Beneficios y preparación del té verde

El Secreto del té verde reside en que el agua con el que se prepara no debe llegar a hervir, y la infusión de las hojas no debe superar los tres minutos

Las propiedades del té verde para la salud son innumerables, una de sus más grandes capacidades es la de ser muy eficiente para ayudar a bajar de peso a quien lo consume, pero son pocas las personas que saben la manera correcta de prepararlo, por eso en esta oportunidad vamos a saber exactamente cómo hacerlo y así aprovechar todos sus beneficios.

Los beneficios que nos aporta…

El té verde tiene una gran cantidad de beneficios para la salud, entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • Ayuda en el tratamiento de las infecciones de oído
  • Previene enfermedades como el Parkinson y el cáncer
  • Mantiene la presión arterial bajo control
  • Fortalece el sistema inmune
  • Reduce el riesgo de intoxicación por alimentos
  • Reduce los niveles de colesterol
  • Permite adelgazar
  • Previene las arrugas
  • Aumenta la energía de nuestro cuerpo.

Diciéndolo de una manera bastante sencilla, el té verde es uno de los mejores tés que existen, además es uno de los productos más conocidos en todo el mundo. Sin embargo, no a todas las personas les agrada su fuerte sabor, por lo cual para poder acostumbrarse a beberlo se debe empezar a tomar de a poco.

¿Cómo se debe preparar el té verde con hojas?

Te verde hojas

Para preparar de manera correcta el té verde con hojas vas a necesitar: hojas —una cucharada por cada taza—, un colador, una olla de acero inoxidable, una taza y, por supuesto, agua.

En la olla ponemos a calentar el agua y antes de que hierva se retira. En el colador colocamos las hojas que vamos a utilizar y este lo ponemos sobre la taza en la cual vamos a tomar el té. Posteriormente sobre él dejamos caer el agua caliente, retiramos el colador, dejamos reposar durante tres minutos la preparación y le agregamos miel. De esta manera ya estará listo para beber.

¿Cómo se prepara el té verde con polvo?

Para preparar el té verde con polvo, vamos a necesitar:

  • Cucharadita y media de polvo
  • Una taza de agua caliente sin dejar hervir
  • Edulcorante natural o miel

En el agua caliente se agrega la cucharada y media de polvo, se deja reposar por uno o dos minutos, luego de esto se endulza y se bebe.

Como se puede ver, de una manera bastante sencilla se puede preparar esta bebida saludable, la cual además aporta grandes beneficios a nuestro organismo. Hay que recordar que el secreto está en no dejar hervir el agua, en el caso de que esta llegue a hervir se deja reposar un minuto antes de agregar el té —ya sea en hojas o en polvo—.

Como lo comentábamos anteriormente, debido a su sabor amargo es necesario comenzar a tomarlo poco a poco para ir acostumbrándose, además si tienes en cuenta todos y cada uno de los beneficios que puedes obtener de este producto seguramente te resultará mucho más fácil asimilar su sabor.

Categorías: Recetas saludables Etiquetas:
Te puede gustar