Beneficios de salir con los amigos para nuestra salud emocional

Además de ayudarnos a desconectar de los problemas, salir con los amigos nos permite ser más empáticos y nos proporciona a su vez un gran apoyo psicológico

Aprende a mostrarles a tus amigos tus sentimientos, tus proyectos o anhelos más inconfesables. Así podrás disfrutar del aporte de felicidad, del apoyo emocional y de los incontables años de buenos momentos a su lado.

El hombre, por naturaleza, es un ser social. Necesita, como tal, desenvolverse en una sociedad. Con el propio instinto de supervivencia nos aliamos o relacionamos con quienes son más afines a nosotros.

De aquí sale, como por arte de magia, una de la cualidades más bellas en el ser humano: la amistad.

Un apoyo emocional

Amigos

En la amistad entre dos o más personas no hay límites ni reglas escritas sobre cómo deben ser las cosas. No obstante, es muy recomendable buscar tiempo para estar con los amigos como una prioridad.

Salir con los ellos nos nutre el alma, nos confiere soporte anímico, nos regala vitalidad, aporta distensión en nuestra vida y nos sirve para abrir la mente y enfrentar mejor nuestro camino personal.

Por esto, ambas partes deben regar el árbol de la amistad, para que con los años crezca firme este bastón. Lo más probable es que necesitemos apoyarnos en él muchas veces. En este sentido, las tecnologías han ayudado a la comunicación entre las personas ya que, en ocasiones, los avatares de la vida nos hacen vivir a gran distancia.

  • Tenemos que buscar tiempo para tomarnos ese café semanal o llamarnos para contarnos qué tal nos ha ido el día. No hace falta un motivo, no es necesario que sea lógico. Solo hazlo, acércate a tu amigo.

Ver también: No tener amigos es malo para la salud

Una vida más activa

Compartid vuestros gustos en común. Cualquier actividad que os aliente a salir de casa para estar juntos os sumará múltiples beneficios.

No obstante, no debemos olvidar que jamás tenemos que dejar de lado a nuestra familia. Debemos cumplir nuestras obligaciones en el rol que tengamos dentro del hogar.

  • Hay muchas actividades comunes para salir con los amigos: cine, teatro, deportes, viajes, gastronomía, etc. El simple hecho de cambiar tu zona de confort en el día a día puede reducir tu nivel de estrés laboral, despejar tu mente y hacerte, en definitiva, mejor persona.
  • Existen una gran cantidad de actividades para grupos en las que podréis relajaros y pasar momentos inolvidables.

Lo importante es reunirse, crear nuevas historias, anécdotas y sentir que mutuamente cuidamos y nos dejamos cuidar por estas personas tan necesarias que llamamos amigos.

Desarrollar la empatía

Amigos tomando un helado

Tanto la alegría como el dolor que puede experimentar un buen amigo, en muchos casos, se vive como algo propio. Los problemas de los amigos solemos hacerlos nuestros, como si esas buenas o malas situaciones nos pasaran a nosotros mismos.

  • Salir con los amigos nos humaniza, nos hace más sensibles a lo que otros puedan estar sufriendo y, por consiguiente, más empáticos y abnegados.

Nos hace ser, por lo tanto, mejores personas.

Te recomendamos leer: 3 tipos de amistad según Aristóteles

Aprender a llegar a acuerdos

El hecho de salir en un grupo de amigos nos obliga a tomar pequeñas o grandes decisiones en común. Desde algo sencillo, como elegir una película, hasta planear un largo viaje; no siempre vamos a estar de acuerdo o va a ser de nuestro gusto personal lo que otros decidan.

  • Es muy beneficioso aprender a alcanzar acuerdos, a respetar ideas, incluso, contrarias a la nuestra.
  • Compartir experiencias en grupo nos fuerza a ser más flexibles y condescendientes con las opiniones ajenas.

Los amigos, nuestra segunda familia

Los mejores tipos de amigos que podemos tener

Es muy común que los cónyuges e hijos de ambos amigos salgan juntos. Suele ser habitual ver en cafeterías con zonas para niños, cómo los hijos de varios amigos juegan juntos y empiezan a crear su propia amistad.

Como si de una segunda generación de amistad se tratase, los lazos que se generan con los amigos benefician también a nuestras familias. De este modo, también los hace partícipes a ellos.

En definitiva, salir con los amigos sirve para sentir el pulso de nuestra propia vida, para asegurarnos una rutina activa y original, para ser más comunicativos, para saber escuchar a otros y ponernos en su lugar y para lograr una estabilidad emocional.

Con ellos lograremos tener personas incondicionales a nuestro lado que nos ofrecerán lo mejor de sí mismos.

Te puede gustar