrome premenstrual

Cómo poner fin al síndrome premenstrual de manera definitiva

Como mencionamos, hay evidencias sobre las propiedades antiespasmódicas del tomillo. Por eso, los síntomas típicos de los días previos a la menstruación en las mujeres se pueden reducir bebiendo infusión de tomillo. Durante el período también puede servir para tratar los cólicos y otras molestias.

5. Baja la presión arterial

Esta especie nativas de regiones templadas de Europa, Asia y África del Norte se usaba desde la Antigua Grecia como planta medicinal.Beber una vez por día su infusión puede ayudar a equilibrar la tensión arterial así como también mejorar la salud de las arterias y las venas.

Según los datos de un estudio divulgado en Acta Poloniae Pharmaceutica, los extractos de una especie de tomillo conocida como Thymus linearis Benth mostrando efectos favorables en la reducción de la frecuencia cardíaca, la presión y el colesterol en ratas. 

Aunque se requieren más evidencias para corroborar estos efectos en humanos, por ahora puede ser un excelente reemplazo para la sal en nuestras comidas.

6. Mejora tu estado de ánimo

¿Estrés, ansiedad, depresión, irritabilidad? No te preocupes, porque el té de tomillo te puede ayudar. Más precisamente una sustancia con propiedades terapéuticas y relajantes llamada Carvacrol.

Según las evidencias científicas, cuando consumimos esta sustancia, se impulsan los sentimientos de bienestar al equilibrar la actividad neuronal. Además mejora nuestro estado de ánimo y aleja la angustia. Más motivos para disfrutar de esta hierba cuando regresamos a casa tras un día ajetreado.

Visita este artículo: Alimentos para elevar el ánimo

¿Cómo tomar la infusión de tomillo?

Cómo tomar la infusión de tomillo

Todo depende del uso que le queramos dar. Es decir que no es lo mismo su utilización interna que externa. En cualquier caso, se elabora una infusión a partir de las hojas de la planta.

Eso sí, cabe recordar que debe considerarse un complemento y no un remplazo para los tratamientos médicos. Cualquier signo de enfermedad debe ser atendido por un profesional.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de tomillo (10 gramos).
  • 1 taza de agua (250 gramos).

Preparación

  • En primer lugar, calienta el agua y cuando hierva echa el tomillo.
  • Después, cocínalo 15 minutos y retira del fuego.
  • Deja reposar hasta que tome temperatura ambiente.
  • En cuarto lugar, filtra y coloca en una botella con atomizador.
  • Por último, aplícalo sobre el área afectada para desinfectar y limpiar.

En el caso de querer disfrutar de las propiedades de esta infusión por ejemplo, si tienes tos o resfriado, puedes añadir algunos ingredientes más.

Ingredientes

  • Hojas de tomillo (10 gramos).
  • 1 taza de agua.
  • Miel (30 mililitros).
  • ½ limón.

Preparación

  • Primero pon el agua en el fuego y calienta.
  • Cuando rompa el hervor añade el tomillo y cocina 15 minutos.
  • Retira y deja reposar 10 minutos.
  • Filtra y agrega la cucharada de miel.
  • Exprime el limón y vierte el zumo en la infusión.
  • Por último, bébetelo lo más caliente posible.

Grupos de riesgo:

  • Personas que padezcan úlceras estomacales.
  • Personas que padezcan problemas cardíacos crónicos.
  • Embarazadas.

Finalmente

Asegúrate de consumir esta infusión de forma moderada, evitando más de una taza al día, pues en exceso puede ser contraproducente. Además, si estás bajo algún tratamiento médico, consulta con tu médico para saber si es seguro beber esta infusión.

  • Liu Q, Meng X, Li Y, Zhao CN, Tang GY, Li HB. Antibacterial and Antifungal Activities of Spices. Int J Mol Sci. 2017;18(6):1283. Published 2017 Jun 16. doi:10.3390/ijms18061283
  • Boskabady MH, Jalali S, Yahyazadeh N, Boskabady M. Carvacrol attenuates serum levels of total protein, phospholipase A2 and histamine in asthmatic guinea pig. Avicenna J Phytomed. 2016;6(6):636–642.
  • Sun Z, Park SY, Hwang E, et al. Thymus vulgaris alleviates UVB irradiation induced skin damage via inhibition of MAPK/AP-1 and activation of Nrf2-ARE antioxidant system. J Cell Mol Med. 2017;21(2):336–348. doi:10.1111/jcmm.12968
  • Heghes SC, Vostinaru O, Rus LM, Mogosan C, Iuga CA, Filip L. Antispasmodic Effect of Essential Oils and Their Constituents: A Review. Molecules. 2019;24(9):1675. Published 2019 Apr 29. doi:10.3390/molecules24091675
  • Melo, F. H. C., Moura, B. A., de Sousa, D. P., de Vasconcelos, S. M. M., Macedo, D. S., Fonteles, M. M. de F., … de Sousa, F. C. F. (2011). Antidepressant-like effect of carvacrol (5-Isopropyl-2-methylphenol) in mice: Involvement of dopaminergic system. Fundamental and Clinical Pharmacology25(3), 362–367. https://doi.org/10.1111/j.1472-8206.2010.00850.x