Besitos de Santa Clara

Aunque se tarda poca más de una hora en tener la receta lista conviene que dejemos reposar los dulces al menos doce horas. También podemos conservarlos en el congelador

Los besitos de Santa Clara es una receta original del convento de Santa Clara de Repariegos (en la provincia de Segovia). Este postre consiste en dos bollitos con crema en medio y cubiertos con coco rallado.

Aunque la receta es un poco complicada, sobre todo la parte de la crema pastelera, estos dulces son ideales para invitar a tus amigos (o a tu suegra) a tomar café y obsequiarles con algo ligero y delicioso. A continuación te la detallamos paso a paso.

Receta de los besitos de Santa Clara

En primer lugar, esta receta es tu oportunidad de demostrar tus dotes pasteleras a la hora de hacer la crema, una de las pruebas clave de la repostería. Así que anímate a preparar esta receta de besitos de Santa Clara y verás que vas a lograr sorprender a todos.

Ingredientes:

Para la crema pastelera:

  • 4 huevos
  • 2 tazas de nata líquida o leche entera (500 ml )
  • 6 cucharadas de azúcar (90 g)
  • 2 cucharadas de Maizena (20 g)

Para los besitos de Santa Clara:

  • 2 tazas de crema pastelera (500 ml)
  • 1 huevo grande
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (45 ml)
  • 5 cucharadas de leche (75 ml)
  • 5 cucharadas de azúcar (75 g)
  • 2 tazas de harina (250 g)
  • 4 papelillos de gaseosa o 1 sobre de levadura en polvo (10 g)
  • Coco rallado
  • Almíbar de hebra floja o leche con azúcar
ingredientes dulce

Utensilios:

Para la crema pastelera:

  • Varillas manuales
  • 1 cazo
  • 1 bol pequeño

Para los besitos de Santa Clara:

  • 1 bol
  • Varillas manuales
  • Manga pastelera
  • Bandeja de horno
  • Papel de horno
  • 1 cazo
  • 1 bol

Preparación:

De la crema pastelera:

  • En primer lugar, en un cazo, batir bien los huevos con el azúcar.
  • Después, diluir la Maizena con una parte de la nata (o leche) y mezclarlo bien con los huevos, hasta que quede una mezcla uniforme.
  • A continuación, añadir el resto de la nata y llevar al fuego removiendo para que no se pegue, hasta que se forme una crema espesa.

De los besitos de Santa Clara:

  • Para empezar, en un bol, batir los huevos con el azúcar hasta que se forme una mezcla de color blanco.
  • A continuación, añadir el aceite de oliva junto con la leche y la harina y batir bien para incorporarlo y que no queden grumos.
  • Después, añadir la levadura o las gaseosas mezcladas.
  • Mezclarlo todo hasta que quede una masa uniforme.
  • Precalentar el horno a 180 ºC.
  • A continuación, meter la mezcla en una manga pastelera e ir colocando pequeños montones de masa en una bandeja de horno ya forrada con papel vegetal, procurando que todos sean más o menos del mismo tamaño.
  • Mientras tanto, hacer el almíbar y dejarlo templar, o calentar la leche con el azúcar hasta que se disuelva. Dejarlo que se enfríe a temperatura ambiente.
  • Después, cuando los bizcochitos estén hechos, colocar sobre la mitad de ellos un poco de crema y colocar la otra mitad por encima presionando un poco mente hasta que la crema llegue a los bordes.
  • A continuación, mojar los bizcochitos en el almíbar y rebozarlos en el coco rallado.
  • Por último, dejarlos reposar en el frigorífico de un día para otro para que se asienten.

Datos de interés:

Besitos de Santa Clara
Besitos de Santa Clara
  • Dificultad: media
  • Tiempo de preparación de la crema: 20 minutos
  • Tiempo de preparación de los bizcochos: 45 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Tiempo de reposo en el frigorífico: 12 horas
  • El almíbar de hebra floja se hace mezclando en un cazo a fuego lento agua y azúcar a partes iguales y añadiendo una copita de vino dulce. Después, remover y calentar hasta que hierva. Tener hirviendo durante 5 minutos antes de retirarlo del fuego.
  • No obstante, una forma de sustituir este almíbar es con leche caliente, en la que se ha disuelto azúcar, que le da la misma consistencia a la receta y un sabor un poco más suave.
  • Para acabar, los besitos de Santa Clara se conservan muy bien congelados en una bolsa hermética, así que se pueden hacer muchos y congelar parte. Además, para consumirlos solo habrá que sacarlos unas horas antes del congelador y dejar que se vayan calentando a temperatura ambiente o en la nevera.