5 fabulosos beneficios del limón en el cuerpo

En este post también te enseñamos a elegir correctamente los limones para que aproveches al máximo todas sus propiedades.

El limón es una de las frutas mas recomendadas por los beneficios que aporta a tu organismo y te hacen sentir mejor. Muchos restaurantes sirven agua con limón y varios médicos indican a sus pacientes que lo tomen por las mañanas. En este artículo te explicaremos las bondades del jugo de limón y cómo mejora tu salud.

¿Qué es el limón y por qué deberías tomarlo?

Conocidos por todos, los limones son frutas de la familia de los cítricos. El árbol de limón es originario de Asia. Se popularizó en Europa y América después de los viajes de exploración, alrededor del siglo XIII d.C.

Afortunadamente, los árboles de limón producen fruta todo el año, lo que significa que podrás conseguirlos fácilmente en cualquier mercado.

Los limones contienen alto porcentaje de vitamina C, vitaminas del complejo B, calcio, cobre, hierro, magnesio, potasio y fibra. Todo esto ayudará a tu organismo a mantenerse saludable y procesar mejor otros alimentos.

Aunque no lo creas, cada limón contiene más potasio que las manzanas o las uvas. El potasio ayuda a regular y evitar enfermedades cardíacas, y disminuye el riesgo de padecerlas.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 tratamientos cosméticos que puedes preparar con limón

Beneficios del limón en tu cuerpo

Beneficios del zumo de limones amarillos

Los limones contienen una inmensa cantidad de vitaminas y minerales que harán de tu cuerpo un organismo mucho más sano y fuerte. A continuación te presentamos algunos beneficios que te aportará esta fruta.

Son una excelente fuente de vitamina C

 Las frutas cítricas están llenas de  vitamina C, que es un antioxidante primario. La vitamina C ayuda a proteger las células de tu cuerpo de la degradación temprana y el envejecimiento prematuro. Además, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y resfriados comunes, como la gripe.

Mejoran la calidad de tu piel

limon-arrugas

La vitamina C y otras vitaminas, ayudan a reducir las arrugas de la piel y las manchas producidas por el sol. El zumo cítrico mejora la absorción de agua en el organismo, por esto percibirás cómo tu piel estará mucho más hidratada.

Ayuda a bajar de peso

Puedes añadir algunos alimentos a tus comidas que te ayudarán a reducir tu talla. Los antioxidantes que contienen los limones ayudan a que tu organismo metabolice las grasas más rápido. Esto hará que bajes de peso.

Mejora la digestión

Para hacer mejores digestiones

Muchas personas toman jugo de limón como laxativo o para prevenir la constipación intestinal. Los limones ayudan a que tu digestión sea regular y constante, haciendo que tu cuerpo funcione mejor.

Te da un aliento fresco

Los limones al ser tomados después de cada comida ayudan a mantener un aliento fresco y suave. Los limones remueven de tu boca cualquier olor que haya podido quedar de la comida, sobre todo cuando ésta fue preparada con muchas especias y condimentos.

Visita este artículo: 3 jugos antioxidantes para combatir el envejecimiento prematuro

Elegir limones de manera fácil

Desodorante de limón

Tal vez ya sepas lo difícil que puede ser encontrar un limón jugoso que te aporte todos los nutrientes que deseas. A continuación encontrarás algunas pistas para elegir limones:

Elige limones pesados. Los limones más pesados contienen más minerales y azúcar, lo que significa que los limones con una piel gruesa serán más livianos (porque contienen menos jugo en su interior) y tendrán menos minerales y sabor.

Busca limones de grano fino. Observa la piel del limón antes de comprarlo. Los limones con piel suave y granos finos contienen más jugo en su interior.

Ten en cuenta el color. Los limones amarillos suelen ser más dulces, mientras que los limones de color verde tienden a ser más ácidos.

Cómo ingerir limones – ¡Recetas rápidas!

Existen distintas maneras de ingerir zumo de limón que resultan igualmente provechosas para tu cuerpo. Las propiedades del limón cambian muy poco con cada receta, por lo que las vitaminas y minerales que contiene cada uno no se verán afectadas por la manera en que decidas usarlo al cocinar.

Para maximizar la cantidad de zumo que extraes de cada limón, estruja el limón contra una superficie antes de cortarlo. De esta manera, aprovecharás mucho más cada pieza de fruta.

Limón con agua tibia: Coloca una o dos tazas de agua sobre la estufa hasta que alcancen una temperatura media. Cuando esté caliente, vierte el limón en el agua y deja infusionar. Puedes beberlo a cualquier hora del día o la noche. Para un toque diferente, agrega al té de limón un poco de jengibre rallado, que aumentará los antioxidantes a ingerir.

Si quieres una bebida que te refresque, esta es la receta indicada. En un vaso de agua a temperatura ambiental o fría, como prefieras beberla, exprime medio limón y mezcla suavemente con una cucharilla. Esta manera de beber zumo de limón es ideal si deseas tomarlo en ayunas, pues limpiará tu cuerpo de toxinas que fueron procesadas durante la noche, mientras dormías.

Limón con jengibre. Agrega a tus recetas jengibre y limón para darles un toque exótico. A los pescados y carnes blancas que prepares puedes añadir jengibre y el zumo un limón jugoso, esto hará que tu comida sea deliciosa y nutritiva.

¡Comienza a tomar limón!

Ahora que ya conoces los beneficios que tiene el limón en tu organismo, no dudes en comenzar a tomarlo, te sentirás mucho mejor!

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar