Berenjenas al horno con verduras. 2 recetas

Aunque hay quien prefiere retirar la piel de las berenjenas es importante destacar que es la parte que más fibra contiene, por lo que conviene incluirla en nuestra receta

Las berenjenas al horno es un delicioso plato, sabroso y muy fácil de hacer. Te damos dos recetas muy sencillas con las que quedarás encantado y sorprenderás a tu familia o invitados.

Berenjenas al horno rellenas de verduras

Esta receta de berenjenas al horno te llevará muy poco tiempo, pero el resultado es delicioso. Y además, es muy saludable. Te la explicamos cómo hacerla.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 berenjena mediana por persona
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 100 g de champiñones
  • 1 zanahoria
  • Tomate rallado o tomate triturado de lata
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta molida
  • Queso rallado, parmesano, manchego, emmental o especial para fundir

Modo de preparación

Fuente de berenjenas al horno

  • Parte las berenjenas por la mitad. Hazles después un corte y cuécelas en una olla con abundante agua o al horno a 180º durante unos 25 minutos.
  • Haz un sofrito con las verduras picadas y con la pulpa cocida de la berenjena.
  • Rellena las berenjenas, esparce el queso rallado y, finalmente, gratina en el horno durante 10 minutos aproximadamente.

Lee también: 5 remedios con berenjenas que te gustará saber

Variantes de la receta

Si quieres darle un toque diferente a esta receta, puedes hacerlo de varias formas. Estas son algunas de ellas:

  • Añade junto al queso rallado una provenzal. Se hace con pan rallado, ajo machacado y perejil o albahaca. Se esparce sobre la berenjena, se le añade unas gotitas de aceite de oliva, el queso rallado y al horno. Una provenzal más nutritiva es con pan rallado integral o multicereales.
  • Puedes sustituir el tomate triturado por una cucharada o dos de nata para cocinar, o incluso añadirle la nata al sofrito de verduras y tomate. Le da un toque mucho más suave.
  • Otra opción es rellenar las berenjenas con tan solo una verdura. Para ello haces el sofrito con cebolla y champiñones,  calabacín o cualquier otra verdura que quede bien con la berenjena, luego le incorporas el tomate o la nata.

Otra receta de berenjenas al horno con verduras

Berenjenas cortadas

Otra receta totalmente diferente es hacer un asado de berenjenas con verduras. También es muy sencilla y el resultado te encantará. Esto es lo que tienes que hacer:

  • Corta en trozos grandes las berenjenas, además de cebollas, pimiento rojo y verde, champiñones enteros y tomates cortados por la mitad.
  • Aromatiza con orégano. Puedes usar tomillo, albahaca o laurel, según tus preferencias.
  • Añádele un chorro de aceite de oliva virgen extra y mételas al horno unos 45 minutos. Lo mejor es que las vigiles de vez en cuando o les des la vuelta hasta que estén listas.

También puedes asar las berenjenas junto a patatas envueltas en papel de aluminio. Las patatas tardan algo más, en torno a una hora u hora y media. Puedes pincharlas con un palito de vez en cuando para ver cómo están.

Prueba estas 3 recetas con verduras de temporada

El mejor acompañamiento de las patatas y las verduras es un alioli casero. Y es muy fácil de hacer, presta atención:

  • Pon un vasito de leche, mejor a temperatura ambiente, 2 vasitos de aceite de girasol (el aceite de oliva le da un sabor más fuerte), 1 ajo, sal y un puñado de perejil.
  • Mantén la batidora sin moverla, es el secreto para que te salga el alioli perfecto.

También puedes acompañar estas berenjenas al horno con unas buenas chuletas de cerdo, pechugas de pollo a la plancha o un entrecot de ternera. Todos son los perfectos aliados de este plato.

Ideas para acompañar las berenjenas al horno

Semifrío de café

Almuerzo o cena a la italiana

Las berenjenas rellenas son un plato típico de la gastronomía italiana, una variante de la moussaka griega. Si quieres sorprender a tus invitados con un almuerzo o una cena típica italiana, y teniendo como plato principal las berenjenas al horno, te damos algunas ideas.

  • Pon vino lambrusco. Es típico de Italia, muy fácil de encontrar en casi todos los supermercados y, además, muy barato.
  • Prepara unos antipasto: son los entremeses típicos italianos. Una receta sencilla es a base de latas de pescado en conserva. Prepáralos en platos pequeños bonitos. Prepara también unos huevos duros con un chorrito de aceite de oliva y pimientos morrones. Sirve todo en una bandeja grande.
  • Si vas a recibir a invitados hambrientos, el colofón final va a ser un buen tiramisú y un capuchino casero.

Hacer un capuchino es fácil. Solo tienes que mezclar la leche con una cucharadita de vainilla en el fuego y batir con varilla hasta obtener espuma. Sirve el café, añade la leche y encima la espuma con una cuchara. Pon un tubito de canela y listo. También puedes espolvorear canela y azúcar en polvo por encima. ¡Triunfarás!