Beneficios y precauciones del té de rosa mosqueta

15 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
El té de rosa mosqueta es una bebida herbal que se obtiene a partir de la pseudo-fruta de la planta de rosas. Se emplea con varios fines medicinales y cosméticos. ¿Quieres saber más al respecto?

El té de rosa mosqueta es una bebida natural que se obtiene a partir de los escaramujos de la planta de rosa. Estos, también llamados fruta de rosa canina, son la parte redondeada de la flor que se ubica justo debajo de los pétalos. De allí se obtienen las semillas de la planta, el aceite esencial y los extractos utilizados con fines medicinales y cosméticos.

¿Cuáles son sus principales beneficios? ¿Qué tan seguro es utilizarlo? En los últimos años se han hecho varias investigaciones sobre los efectos que tiene en la salud. Por eso, en la actualidad se dice que contribuye a la prevención de algunas enfermedades. A continuación, lo detallamos.

Beneficios del té de rosa mosqueta

Muchos de los beneficios del té de rosa mosqueta han quedado documentados en la literatura científica. Por ejemplo, una revisión publicada en International Journal of Molecular Sciences destaca que los escaramujos presentan actividad antioxidante, la cual está asociada a su composición fitoquímica, que incluye sustancias como:

  • Vitamina C (ácido ascórbico)
  • Vitamina E
  • Polifenoles
  • Ácidos grasos saludables

Ahora bien, eso no quiere decir que este producto cure enfermedades o ayude de forma milagrosa a mejorar la salud. Simplemente, en el marco de una dieta balanceada y un estilo de vida saludable, puede contribuir al bienestar. Veamos sus principales beneficios.

té rosa mosqueta
La preparación en té de la rosa mosqueta es una de las formas más empleadas

Te puede interesar: ¿Qué son los polifenoles?: descubre los alimentos que los contienen

Puede contribuir a un sistema inmunitario saludable

Debido a su contenido de vitamina C y flavonoides, el té de rosa mosqueta se considera un complemento natural para estimular las funciones del sistema inmunitario. Un estudio publicado a través de Chemistry Central Journal destaca que la planta concentra cantidades significativas de ácido ascórbico, polifenoles y otros fitoquímicos que ayudan a mejorar las defensas.

Por otro lado, un estudio en animales divulgado en la revista científica BioImpacts encontró que la suplementación con un extracto concentrado de rosa mosqueta ayudó a mejorar la inmunidad. No obstante, faltan evidencias sólidas para demostrar estos efectos en humanos.

Es bueno para la salud digestiva

Ingerir té de rosa mosqueta no es suficiente para aliviar las enfermedades del sistema digestivo. Sin embargo, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, parece servir como calmante en caso de calambres abdominales, acidez, hinchazón, entre otras molestias.

Un estudio in vitro publicado en Botanics: Targets and Therapy destaca que los escaramujos contiene pectina y otros tipos de fibra que contribuyen a promover una mejor digestión y mejorar la absorción de los nutrientes. Además, los flavonoides ayudan a formar complejos eficientes de enzimas digestivas para ayudar a descomponer los alimentos de manera eficiente.

Reduciría la inflamación y el dolor

Sus efectos analgésicos y antiinflamatorios no son los más potentes y aún se siguen estudiando. Pese a esto, la rosa mosqueta parece ser útil contra problemas inflamatorios que causan dolor, incluyendo la artritis. De acuerdo con información publicada en Australian Family Physician, sustancias como los polifenoles y los galactolípidos serían los responsables de este efecto.

Ayuda a proteger la piel contra el envejecimiento prematuro

Hay varias razones por las que se asocia el uso de té de rosa mosqueta con una mejor salud cutánea. En primer lugar, su contenido de vitamina C, la cual promueve la síntesis de colágeno y protege las células contra el daño solar, como lo explica un estudio publicado en la revista Nutrients.

Por otro lado, la planta contiene una sustancia conocida como astaxantina, la cual parece tener efectos antienvejecimiento. Una investigación publicada en la revista médica Clinical Interventions in Aging determinó que la suplementación con rosa mosqueta ayuda a prevenir la descomposición del colágeno y, por tanto, mejora las condiciones de la piel.

rosa mosqueta y envejecimiento
La rosa mosqueta posee propiedades que son capaces de contribuir a enlentecer el proceso de envejecimiento

Descubre: Hábitos alimenticios para combatir el envejecimiento prematuro

Precauciones sobre el uso de té de rosa mosqueta

En la actualidad, las evidencias no han encontrado efectos secundarios graves en la mayoría de adultos sanos que usan té de rosa mosqueta. Sin embargo, datos anecdóticos comentan que algunas personas pueden experimentar náuseas, vómitos, calambres estomacales e insomnio, en especial al consumirlo de forma excesiva.

Ahora bien, debido a su concentración de vitamina C, se cree que puede elevar el riesgo de cálculos renales. Además, por su composición, puede tener interacciones negativas con medicamentos antiácidos, estrógenos, litio, flufenazina y warfarina.

Debido a la falta de estudios sobre su seguridad y eficacia, no se recomienda la suplementación con té de rosa mosqueta en caso de embarazo y lactancia. Asimismo, en caso de tener alguna enfermedad en particular, es mejor consultar al médico antes de tomarlo.

  • Mármol, I., Sánchez-de-Diego, C., Jiménez-Moreno, N., Ancín-Azpilicueta, C., & Rodríguez-Yoldi, M. (2017). Therapeutic Applications of Rose Hips from Different Rosa Species. International Journal of Molecular Sciences, 18(6), 1137. https://doi.org/10.3390/ijms18061137
  • Roman I, Stănilă A, Stănilă S. Bioactive compounds and antioxidant activity of Rosa canina L. biotypes from spontaneous flora of Transylvania. Chem Cent J. 2013;7(1):73. Published 2013 Apr 23. doi:10.1186/1752-153X-7-73
  • Sadigh-Eteghad S, Tayefi-Nasrabadi H, Aghdam Z, et al. Rosa canina L. Fruit Hydro-Alcoholic Extract Effects on Some Immunological and Biochemical Parameters in Rats. Bioimpacts. 2011;1(4):219‐224. doi:10.5681/bi.2011.031
  • Winther, K., Campbell-Tofte, J., & Vinther Hansen, A. S. (2016). Bioactive ingredients of rose hips (Rosa canina L) with special reference to antioxidative and anti-inflammatory properties: in vitro studies. Botanics: Targets and Therapy, 11. https://doi.org/10.2147/btat.s91385
  • Cohen, M. (2012). Rosehip: An evidence based herbal medicine for inflammation and arthritis. Australian Family Physician41(7), 495–498.
  • Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients. 2017;9(8):866. Published 2017 Aug 12. doi:10.3390/nu9080866