Beneficios y formas de añadir la chía en tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Fabián Avila el 4 enero, 2019
Katherine Flórez · 4 septiembre, 2014
Además de ayudarnos a perder peso, la chía nos proporciona energía, a la vez que aumenta nuestra fuerza y resistencia, y evita la sensación de agotamiento.

Se puede decir que la chía es originaria de México, pues sus civilizaciones la consumen desde antes de la conquista de América, ya que la recolectaban como planta silvestre y la convertían en un alimento básico.

Después de esto, no solamente la utilizaban como alimento, sino también como ofrenda a los dioses y como oleaginosa para producir un aceite base para pinturas corporales.

Esto, a la larga, lograría que la semilla de la chía fuera vital para la economía precolombina. Pero, ¿por qué era tan importante?

Esto se debe básicamente a que esta semilla, en comparación con otros alimentos, tiene valores nutricionales bastante importantes y destacados. Veamos algunos de ellas:

  • Proteínas: 16 g por cada 100 g de semillas.
  • Omega-3.
  • Fibra: 38 g cada 100 g de semillas.
  • Vitamina E: antioxidante natural.
  • Calcio: ideal en la prevención de osteoporosis.

Composición de las semillas de chía

La composición de las semillas de chía por 100 gramos es bastante completa. A continuación, mostramos una imagen donde se encuentran todos sus valores nutricionales:

Chia-Nutricional

Es por esta razón por la que para las culturas precolombinas la chía era un gran alimento. Por esta misma razón, se convierte en un producto natural muy completo que, en lo posible, se debe incorporar a nuestra dieta.

Pero, ¿cómo podemos hacerlo? En este artículo vamos a ver algunas opciones. Aunque, antes, descubriremos algunos de los beneficios de la chía que despertarán nuestra curiosidad por probarla.

Beneficios de la chía

1. Nos aporta energía

La chía es una excelente fuente de energía. Por este motivo, muchas personas que practican deporte con asiduidad la han empezado a consumir.

La razón de que esto sea así, se deben a que es rica en carbohidratos, algo esencial.

Lee: ¿Carbohidratos simples o carbohidratos complejos?

2. Regula los niveles de glucosa

Como bien señalan algunos estudios, consumir chía nos ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre. Eso es sumamente importante.

Las personas que sufren diabetes pueden beneficiarse de este alimento gracias a este segundo de sus beneficios.

Semillas de chía

3. Pérdida de peso

Si lo que buscamos es perder peso, consumir chía puede ser beneficioso. Este alimento mantiene nuestra ansiedad bajo control, ya que logra saciarnos.

Si estamos en una dieta de pérdida de peso, incluir las semillas de chía en ella puede ser esencial.

4. Regula la digestión

Otro de los beneficios de la chía es que nos ayuda a regular nuestra digestión gracias a sus altos contenidos en fibra. Por eso, las personas que sufren estreñimiento pueden beneficiarse de estas semillas.

Descubre: Todo lo que debes saber sobre tu digestión

Formas de consumir chía

Las semillas de chía, por lo general, se pueden aprovechar casi de cualquier manera. Sin embargo compartimos contigo tres opciones ideales para que empieces a introducirla en tu dieta progresivamente.

  • Opción 1: pon las semillas de chía en un bol de agua en remojo. El resultado será un líquido gelatinoso e insípido que se puede mezclar con jugos vegetales o consumir, directamente.
  • Opción 2: estas semillas también se pueden poner a secar y moler después dando como resultado una harina fina con sabor intenso, conocida con el nombre de pinole. Esta se puede preparar como dulce.
  • Opción 3: las ramas tiernas se consumen como verdura cruda o cocida y puede ser usada en ensaladas. Sin duda, es una opción diferente y, a la vez, deliciosa y sana.
Yogur chía

Ahora que ya sabemos lo importante que es añadir este alimento a nuestra dieta y las posibilidades que hay, puede ser positivo darle una oportunidad.

Además, existen increíbles recetas con estas semillas que nos pueden ayudar a innovar en nuestra cocina. El problema es que existen un gran desconocimiento sobre estas semillas, por eso, no sabemos cómo introducirlas en nuestra dieta.

Una recomendación final es que la chía debería consumirse entre dos y cinco cucharaditas al día en sus múltiples combinaciones con otros alimentos. ¿Qué tal si empiezas a añadirla a tus ensaladas o a los yogures?

No es difícil, empezar a introducir este alimento tan saludable en nuestras comidas. Las opciones señaladas son una forma de hacerlo progresivamente hasta empezar a probar otras recetas. Por ejemplo, barritas de chía.

Esperamos que todo lo comentado sobre este alimento te haya animado a empezar a consumirlo. Sin duda, no te va a decepcionar.

  • Coates, W. (2013). CHIA: El incrreíble supernutriente (Vol. 1). Edaf.
  • Gutiérrez Tolentino, R., Ramírez Vega, M., Vega y León, S., Fontecha, J., Rodríguez, L. M., & Escobar Medina, A. (2014). Contenido de ácidos grasos en semillas de chía (Salvia hispanica L.) cultivadas en cuatro estados de México. Revista Cubana de Plantas Medicinales19(3), 199-207.
  • Rovati, A., Escobar, E., & Prado, C. (2012). Particularidades de la semilla de chía (Salvia hispanica L.). EEAOC—Avance Agroind33(3), 39-43.