Benzodiacepinas: ¿qué son y cuáles son sus efectos secundarios?

Daniela Castro 22 mayo, 2018
El uso racional de las benzodiacepinas puede paliar los efectos de la ansiedad, ataques de pánico o insomnio. Sin embargo, debido a su uso irresponsable y prolongado se pueden producir efectos secundarios considerables.

Las benzodiacepinas son medicamentos que forman parte del grupo conocido como tranquilizantes, recomendados en el tratamiento de la ansiedad y el insomnio. Históricamente surgieron para sustituir a los barbitúricos y se han convertido en las drogas de prescripción más consumidas.

Desde su lanzamiento al mercado en los años 60, el público las empezó a reconocer como la solución más efectiva para sobrellevar algunas de las principales patologías psiquiátricas. De hecho, se las comenzó a llamar pastillas para el dolor de la vida y se volvieron parte del día a día de millones de pacientes.

A pesar de que las benzodiacepinas son más seguras que sus predecesoras, no dejan de tener efectos secundarios considerables. Si bien no se puede negar que son eficaces, su ingesta excesiva e indiscriminada acarrea riesgos bastante preocupantes.

¿Qué son las benzodiacepinas?

Las benzodiacepinas son medicamentos psicotrópicos, es decir, actúan sobre el sistema nervioso central. Cuentan con efectos sedantes, ansiolíticos, anticonvulsivos y miorrelajantes  que pueden facilitar la terapia de trastornos como la ansiedad, el insomnio o la epilepsia, entre otros.

Agrupa los fármacos que actúan incrementando el efecto del GABA, un neurotransmisor que se encarga de dar un mensaje inhibitorio a las neuronas para disminuir su actividad. Por ende, las benzodiacepinas sirven como un “freno” para el sistema nervioso central en caso de hiperactividad.

Principales usos de las benzodiacepinas

Las benzodiacepinas son medicamentos que solo se pueden consumir bajo prescripción médica. Si bien se pueden combinar con antidepresivos y antipsicóticos, es de vital importancia que sea un especialista quien los recete y controle las dosis para cada caso particular. Así pues, los principales usos de este medicamento incluyen:

  • Control de los estados de pánico
  • Reducción de la ansiedad
  • Alivio del insomnio
  • Apoyo para la abstinencia alcohólica
  • Complemento para la epilepsia
  • Mediador para la desintoxicación de otras drogas
  • Alivio del dolor quirúrgico
  • Relajante muscular

Tipos de benzodiacepinas

Dósis mortal de los fármacos.

El término benzodiacepinas puede sonar extraño para muchas personas. Sin embargo, cuando se habla de las mismas por sus nombres genéricos, de inmediato algunos las identifican como su tratamiento o el de algún familiar. Por lo general estos fármacos se clasifican de acuerdo a la duración de su efecto en el organismo.

Duración reducida (entre 1 y 1,5 horas)

  • B-rotizolam
  • N-fidazolain

Duración corta (entre 5 y 20 horas)

  • Alprazolam
  • Lormetazepam
  • Lorazepam
  • Oxacepam

Duración intermedia (entre 20 y 40 horas)

  • Clonazepam
  • Bromazepam
  • Flunitrazepam
  • Nitracepam

Duración prolongada (entre 40 y 200 horas)

  • Clobazam
  • Clorazepato
  • Clordiazepóxido
  • Diazepam
  • Fluracepam
  • Medacepam
  • Pinacepam
  • Clotiacepam
  • Pracepam

Efectos secundarios de las benzodiacepinas

El desconocimiento de los efectos secundarios de estos medicamentos, además de su sobreuso, está influyendo en su consumo extendido e indiscriminado. Lo más preocupante es que muchos los confunden con antidepresivos y fármacos de acción similar. Si bien son efectivos, su uso prolongado produce dependencia.

Quienes reciben el tratamiento sienten una fuerte sensación de alivio sobre los síntomas de su problema. Su trastorno emocional es más llevadero y desaparecen, por ejemplo, las dificultades de sueño. Pero como todo, tiene un precio, tomarlos por más de 4 o 6 semanas acarrea más riesgos que beneficios.

Efectos secundarios comunes

somnolencia

  • Sensación de cansancio y somnolencia
  • Mareos, confusión y falta de equilibrio
  • Trastornos del habla
  • Debilidad muscular
  • Estreñimiento y náuseas
  • Visión borrosa
  • Boca seca

Efectos progresivos sobre la memoria

Las benzodiacepinas disminuyen de manera considerable la capacidad para almacenar información nueva. Ahora bien, su consumo prolongado resulta mucho más agresivo para la memoria, pues interfiere en importantes procesos cognitivos: afecta la concentración, reduce la capacidad de resolver problemas, impide relacionar ideas, etc.

Reacciones paradójicas de las benzodiacepinas

Las reacciones paradójicas en un fármaco son aquellos resultados opuestos a lo esperado. En el caso de las benzodiacepinas, los pacientes pueden experimentarlas cuando llevan varios meses o años tomando la medicación. Los síntomas incluyen:

  • Aumento de la ansiedad
  • Sentimientos de irritabilidad o enfado
  • Agitación y alucinaciones
  • Sensación de melancolía
  • Indiferencia de su entorno
  • Depresión y cambios de personalidad
  • Sensación de que su entorno no es real
  • Psicosis y pensamientos suicidas

Efectos secundarios en los más mayores

Algunos médicos de atención primaria suelen prescribir benzodiacepinas de duración corta para el control del insomnio en pacientes mayores de 60 años. Sin embargo, a pesar de que es un procedimiento común, algunos estudios advierten de los efectos nocivos de estos tratamientos en edades avanzadas. Su consumo puede causar:

  • Alteraciones cognitivas
  • Mayor riesgo de caídas
  • Mayor probabilidad de sufrir accidentes de tráfico
  • Riesgo de desarrollar demencia

Entonces… ¿Es conveniente ingerir benzodiacepinas? La respuesta es muy simple: su uso debe ser racional y solo se deben tomar bajo prescripción médica.  Por eso, tanto los médicos como los pacientes deben ser conscientes de los riesgos que implica su consumo prolongado.

Bibliografía

Te puede gustar