Beneficios psicológicos del abrazo

Un abrazo es mucho más que la unión de dos cuerpos. Al abrazar a nuestros seres queridos conseguimos tranquilizarnos, fortalecemos nuestro sistema inmunitario y hasta logramos mejorar nuestra presión arterial

Cuando estamos tristes, si queremos celebrar o para demostrar el afecto… Un abrazo siempre está presente y es más que bienvenido.

¿Sabías que abrazar o que nos abracen tiene beneficios para nuestro organismo? No solo estamos hablando de lo físico, sino también de lo emocional y psicológico.

Entérate de más en este artículo.

Todos necesitamos un abrazo para ser felices

Abrazo

El contacto físico no solo tiene que ver con la intimidad de una pareja. Podemos abrazar a nuestros amigos, a nuestros padres, hermanos, abuelos o incluso a desconocidos.

Una vez que conozcas cuáles son los beneficios del abrazo, empezarás a relacionarte de otra manera con quienes te rodean.

Habrá que hacer un cambio de hábitos, ya que en la sociedad actual las muestras de cariño suelen estar mal vistas. ¡Pero son tan bonitas! Tener sentimientos genuinos y que el otro lo sepa es maravilloso.

El abrazo o contacto físico de los bebés con sus madres es vital para que sobrevivan.

Muchos son los casos de niños recién nacidos y puestos en incubadoras que recuperaron sus signos vitales cuando alguien (incluyendo una enfermera o médico) los sacó de la cuna de cristal y les dio un lindo y cálido abrazo.

El sentirse protegidos y amados infunde tranquilidad y quita el estrés permitiendo al cuerpo curarse o trabajar en pos de la salud.

Por el contrario, si el bebé no recibe cariño y no tiene contacto con otros seres humanos, quizás no podrá sobrevivir, por más que se le alimente y se le den medicinas.

Ver también: Los abrazos que nos dan nuestros hijos son regalos para el corazón

¿Cuáles son los beneficios del abrazo?

Cuáles son los beneficios del abrazo

Si bien para cada persona la consecuencia de un abrazo es diferente, hay algunas sensaciones que todos compartimos cuando nos fundimos con el otro de manera sincera.

Por ejemplo, experimentamos una bonita sensación de tranquilidad y relajación. También nos sentimos protegidos y amados.

Basándonos en lo que dice la ciencia, tenemos que explicar que cualquier contacto físico con otra persona (una caricia, un apretón de manos o un abrazo) libera una hormona llamada oxitocina conocida como “la hormona de la felicidad”.

Es automático: sentimos un vínculo con el otro y eso nos hace sentir de maravillas.

También disminuye los niveles de estrés y estamos más tranquilos cuando nos abrazamos. A su vez reduce el dolor, la depresión y la ansiedad.

Fundirse en un abrazo con alguien que queremos mucho en un mal momento se convierte en el aliciente perfecto.

Mientras estamos enlazados parece que los problemas no existen, o que son menores, y los síntomas de cualquier enfermedad o molestia remiten.

Como nos explican en el sitio La Mente es Maravillosa los principales beneficios del abrazo son:

Aumenta la confianza y la seguridad

Esto se debe a que nos sentimos apoyados y protegidos. Por ejemplo, antes de subir al escenario a dar una presentación o rendir un examen, si nos abrazamos con alguien querido el corazón latirá más despacio y los nervios se reducirán.

¡Vale la pena el intento!

Reduce el enojo

Reduce el enojo

Los abrazos sirven como reconciliación y para conseguir “arreglarnos” cuando estamos enfadados.

También logran empatía con alguien que no conocemos bien o que quizás no nos cae muy en gracia.

Mejora el estado de ánimo

Cuando tengas un día pésimo en el trabajo o parezca que los problema te acechan… ¡Abraza a alguien!

Te sentirás más feliz y seguro, con una autoestima elevada y con la capacidad para solucionar cualquier inconveniente.

Si te sientes mal contigo mismo también puedes probar esta medicina natural.

Otros beneficios

Otros beneficios

Como si lo anterior no fuese suficiente, todavía hay más ventajas de abrazar y ser abrazados:

  • Mejora ciertos patrones de conducta en los niños
  • Ayudan a dormir y descansar mejor
  • Aumenta la atención y la motivación
  • Calma el cerebro (esto es ideal para evitar problemas de memoria o de concentración)

En cuanto a las ventajas físicas de los abrazos (que también son muy importantes) podemos decir que:

  • Fortalece el sistema inmunitario, al crear glóbulos blancos.
  • Reduce el riesgo de padecer demencia temprana, porque equilibra el sistema nervioso.
  • Disminuye la presión arterial . Por lo tanto es mucho mejor que comer sin sal.

Te recomendamos leer: Caminar modifica tu cerebro cuando sufres depresión

¿Por qué me cuesta dar un abrazo?

Por qué me cuesta dar un abrazo

Muchas personas, a medida que han ido creciendo, se han formado una especie de coraza o escudo que no les permite expresas sus sentimientos y mucho menos contactar físicamente con alguien más.

Abrazar y ser abrazado es un hábito que no todos tenemos y que, si intentamos desarrollar, quizás nos lleve algo de tiempo.

Cuando nos referimos a un abrazo estamos hablando de varios segundos enlazado con otro ser humano, una actividad que aumenta la temperatura, tranquiliza los latidos del corazón y la respiración y nos hace sentir amados y cuidados.

Para empezar, podemos probar con una caricia o un contacto suave. Luego podremos ir practicando hasta llegar a un abrazo intenso y prolongado.

No te preocupes si al principio te quedas rígido y no te animas a envolver con tus brazos o que los pechos se junten. Piensa en cuántos beneficios tendrás y aportarás con algo tan simple como abrazar.

Ser más afectuoso es algo que se aprende y se adquiere con el tiempo. No hay que asustarse ni sentirse extraño. La “abrazoterapia” es perfecta para curarnos de cualquier mal.

Eso es suficiente como para intentarlo, ¿verdad?

 

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar