¿Qué es la biopsia líquida?

17 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Una biopsia líquida puede ser cualquier fluido biológico, como la sangre, orina o líquido pleural, en los cuales se puede determinar un biomarcador. Es una técnica con algunas ventajas sobre la biopsia convencional y tiene mucha utilidad para el seguimiento de los pacientes oncológicos.

La biopsia líquida es un método de caracterización de un tumor que también se conoce bajo el nombre de «test de biomarcadores basado en sangre». Hasta ahora, el único método que había para determinar el tipo de tumor era la biopsia de tejido. Sin embargo, la biopsia en tejido presenta una serie de limitaciones que impulsó al desarrollo de nuevas técnicas menos invasivas como es la biopsia líquida.

Este tipo de de método busca, cuantifica y caracteriza las células tumorales, así como el ADN de sus núcleos o fragmentos del ADN en la sangre circulante de pacientes con algún tipo de cáncer. El objetivo más buscado es contar las células tumorales en la sangre para predecir la supervivencia. A mayor número de células tumorales, peor pronóstico. Este tipo de método se aplica en el cáncer de mama, próstata, colon, recto y pulmón, entre otros.

Una biopsia líquida puede ser cualquier fluido biológico, como la sangre, orina o líquido pleural. En estos líquidos se puede determinar un biomarcador, que al igual que en una biopsia de tejido, es representativa del tejido en el que ese biomarcador se ha producido.

Limitaciones de la biopsia de tejido

biopsia líquida

Tal y como hemos mencionado, la biopsia de tejido, a pesar de ser uno de los mejores métodos para determinar las características de un tumor, presenta una serie de inconvenientes a la hora de llevarla a cabo. En primer lugar, exige tener una muestra de tumor, por lo que se trata de una técnica invasiva al requerir una pequeña cirugía, lo que es incómodo para el paciente.

Como todas las cirugías, puede ser que no sea una opción adecuada para ciertos pacientes en situaciones delicadas o en fases avanzadas de la enfermedad. Otra limitación es que el tejido seleccionado para la biopsia puede no ser el más ilustrativo o relevante para la valoración integral del tumor, y los resultados pueden tardar varios días en llegar.

Por otro lado, la biopsia de tejido solo permite conocer el estado mutacional del tumor en un momento concreto, por lo que para hacer seguimiento se debería someter al paciente a varias cirugías a lo largo del desarrollo de su enfermedad. Además, si la muestra que se extrajo en un primer momento es de hace mucho tiempo y en otro periodo de la enfermedad, podría no ser la mejor opción para decidir la primera línea de tratamiento del paciente.

Una última limitación es que dependiendo de la localización del tumor, es posible que en ocasiones no sea posible realizar una biopsia.En esos casos viene al rescate la biopsia líquida con sus ventajas.

Ventajas de la biopsia líquida

La biopsia líquida ofrece la ventaja de detectar mutaciones en ciertos tumores de forma rápida, sensible, cómoda y fiable tanto para el paciente como para el oncólogo. También permite detectar mutaciones en el ADN que se encuentra en la sangre y determinar cuál es el mejor tratamiento dentro de las opciones disponibles.

Además, se trata de una técnica mucho menos invasiva que la biopsia convencional. Se realiza con una mera extracción de sangre y se aplican avanzadas y ultrasensibles técnicas de análisis, como por ejemplo la tecnología BEAMing.

Al requerir solamente una extracción de sangre, la biopsia líquida puede llevarse a cabo sin afectar al bienestar. Además se hace más accesible a un mayor número de pacientes que la biopsia de tejido. Este hecho supone la posibilidad de obtener datos de la enfermedad en tiempo real.

Por último, mencionar que la biopsia líquida es representativa de todo el tejido tumoral, no solo de una parte como ocurre con la biopsia de tejido. También permite hacer un seguimiento de la enfermedad a través del tiempo, lo que era una limitación con la biopsia tradicional.

Lee también: El diagnóstico genético preimplantacional

¿Cuándo se debe realizar la biopsia líquida?

Donación de médula ósea

La biopsia líquida está indicada cuando en la biopsia de tejido inicial no se obtuvo suficiente tejido. Otra indicación es cuando el tumor está localizado en un lugar de difícil acceso. Algunas de estas localizaciones dificultosas son:

  • Cerebro.
  • Hueso.
  • Pulmón.

También se debe realizar cuando el paciente no está respondiendo al tratamiento y cuando el paciente se niega a someterse a una biopsia convencional adicional.

Descubre: ¿Qué son los marcadores tumorales?

Conclusión

La práctica de la biopsia líquida es un método muy útil que puede sustituir a la técnica invasiva que se ha realizado hasta el momento. Presenta muchas ventajas frente a la biopsia convencional. Sin embargo, todavía se está estudiando para poder sacarle más provecho.

  • Barcat, J. A. (2015). Biopsia líquida. Medicina (Argentina).
  • Silva, A. S. F. da, Cavichio, M. W. E., Machado, A. L., Tokura, E. H., Andrade, L. E. C., Lázari;, C. dos S., … Carvalho, M. H. B. de. (2017). Biópsia líquida. Fleury Medicina e Saúde. Revista Medica: N: 5 Edição 2 ;2017.
  • Salinas Sánchez, A. S., Martinez Sanchis, C., Gimenez Bachs, J. M., & García Olmo, D. C. (2016). Biopsia líquida en cáncer. Actas Urologicas Espanolas. https://doi.org/10.1016/j.acuro.2015.06.008