Descubre todos los beneficios de mejorar la flora intestinal

Elena Martínez · 12 abril, 2017
Una flora intestinal sana repercute en una correcta asimilación de los nutrientes y, por tanto, en un adecuado funcionamiento del sistema inmunitario y el resto de sistemas del organismo

La flora intestinal tiene un papel mucho más relevante de lo que creemos en nuestra salud.

De ella depende que asimilemos de manera correcta los nutrientes de los alimentos que consumimos, así como nuestro sistema inmunitario.

Descubre en este artículo cuáles son todos los beneficios de gozar de una flora intestinal saludable, y cuáles son las consecuencias para la salud de tenerla desequilibrada.

Una flora intestinal saludable

Mujer con indigestion estomacal

Hay varios factores que dañan la flora intestinal, como, por ejemplo:

  • El estrés
  • Algunos medicamentos
  • Los laxantes químicos
  • Algunos trastornos digestivos.

Debemos ser conscientes de las consecuencias que esto tiene para la salud, ya que el estado de nuestra flora afecta a todo el organismo.

Para mejorar la flora intestinal debemos llevar una alimentación equilibrada y, cuando lo necesitemos, tomar algún suplemento a base de probióticos.

Existen muchos tipos, algunos muy sencillos y otros mucho más completos, en un amplio rango de precios.

Deben tomarse siempre en ayunas o con el estómago vacío para que sean eficaces. No obstante, si se toman junto con los alimentos, también se logrará el efecto positivo de mejorar la digestión.

Visita este artículo: Los 7 peores alimentos para tu digestión

1. Mejorar la asimilación de nutrientes

Frutas

Entre sus múltiples funciones, el intestino es el encargado de incorporar los nutrientes de los alimentos al torrente sanguíneo.

En este órgano se sintetizan algunas vitaminas, como la vitamina K, la B5 o la B12.

En este sentido, podemos estar llevando una alimentación equilibrada pero no estar asimilando de manera correcta esos alimentos por tener una flora intestinal afectada, lo cual nos ocasiona déficits nutricionales.

Este trastorno también puede causarnos una necesidad instintiva de comer más para obtener los nutrientes que nuestro organismo necesita.

2. Regular el estreñimiento y la diarrea

Cuando sufrimos estreñimiento o diarrea de manera habitual, o incluso ambos trastornos de manera alterna, puede ser indicativo de que nuestra flora intestinal está dañada.

Podemos estar consumiendo mucha fibra para combatir el estreñimiento sin notar resultados positivos.

  • Con una buena alimentación, rica en alimentos frescos y fermentados como el yogur, el chucrut o el kéfir, podemos ir regulando estos trastornos.

No obstante, también podemos tomar probióticos, que funcionarán con más rapidez y eficacia.

3. Deshinchar el vientre

vientre plano

Hay muchas personas que siempre tienen el vientre hinchado, con una acumulación de gases y un gran malestar. En general, pueden confluir diferentes trastornos digestivos.

Las bacterias intestinales son las que se encargan de fermentar los alimentos, un proceso en el cual se producen gases.

Una parte de estos gases son necesarios y beneficiosos. No obstante, si nos sentimos hinchados y molestos de manera habitual, deberíamos mejorar nuestra flora.

4. Prevenir los parásitos

La flora intestinal está formada por microorganismos beneficiosos, pero en el intestino también hay parásitos que, si la flora se debilita, ellos se fortalecen y causan muchos problemas de salud.

Además, suele ser difícil encontrar la causa, ya que sus síntomas se confunden con otros trastornos. El parásito más conocido y habitual es la Candida.

Para tratar la parasitosis intestinal debemos ser muy estrictos con la alimentación.

  • Deberemos eliminar por completo todo tipo de harinas y azúcares, incluso de las frutas dulces.
  • Se recomienda tomar suplementos de probióticos para que la flora bacteriana también combata a los parásitos.

5. Aumentar la inmunidad

Existe una relación directa entre la calidad de la flora intestinal y el sistema inmunitario a través de los ganglios linfáticos que se encuentran en las paredes del intestino.

  • En este sentido, si tenemos una flora debilitada, somos más vulnerables a padecer cualquier enfermedad.
  • Si queremos reforzar las defensas, además de tomar otros suplementos, no deberemos olvidarnos de tomar probióticos de buena calidad.

Lee también: Los probióticos nos ayudan a prevenir y detener el cáncer hepático

6. Combatir la obesidad

Obesidad-infantil

Si nuestro cuerpo no asimila bien los nutrientes de los alimentos que consumimos, estaremos más predispuestos a padecer obesidad, entre otros motivos, porque tendremos más apetito de lo normal.

Este apetito es una manera que tiene nuestro organismo de reclamar la falta de nutrientes.

7. Reducir las infecciones genitales

Muchas infecciones genitales tienen como origen los problemas intestinales.

Aunque los tratamientos se enfocan en la zona genital de manera exclusiva, un tratamiento con probióticos nos podría ayudar a prevenir y tratar estos problemas de manera natural, en especial en aquellas personas que los sufren de manera crónica.