Anacardos y almendras: ¿Cuál aporta más beneficios a tu salud?

Daniela Castro 20 abril, 2015
Los frutos secos son un alimento muy saludable, capaces de prevenir y reducir diferentes tipos de enfermedades, además de aportarle valiosos beneficios a la salud y a la belleza.

El consumo regular de frutos secos está asociado a la disminución del riesgo de padecer enfermedades crónicas, problemas de colesterol alto o enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular.

Los anacardos y las almendras son frutos secos muy saludables para incluir en la dieta pero, a la hora de elegir el mejor, cabe destacar que las diferencias entre sus nutrientes.

Cobre

En cuanto al contenido de cobre, los anacardos tienen una importante ventaja sobre las almendras. El cobre es un mineral esencial para nutrir el sistema nervioso, ya que ayuda en la producción de los neurotransmisores, que son sustancias químicas utilizadas para la comunicación nerviosa. Además, el cobre produce energía y mantiene los tejidos conectivos fuertes, lo que contribuye a la producción de colágeno.

  • Anacardos: 622 microgramos de cobre por onza (1 onza = 28 g), equivalente al 69% de la ingesta diaria de cobre recomendada.
  • Almendras: 282 microgramos de cobre por onza.

Similares en calorías, diferentes en fibra

Aceite-de-almendras-propiedades-y-beneficios

Los frutos secos aportan cantidades significativas de calorías, por lo que es recomendado medir las ingestas sin excederse. Una porción diaria de frutos secos debe ser de ⅓  o ¼ de taza.

  • Anacardos: Una porción de 18 unidades contiene 163 calorías.
  • Almendras: Una porción de una onza contiene 22 almendras y aporta 170 calorías. Además, contienen 3 veces más fibra que los anacardos.

Hierro

Los anacardos también contienen más hierro en comparación con las almendras. El consumo de una porción de frutos secos proporciona alrededor del 24% de hierro recomendado para los hombres y el 11% de hierro recomendado para las mujeres según el Instituto de Medicina .

  • Anacardos: 1,9 mg de hierro por onza.
  • Almendras: 1,1 mg de hierro por onza.

Perfil de grasa

Anacardos

Los frutos secos contienen grasas saturadas saludables que pueden ayudar a disminuir el colesterol malo y aumentar la cantidad de colesterol bueno en la sangre, según Harvard School of Public Health.

  • Anacardos: 13 gramos de grasa total por onza. Además, contienen 3 veces más grasas saturadas poco saludables en comparación con las almendras.
  • Almendras: 15 gramos de grasa total por onza. La Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos) recomienda consumir más almendras ocasionalmente y menos cantidad de anacardos.

Fibra dietética

Los alimentos ricos en fibra dietética aportan sensación de saciedad, mejoran la digestión y son claves para las personas que desean bajar de peso. De hecho, la fibra dietética también está relacionada con la disminución de  azúcar en la sangre y también reduce el colesterol y el estreñimiento.

  • Anacardos: 0,9 g de fibra dietética por onza.
  • Almendras: 3,5 g de fibra dietética por onza.

Calcio y zinc

En el caso del calcio, las almendras tienen más ventajas que los anacardos, pues tiene hasta seis veces más contenido. El calcio es un nutriente esencial para los huesos, los dientes y la prevención de diferentes enfermedades. Por su parte, los anacardos contienen hasta el doble de zinc, que es un nutriente recomendado especialmente para las mujeres.

  • Anacardos: 1,6 miligramos de zinc por onza.
  • Almendras: 76 miligramos de calcio por onza.

Vitamina E

Los frutos secos son una fuente significativa de vitamina E, esencial para prevenir el envejecimiento prematuro y mejorar la salud de la piel, el cabello y las uñas.

  • Anacardos: 2% de la dosis diaria recomendada por onza.
  • Almendras: 45% de la dosis diaria recomendada por onza.

Consumir más anacardos y almendras

Almendras

Tanto los anacardos como las almendras son bienvenidos en la dieta, siempre y cuando no se exceda su consumo diario. Como puedes ver, ambos tienen nutrientes muy similares, aunque difieren en las cantidades que le aportan al organismo por cada porción.

Incluir más anacardos y almendras en la dieta es muy fácil y con ello puedes aprovechar todos los beneficios y nutrientes que estos le aportan a la salud. Por ejemplo, puedes agregarle un puñado de anacardos o almendras a tu desayuno, a los jugos o a las ensaladas. También es bueno consumirlas en su estado natural en momentos de ansiedad, ya que ayudan a mejorar el estado de ánimo y aportan sensación de saciedad para evitar la ingesta excesiva de calorías.

 

Te puede gustar