El bicarbonato de sodio para bajar de peso

El bicarbonato de sodio tiene propiedades digestivas que favorecen la depuración de desechos, combaten el tránsito intestinal lento y nos permiten conseguir un abdomen más delgado y liviano

El bicarbonato sódico es uno de los productos de origen natural que pueden servir como complemento para adelgazar. Si bien ha ganado fama por otras aplicaciones en la medicina y el hogar, desde hace algunos años se utiliza para ayudar a tratar el sobrepeso.

Como ocurre con cualquier otro ingrediente natural, sus efectos varían en cada organismo y no son precisamente milagrosos. Lo que ocurre es que, debido a sus propiedades, puede servir para impulsar los procesos que ayudan a eliminar esos kilos de más.

¿Por qué se considera tan saludable? ¿Cómo se utiliza para ayudar a bajar de peso? Teniendo en cuenta que muchos están interesados en aprovecharlo, a continuación te mostramos sus principales beneficios y las formas de consumirlo.

¿Qué es el bicarbonato sódico?

La mayoría de personas han utilizado bicarbonato sódico en algún momento de su vida. Es un polvo de color blanco, que se encuentra en la naturaleza o que se produce artificialmente, cuya fórmula química es NaHCO3.

  • Desde la antigüedad se ha utilizado en la industria de la panadería y todo lo que necesite leudado, ya que actúa como agente fermentador, ayudando a aumentar el volumen de la masa.
  • Además, posee varios fines medicinales, cosméticos y de limpieza, puesto que cuenta con sustancias de acción antimicrobiana, antioxidante y emoliente.
  • Se combina con facilidad con otros ingredientes naturales y es un complemento perfecto para quienes buscan adelgazar.

Lee también: 7 aportes del bicarbonato de sodio para un cabello saludable

¿Por qué es bueno utilizar bicarbonato sódico para bajar de peso?

El bicarbonato sódico está vinculado con la reducción de peso y una dieta alcalina.

El bicarbonato de sodio es uno de los suplementos naturales dentro de la popular dieta alcalina. Se recomienda como aliado para reducir medidas y eliminar grasa, ya que sus compuestos pueden ayudar a combatir la acidez corporal, que influye en el aumento de peso. En un organismo ácido el músculo se quema y hay mayor tendencia a acumular grasa.

Además, el bicarbonato sódico posee otras propiedades muy importantes:

  • Al ayudar a regular el pH del cuerpo, promueve la oxigenación celular y protege la masa muscular.
  • Sus beneficios también se atribuyen a su acción digestiva, dado que controla la producción excesiva de jugos ácidos y el tránsito intestinal lento.
  • Así, al contribuir en la eliminación de los desechos, es idóneo para tener un abdomen más liviano y delgado.

Cómo consumir bicarbonato de sodio para bajar de peso

Las propiedades del bicarbonato de sodio de pueden aprovechar con distintas recetas que pueden ayudarnos bajar de peso. Aunque es válido tomarlo por sí solo, hay muchos más beneficios cuando se combina con otros ingredientes útiles para adelgazar.

1. Bicarbonato sódico y limón

El bicarbonato sódico, mezclado con limón, llega a ser de un buen complemento en la reducción de peso.

 

Las propiedades alcalinas del bicarbonato sódico se potencian con el prodigioso zumo de limón, un ingrediente que se ha utilizado para ayudar a desintoxicar el organismo, así como para mejorar la digestión.

Esta combinación de productos que ayudan a adelgazar puede ser útil para proteger el cuerpo contra los efectos de las toxinas y, a su vez, también para estimular las funciones del sistema linfático.  Sigue los siguientes pasos para preparar esta bebida:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico (3 g)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)

Preparación

  • Vierte el bicarbonato sódico y el zumo de limón en un vaso de agua tibia.
  • Mezcla bien y espera que pase el efecto efervescente.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida en ayunas, todos los días.

Visita este artículo: 7 formas de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural

Bicarbonato sódico y zumo de pomelo

El pomelo es una de las frutas cítricas más utilizadas como aliadas para quemar grasa. Además, es baja en calorías, contiene fibra, y sus compuestos antioxidantes ayudan a depurar el cuerpo.

En conjunto con el bicarbonato brinda un suplemento contra el sobrepeso, no solo porque puede favorecer la descomposición de grasa, sino porque tiene un efecto saciante. Apunta la siguiente receta de bicarbonato y pomelo:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico (3 g)
  • ½ vaso de zumo de pomelo (100 ml)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Combina el bicarbonato sódico con medio vaso de zumo de pomelo.
  • Vierte la mezcla en una jarra y aclárala con medio vaso de agua.

Modo de consumo

  • Toma un vaso de bebida en ayunas, mínimo 3 veces a la semana.

Bicarbonato sódico y vinagre de manzana

Mezclar vinagre de manzana con bicarbonato sódico puede ser un buen aliado para bajar de peso.

La mezcla de bicarbonato sódico con vinagre de manzana es ideal para regular el pH del organismo cuando la dieta es demasiado ácida y cargada en grasa.

La asimilación de estos ingredientes ayuda a mejorar el proceso digestivo y disminuir la formación de depósitos de grasa en zonas problemáticas como el abdomen. Te mostramos cómo hacer el preparado:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico (3 g)
  • ¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en una jarra y mézclalos con una cuchara de madera para que se integren bien.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida todos los días, 30 minutos antes del desayuno.

¿Aún no has utilizado bicarbonato en tu dieta? Si estás tratando de bajar de peso, no dejes de aprovechar estas interesantes propiedades.