5 beneficios del té de cúrcuma y cómo prepararlo

Angélica Quijano·
21 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
14 Agosto, 2020
La cúrcuma es una especia de color naranja usada en varias preparaciones y popular por los beneficios que representa para la salud. Te contamos más sobre este alimento y cómo prepararlo de la manera correcta.
 

Los beneficios del té de cúrcuma se relacionan al origen de la planta, una herbácea de la familia de las zingiberáceas, a la cual también pertenecen el jengibre y el cardamomo. Este alimento ha ganado mucha popularidad en los últimos años, ya que se le atribuyen varios beneficios para la salud por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Seguro has visto esta raíz con su característico color naranja y te has preguntado para qué sirve o cómo es su preparación. A continuación te contamos cuáles son las bondades de consumirla y cómo prepararla para disfrutar todo su potencial. ¡Anímate!

¿Cuáles son los beneficios del té de cúrcuma?

Son muchos los beneficios que se le atribuyen a la cúrcuma, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Una de las maneras más populares de consumirla es en té. De esta forma, se puede disfrutar su sabor característico y obtener todas las virtudes que te mostramos en la siguiente lista.

1. Contribuye a aliviar los síntomas de la artritis

Uno de los principales componente de la cúrcuma es la curcumina, una sustancia conocida por tener efectos antioxidantes. Aunque las investigaciones en seres humanos todavía están en sus etapas iniciales, algunas evidencias a nivel molecular podrían respaldar sus efectos.

Es el caso de un estudio publicado en Springer Plus, en el que se señala que este elemento podría ser eficaz para reducir el dolor en pacientes con osteoartritis. Esta condición se produce cuando el cartílago que amortigua las articulaciones se deteriora de manera gradual, provocando daños en el hueso.

 
Ingredientes para té de cúrcuma.
Puedes preparar té de cúrcuma con algunos simples ingredientes en tu hogar.

Lee también: 3 remedios con cúrcuma para la artritis reumatoide

2. Ayudaría a prevenir el alzhéimer

Aunque todavía no se conoce la causa específica de esta enfermedad, una publicación del Alzheimer’s Research Center sugiere que la curcumina reduciría la pérdida de marcadores sinápticos y la acumulación de amiloides. Ambos están relacionados con el desarrollo de la patología.

3. Estimula el sistema inmunitario

Otro de los beneficios del té de cúrcuma es que, al parecer, puede ayudar a estimular el sistema inmune. En relación a esto, una revisión publicada en Journal of Clinical Immunology plantea que su consumo tendría resultados positivos para el tratamiento de trastornos autoinmunes.

4. Disminución del colesterol circulante

El colesterol es una sustancia necesaria para que el cuerpo forme células sanas. Sin embargo, tenerlo alto en la sangre aumenta el riesgo de que se formen depósitos en los vasos sanguíneos. Esto hace que se presenten algunas afecciones graves, como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Según un estudio publicado en Nutrition Journal, la cúrcuma y la curcumina mostraron ser efectivas para disminuir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, gracias a su efecto cardioprotector. Además, su consumo ayudó a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en pacientes con esta afección y en alto riesgo.

 

5. Ayuda en el tratamiento de la uveítis

Uveítis es el nombre que se le da a la inflamación y enrojecimiento de la capa intermedia del globo ocular. Aunque su causa principal se desconoce, al parecer, algunos factores como la presencia de ciertos virus o padecer enfermedades inflamatorias podrían tener incidencia en su desarrollo.

La curcumina ha sido utilizada durante años para tratar varias enfermedades, incluidas las inflamatorias. En cuanto a la uveítis, una investigación publicada en Clinical Ophthalmology comenta que este componente de la cúrcuma podría ser coadyuvante en la terapia para mejorar esta condición.

Quizá te interese: Las infecciones más comunes en los ojos

¿Cómo preparar el té de cúrcuma correctamente?

Para preparar esta sencilla bebida en casa y disfrutar de todos los beneficios mencionados, solo necesitas agua, cúrcuma y seguir los pasos que te mostramos a continuación.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (400 ml).
  • 1 cucharadita de cúrcuma (6 gr).
  • Miel (opcional).
  • Jengibre (opcional).

Preparación

  • Vierte las 2 tazas de agua en una olla y ponla en la estufa a fuego alto.
  • Una vez que esté hirviendo, baja la temperatura a fuego medio bajo, añade la cucharadita de cúrcuma y revuelve bien. Si quieres agregar un extra de propiedades y sabor a la bebida, en este paso puedes aplicar 2 rodajas de jengibre.
  • Cocina a fuego lento durante unos 5 a 10 minutos.
  • Cuela el té en el recipiente en el que lo vayas a consumir.
  • Si lo deseas, endulza con miel.
 
Infusión de té de cúrcuma.
Los beneficios del té de cúrcuma se pueden disfrutar en el hogar, realizando la preparación casera de la infusión.

Posibles riesgos y efectos secundarios

Aunque el consumo de cúrcuma se considera seguro en general, existen ciertos efectos secundarios que se podrían presentar si se ingiere en altas dosis. En relación a esto, una publicación de Specialist Pharmacy Center señala que los signos más comunes de intoxicación podrían incluir los siguientes:

  • Estreñimiento, dispepsia y diarrea.
  • Distensión abdominal y dolor de estómago.
  • Reflujo gastroesofágico con náuseas.
  • Heces amarillas.

Por último, vale la pena mencionar que los beneficios del té de cúrcuma no pueden ser considerados, bajo ningún motivo, como un tratamiento para alguna de las condiciones de salud mencionadas en la lista anterior. Por lo que, si tienes alguna duda sobre su consumo, no olvides que lo mejor es consultar con el médico. 

 
  • Allegri, P., Mastromarino, A., & Neri, P. (2010). Management of chronic anterior uveitis relapses: efficacy of oral phospholipidic curcumin treatment. Long-term follow-up. Clinical ophthalmology (Auckland, N.Z.)4, 1201–1206. https://doi.org/10.2147/OPTH.S13271
  • Jagetia GC, Aggarwal BB. "Spicing up" of the immune system by curcumin. J Clin Immunol. 2007;27(1):19-35. doi:10.1007/s10875-006-9066-7
  • Henrotin, Y., Priem, F., & Mobasheri, A. (2013). Curcumin: a new paradigm and therapeutic opportunity for the treatment of osteoarthritis: curcumin for osteoarthritis management. SpringerPlus2(1), 56. https://doi.org/10.1186/2193-1801-2-56
  • Marmitt, Diorge Jônatas, et al. "Revisión sistemática de las plantas de interés para el Sistema de Salud con potencial terapéutico cardiovascular." Revista Cubana de Plantas Medicinales 21.1 (2016): 108-124.
  • Freire-González, Rosa A., and Marlén Vistel-Vigo. "Caracterización fitoquímica de la Curcuma longa L." Revista Cubana de Química 27.1 (2015): 9-18.
  • Chacín, Yemina Josefina Figuera, et al. "Constituyentes químicos de las hierbas y especias: Efectos sobre la salud humana." Revista Científica UDO Agrícola 13.1 (2013): 1-16.