Beneficios y propiedades del perejil

Sebastián Castaño · 16 julio, 2013
Gracias a sus propiedades diuréticas, el perejil ayuda a eliminar toxinas y a depurar los riñones. Podemos incluirlo en nuestras comidas o tomarlo en infusión.

El perejil es una planta herbácea comestible que proviene del mediterráneo y crece muy bien en terrenos rocosos. De hecho, su nombre, Petroselinum sativum, hace alusión a la palabra griega piedra o roca, petrol.

Su consumo data de los tiempos de la Antigua Grecia. Desde entonces, su inclusión en diversas recetas y remedios ha sido una constante. Incluso cabe destacar que, durante la Edad Media, se creyó que tenía poderes mágicos.

Al ser una planta aromática, resulta muy agradable tanto al olfato como al paladar. De allí procede gran parte de su éxito. Lo mejor de todo es que posee múltiples beneficios para la salud. Así lo afirma un artículo de la Revista Académica de Investigación TLATEMOANI, de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y la Unidad Académica Multidisciplinaria Zona Huasteca. A continuación los repasaremos con detalle.

El perejil y sus usos

Cuando se utiliza esta planta, bien sea en la cocina o en la medicina, lo más recomendable es que esté fresca, ya que así conservará sus propiedades intactas. El perejil seco no tiene muchos beneficios en el ámbito medicinal y su aporte nutricional es, más bien, bajo.

En la cocina

Las preparaciones que incluyen una hierba aromática fresca siempre resultan mucho más gustosas; por ello, no es de extrañar que el perejil se emplee a menudo en diversas recetas. Desde pescados fritos hasta caldos de pollo. Aunque hoy en día, su uso se ha extendido tanto que incluso se incluye en batidos y licuados varios.

Tortilla de perejil.

En la medicina

En vista de que el perejil contiene folatos y minerales como calcio, hierro, fósforo y potasio, se utiliza para tratar diversos tipos de afecciones. Por ejemplo, dado su alto contenido de hierro, se recomienda como complemento dietético a las personas que padecen anemia, y también a aquellas que sufren debilidad o cansancio crónico.

El perejil ayuda a realizar una buena digestión, por lo que se recomienda tomar una taza de esta infusión antes de consumir cualquier alimento; de esta manera tendremos una buena digestión y evitaremos espasmos intestinales, digestión lenta y estreñimiento.

Así mismo, sirve como tratamiento natural para limpiar los riñones, ya que esta planta tiene cualidades diuréticas que estimulan la función renal. Por supuesto, esto facilita la eliminación de líquido del organismo y ayuda a desinflamar el área abdominal. Y, al igual que otros diuréticos, se considera que ayuda a favorecer la pérdida de peso.

También es muy utilizado para tratar y mejorar la hipertensión y la osteoporosis, dado que contiene calcio. Aunque, bajo ninguna circunstancia se utiliza el perejil como sustituto de una medicina ni como tratamiento exclusivo para una enfermedad en concreto.

Lee también: Osteoporosis: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

¿Qué otras propiedades se le conocen?

Otra gran propiedad del perejil es que es un gran antioxidante, ideal y muy efectivo para limpiar y rejuvenecer nuestra piel, así como para fortalecer la uñas y el cabello. De hecho, se recomienda para prevenir la caída del cabello.

Hay otra propiedad muy valiosa del perejil. Tiene una gran acción antineurálgica, ya que contiene una sustancia aceitosa llamada apiol, muy utilizada para curar fiebres intermitentes y neuralgias.

Tabla con perejil.

Es muy rico en vitamina C, por lo tanto, también es útil en los tratamientos o regímenes alimenticios que se puedan seguir para prevenir la aparición de problemas cardíacos, cataratas o infecciones. Así pues, fortalece en gran medida el sistema inmunitario al aumentar las defensas.

¿Cómo lo podemos consumir?

Como ya mencionamos, se puede comer crudo en ensaladas, con diferentes verduras o beberse en batidos, en combinación con cualquier fruta. Todo dependerá de nuestros gustos y del tipo de comida que necesitemos o queramos realizar.

También lo podemos preparar en infusión para favorecer la buena digestión y reducir cualquier inflamación, pero sobre todo, la abdominal.

Te puede interesar: Descubre 6 hábitos que te provocan inflamación abdominal

Sin duda, esta hierba aromática no debería faltar en nuestra cocina. Asimismo, vale la pena cultivar nuestro propio perejil en casa para tener siempre una buena reserva. Con unos pocos cuidados podremos tener un pequeño huerto, libre de pesticidas y de otros agentes químicos nocivos para la salud.

El perejil es una planta excepcional cuyas propiedades nos aportan innumerables beneficios y de las cuales nuestros antepasados ya supieron beneficiarse. Conviene aprovecharlo todo lo que podamos tanto en platos como en sus otras aplicaciones.